Miércoles, 19.09.2018 - 21:11 h
Las tendencias que nos deja la MBFWM

Mujeres reales, diversidad y amor
por la bandera

Los diseñadores son cada vez más atrevidos, rompedores y originales.

PDH

Han sido cinco días intensos de desfiles, presentaciones, fiestas post-desfiles, celebrities y mucha alegría. Porque la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid (MBFWM) de 2018 ha dejado el pabellón de la moda española por todo lo alto. La directora de la pasarela, Charo Izquierdo, se propuso cuando llegó al cargo cambiar las reglas y hacer cada vez más abierta e internacional la pasarela madrileña y desde luego lo está consiguiendo. Los diseñadores son cada vez más atrevidos, rompedores y originales y la nueva fecha ha hecho que en la primera cita del año se hayan reunido más medios de comunicación internacionales que antes. Ahora, con la resaca de esta ‘semana’ tan intensa, vamos a ver qué lecciones nos deja.

Mujeres reales en la pasarela

Uno de los desfiles que más ha gustado de la MBFWM ha sido el de Duyos, titulado “Un viaje lento”. Más allá de las propuestas de la firma para la temporada otoño/invierno de este año, lo que más gustó del desfile fue la presencia de mujeres que se salen de los cánones de modelo impuestos. Es decir, mujeres normales, de la calle, de las que nos cruzamos todos los días y de las que formamos parte.

El diseñador Juan Duyos puso frente al público a familiares, amigas y clientas, las cuales lucieron sus prendas tan bien como cualquier modelo y dieron un giro de realidad al fashion business, desmintiendo así esa leyenda urbana de que la ropa de los diseñadores no cabe en mujeres alejadas del canon 90-60-90.

Duyos nos enseñó que en la moda hay lugar para todas las tallas, para todos los cuerpos y para todas las edades. Y que la belleza reside en cada uno y cada una de ellos. Además, dio una nueva lección sobre feminismo en un momento en que vuelve a estar en pleno apogeo: la mujer puede ser lo que quiera, cuando quiera y como quiera.

Duyos
 

¡Que viva España!

Solo ella es capaz de dejar al público con la boca abierta…y para bien. Agatha Ruiz de la Prada hizo la propuesta más arriesgada sobre la pasarela al iniciar su desfile con el himno de España, una modelo vestida con los colores de la bandera y una pasarela que representaba precisamente eso, la bandera nacional.

Nada más comenzar el desfile ya se ganó el aplauso del público, que incluso se puso en pie para celebrar su atrevimiento de defender los colores nacionales cuando más cuestionados están por la ofensiva catalana. Y ahí no se quedó la cosa. Pasodoble, copla y rumba fueron los estilos musicales que acompañaron a las modelos en su recorrido por la pasarela, dándole un aire festivo de los de siempre a un evento que a veces puede ponerse demasiado trascendental.

Las prendas, que son según la firma las más “ponibles” de su colección, mostraron que el mundo de color de Agatha se puede extrapolar a la perfección al día a día y que el amor por la bandera y la nación no está reñido con el estilo. Sencillamente, única.

Aghata
 

Diversidad

Palomo Spian volvió a recordarnos que en la moda no existen reglas ni códigos ni estándares inamovibles. Con su desfile en nada menos que el Teatro Real de Madrid volvió a demostrar que la moda es un juego y que nos puede llevar a ser lo que cada uno quiera. Igual hizo días antes en la Semana de la Moda Masculina en París, con un show repleto de plumas, haciendo una mueca a aquellos que ponen etiquetas a las personas.
Pero no ha sido solo Alejandro Palomo. La propuesta de Duyos, con mujeres corrientes modelando sus creaciones, o de Andrés Sardá, que subió a la pasarela al sin igual Mario Vaquerizo, demuestran que la moda española es cada vez más diversa, rica y libre de etiquetas, bien sean de edad, género, sexualidad o raza.

Sardá
 

Conciencia ecológica

Aunque Ecoembes no ha realizado desfile como en la edición de septiembre del año pasado, ha estado presente en el Cibelespacio para recordar que la moda debe ser cada vez más ecológica y sostenible si queremos que nuestro planeta dure. Un guante que poco a poco van recogiendo los diseñadores españoles. Por ejemplo, parte de la colección presentada por Duyos estaba confeccionada con materiales reciclados.
Por ello, aventuramos que en la próxima edición más diseñadores se sumarán a algo que es más que una tendencia: es el futuro de la moda. Los niveles actuales de sobreproducción y moda rápida no van a poder mantenerse mucho tiempo más y las firmas de moda deben apostar por seguir creando diseños únicos sin dañar al medio ambiente.
Regresos y nombres nuevos

Por último, esta Fashion Week invernal nos ha invitado a soñar con metas cada vez más grandes, pues este año hemos visto como una firma patria que llevaba años desfilando en Nueva York ha elegido la pasarela madrileña para presentar su nueva colección. Custo Barcelona ha cambiado la ciudad de los rascacielos por Madrid por primera vez para mostrar una colección otoño/invierno 2018 que busca, como la mayoría de las vistas en los últimos días, empoderar a la mujer.

El gran regreso fue el de Pedro del Hierro, que se adelantó a todos y presentó sus novedades el miércoles 24 en un show mágico en el Museo del Ferrocarril al que acudieron celebrities de la talla de Isabel Preysler. El hecho de que Nacho Aguayo haya cogido la batuta de la firma ha devuelto a Pdh a la primera línea de fuego, como demostró con una colección elegante, femenina y muy tropical.

De este modo, viendo cómo está avanzando la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid ya estamos deseando ver qué sorpresas nos deparan el próximo septiembre.

PDH
 

Ahora en Portada 

Comentarios