Primera reunión de los Reyes y el presidente de Estados Unidos en la Casa Blanca

Letizia y Melania no defraudan: el duelo de estilo del año cumple las expectativas

El encuentro más esperado ya se ha producido. Los Reyes de España han visitado a Donald y a Melania Trump en una cita llena de glamour.

Letizia y Melania
Los Reyes a las puertas de la Casa Blanca / EFE

Lo estábamos esperando y no ha defraudado. Los Reyes de España han visitado este martes la Casa Blanca para poner la guinda a su tour por Estados Unidos, una gira que les ha llevado a Nueva Orleans y San Antonio (Texas) antes de recalar en la residencia del presidente Donald Trump. Esta cita estaba marcada en rojo en el calendario y la imagen ya está dando la vuelta al mundo, ya que era la primera vez que los soberanos se veían las caras con el polémico magnate.

Pero las miradas también estaban puestas en sus esposas, dos de las damas mejor vestidas del mundo a las que se analiza con lupa cada vez que tienen una aparición pública. Letizia y Melania frente a frente, un duelo de estilo por todo lo alto que ha estado a la altura de lo esperado, pues ambas han lucido perfectas para la ocasión. Si bien Melania ha arriesgado más que la Reina, mientras que ésta ha preferido optar por un look más sencillo para dejar todo el protagonismo a la reunión bilateral entre España y Estados Unidos.

La esposa de Donald Trump ha elegido para la especial ocasión un vestido estilo años 60 de estampado de flores blancas bordadas sobre un fondo que mezclaba colores verdes y tierra. Lo ha ceñido a la cintura con un cinturón blanco y ha completado el estilismo con unos stilettos del mismo verde que el vestido. Este tipo de vestidos son los más utilizados por Melania y los que mejor le sientan, de ahí que haya ido a lo seguro para su cita con Letizia.

Letizia
Los Reyes de España junto a Donald y Melania Trump / EFE

Letizia, sobria pero elegante

Por su parte, doña Letizia ha elegido un vestido de corte recto entallado en color rosa -su color fetiche este verano- sin mangas y con botones en la parte de la cintura. También ha usado cinturón, en este caso plateado, para darle el toque especial al vestido, con el que ha querido hacer un guiño a Estados Unidos y a sus anfitriones.

Se trata de un vestido de Michael Kors, firma estadounidense que la Reina no suele llevar, por lo que este estreno lo había guardado especialmente para su visita a la Casa Blanca y tener así un detalle con el país que les ha acogido estos días. La Reina sabe que sus estilismos son analizados al milímetro, de ahí que haya hecho esta elección para su último día en Estados Unidos, el más importante. Como complementos, se ha decantado por la misma cartera de mano y los stilettos rosas que llevó en su primer día en Nueva Orleans con el vestido rosa de Carolina Herrera.

Letizia y Melania
La llegada de los Reyes a la Casa Blanca / EFE

Así, doña Letizia se despide de Estados Unidos con su look más sobrio, aunque igualmente elegante. Si en los actos en Nueva Orleans y San Antonio se ha decantado por estilismos repletos de color y con cortes especiales, para la reunión de este martes ha preferido utilizar una prenda más discreta -a pesar del potente color- para dejar el protagonismo de la jornada a la importante reunión que mantendrán el Rey Felipe VI con Donald Trump.

En cualquier caso, este primer encuentro entre Letizia y Melania ha estado a la altura de las expectativas. Ambas han demostrado que, en cuestiones de estilo, son unas expertas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios