Miércoles, 19.12.2018 - 05:31 h
El sector en España factura más de 400 millones al año

¿Qué es la 'slow fashion'? Estas son las marcas españolas que lideran el cambio

La moda está inmersa en un momento de cambio ante las demandas de los consumidores de prendas menos contaminantes y respetuosas.

Moda sostenible
España reúne numerosas firmas que han nacido de una forma respetuosa con el medio ambiente / Pixabay

El sector de la moda mundial sigue con su expansión aupado por los 'millennials' y las nuevas tecnologías, que han potenciado el consumo tras el bache de la crisis. Ahora, esta industria camina a paso firme y con buenas previsiones. Se espera que este año la moda crezca entre un 3,5% y un 4,5%, hasta alcanzar una cifra de ventas por valor de 2,1 billones de ventas, según la consultora Business of Fashion y McKinsey & Company.

En este entorno, España vive su particular travesía por el desierto, ya que la climatología está afectando al ciclo de ventas del textil, pues el hecho de que los inviernos y veranos sean cada vez más largos está dando al traste con las colecciones de primavera y verano. El pasado año, las ventas cayeron un 3,2%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el primer descenso desde 2012. Si bien un nuevo horizonte se dibuja en la industria de la moda española que podría darle el empujón que requiere.

Se trata de lo que se ha dado a conocer como 'slow fashion', o moda sostenible, una forma de crear ropa que aboga por el respeto al medio ambiente y también a la sociedad, garantizando condiciones justas a los trabajadores del sector y empleando materiales que no dañen a la naturaleza. Porque la industria textil es la segunda más contaminante del mundo, solo superada por la petrolera, siendo responsable de la emisión de 850 millones de toneladas de CO2 al año.

Este 'slow fashion' nace como contrapunto al 'fast fashion', esa moda de usar y tirar que han potenciado las cadenas 'low cost', cuyo ritmo de producción -80.000 prendas al año- causa que se pierden más de 420.000 millones de euros de valor cada año debido a la subutilización y falta de reciclaje en la industria. Porque el 97% de las materias que utiliza la industria son vírgenes, por solo un 3% de recursos reciclados, ya que estos últimos son más costosos de obtener. 

Todo ello genera una cadena que necesita una mano de obra barata y rápida, y ahí entran en juego las empresas subcontratadas en países del tercer mundo, algo que quedó patente con el derrumbe del edificio Rana Plaza en Bangladés hace unos años, donde se alojaban fábricas de ropa en las que trabajaban más de 5.000 personas en condiciones infrahumanas produciendo para firmas como Primark, Inditex o H&M. Murieron cerca de 1.200 personas, una tragedia que sacó los colores al mundo del 'low cost' y que generó una nueva mentalidad en torno a la moda que se ha traducido en una explosión de nuevas firmas que tienen la sostenibilidad por bandera. Y España es uno de los países donde más creadores están apostando por esta nueva forma de crear moda.

Mireia Playá

Esta catalana está triunfando en el sector zapatero gracias a sus modernos y éticos diseños de origen vegano. Porque Mireia Playá, que fundó la empresa junto a su padre, Josep Playá, que trabajaba en este sector, confecciona sus zapatos con materiales alternativos a la piel o a los derivados del petróleo. La joven, que también es vegana con su alimentación, no concebía iniciar una firma que fuera en contra de sus principios, de ahí que prefiriera apostar por diseños algo más rústicos o menos en tendencia y gastar más en materiales para no atentar contra el medio ambiente. Poco a poco, su marca va haciéndose un hueco en multitud de armarios nacionales e internacionales. Esta filosofía se traduce en su precio, que huye del 'low cost' y, de media, se mueve por encima de los 100 euros cada par de zapatos.

Mireya Playá
Los zapatos 'veganos' de la firma / Mireya Playá

Ecoalf

Es de las marcas pioneras en sostenibilidad en nuestro país. Una empresa que nació en 2008 como respuesta al desperdicio de recursos sistemáticos de la industria de la moda. Así, su fundador, Javier Goyeneche -que ya antes había creado Fun&Basics-, levantó Ecoalf desde cero, firma que han lucido desde 'celebrities' a miembros de la realeza, como la Reina Sofía, quien se puso uno de sus famosos plumíferos para visitar al Rey Don Juan Carlos en su último ingreso hospitalario. Entre los materiales que usa Ecoalf destacan el café, la lana y el algodón reciclado y las botellas de plástico que recoge del mar, así como redes de pesca que sus ingenieros convierten en materiales de alta tecnología para la ropa. Así, sus precios van desde los 50 euros de sus camisetas hasta los más de 200 euros que puede costar un plumífero.

La Reina Letizia junto a Doña Sofía
La Reina Sofía con su plumífero de Ecoalf junto con la Reina Letizia//EFE

Bohodot

Una firma interesante de cara al verano es Bohodot, marca de ropa de baño que desde Barcelona que apuesta por el tejido y la mano de obra 'made in Spain', de modo que su sostenibilidad se centra en el apartado social, apoyando a la industria local y la artesanía. Además, se trata de diseños personales y únicos con los que te puedes asegurar de no cruzarte con nadie en la piscina o la playa que lleve tu traje de baño. Sus bañadores alcanzan los 80 euros y los bikinis completos alrededor de 50 euros.

Bañador Bohodot
Diseño de Bohodot / Bohodot

Mimico

La moda infantil también es sostenible. Prueba de ello es Mimico, una marca gallega que tiene como filosofía base contribuir a preservar los recursos naturales del planeta, para lo que utiliza fibras naturales, como el algodón orgánico y las fibras recicladas, entre ellas el PET (poliéster proveniente del reciclado de botellas de plástico). Igualmente, apuesta por la industria local para garantizar unos salarios justos. Sus colecciones van desde los 0 a los 6 años y los precios se mueven entre los 40 y los 60 euros por sus camisas, vestidos o abriguitos.

Mimico
Vestido de la firma / Mimico

Andrea Martínez

Esta catalana puso en marcha su negocio en 2003 con el objetivo de hacer sentir a sus clientas femeninas, elegantes y cómodas con su ropa. Su modelo de negocio se basa en pequeñas colecciones que puede producir en talleres de su tierra, de modo que el impacto social y medioambiental está controlado. Destaca por un estilo muy 'lady' y colorido con precios de cerca de 200 euros para los abrigos y de más de 60 euros en jerseys y camisas.

Andrea Martínez
Conjunto de la marca / Andrea Martínez

Ecoology

Como su propio nombre indica, el concepto ecológico es el que manda en los diseños de la firma barcelonesa, que además apuesta por ropa para cuerpos reales, alejados de las típicas referencias estéticas del sector. Tienen tanto ropa como lencería orgánica, que transpira mucho mejor que la tradicional y dura mucho más. Sus precios, además, son bastante asequibles teniendo en cuenta su calidad, pues están entre los 30 euros de sus sujetadores y los 60 euros de los vestidos.

Ecoology
Conjunto de lencería / Ecoology
Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios