Aluvión de nuevas marcas

Bikinis y bañadores 'made in Spain': los emprendedores que enamoran en redes

Son las prendas estrella del verano y en España tenemos un buen número de firmas que trabajan creando diseños originales y de forma sostenible

Aqüeapparel
La nueva moda de baño española causa furor en las redes / Aqüeapparel

El verano ya ha llegado. Tras la convulsa primavera, las temperaturas ya están en los valores normales para esta época del año, lo que invita a darse un chapuzón en la piscina y fantasear con las cercanas vacaciones en el mar. Esto supone que es el momento del cambio de armario al de verano, y en ese cambio entran por supuesto los trajes de baño. 

Son la prenda imprescindible del verano y, aunque duren de un año para otro, siempre se suele adquirir uno nuevo para lucir en las playas con las tendencias de baño de la temporada. Hace un par de años los bañadores, tan denostados en las últimas décadas, volvieron con fuerza, quitando mucho protagonismo a los dos piezas por resultar mucho más favorecedores para casi todos los cuerpos, más cómodos y también gracias a la nostalgia por lo 'vintage' de los últimos años. Y gracias a esta segunda vida, muchos españoles están triunfando con sus negocios.

La moda 'made in Spain' facturó 442 millones de euros en 2016 -últimos datos disponibles-,  un 9,2% más, según la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME). Y dentro de ella, la de baño española ha gozado siempre de mucha popularidad. Nombres como Andrés Sardá, TCN o Guillermina Baeza son populares en todo el mundo y tienen entre sus clientas a muchas 'celebrities' y caras conocidas. Si bien una nueva hornada puede tomarles el relevo con diseños originales y en tendencia a precios más económicos. Además, cuentan para ello con la ayuda de las poderosas redes sociales.

Aqüeapparel

Tiene un nombre algo complejo que puede hacer pensar que se trata de una firma extranjera. Pero no es así. Aqüeapparel nació de la mano de dos emprendedores españoles, Ana Quevedo y Elías Coriat, que en 2014 pusieron en marcha esta firma con una inversión de 2.500 euros y una primera tirada de 75 bañadores. Ahora facturan más de 200.000 euros al año y esperan llegar a las 10.000 unidades este año. Aunque su principal canal de ventas es el online (representa el 80% de la facturación), también están presentes en tiendas físicas multimarca en Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife y Biarritz (Francia). El precio de sus bañadores no llega a los 60 euros.

Su peculiaridad es que solo venden bañadores, pero con una seña de identidad muy característica: la cremallera que llevan en el pecho. Este detalle ha causado furor en Instagram, que ha sido el principal culpable de su éxito. Las colaboraciones que han hecho con diversas influencers les han catapultado y ahora quieren diversificar su negocio y dar cabida en él a moda de baño masculina.

AQÜE BY ARES. New IN💥 👉🏽CANDY www.aqueapparel.com 📸 @aresaixala #aqueswimwear #aqueapparel

Una publicación compartida de AQÜE APPAREL (@aqueapparel) el

Robin Collection

En Barcelona, dos hermanos decidieron dar forma a sus sueños con el lanzamiento de su propia marca de baño, Robin Collection. Así, Alejandra y Manuel Meler Pla, antiguos economista y abogado, emprendieron su propio camino tras darle muchas vueltas antes y crearon una firma de baño con un marcado acento deportivo y 'teenager' que ya lleva varios veranos copando las redes sociales.

En su caso, disponen de bikinis y bañadores, aunque los primeros ganan por goleada en su catálogo. Colores lisos vibrantes, estampados, a rayas o de terciopelo, Robin Collection juega con diferentes formas y texturas para dar más variedad de elección a sus clientas. Sus precios tampoco llegan a los 60 euros, lo que demuestra que Aqüeapparel y esta marca son rivales directos. Igualmente, su explosión ha sido de la mano de las redes, donde ya cuentan con más de 80.000 adeptos en Instagram.

Duckkiss

Con solo 21 años, Alba Llusà, estudiante de Diseño en la Escuela Superior de Barcelona, emprendió un proyecto que, a día de hoy, es un éxito. Duckkis se ha convertido en una de las marcas de baño españolas más pujantes gracias a la pericia de esta catalana con sus diseños alegres y frescos y a su ya famoso logo, un patito de goma -que da también da nombre a la marca-.

La inspiración de Llusà fue la ciudad china de Shanghai, donde estuvo trabajando una temporada y donde se fijó minuciosamente en la forma de vestir de las locales. Así, trasladó a su marca coloridos estampados que rubricó en bañadores y bikinis, también con un marcado aire 'teen'. Este año se han abierto a la ropa con varios vestidos y pañuelos. Al igual que las firmas anteriores, ninguna de sus prendas llega a los 60 euros.

Agüita Swimwear

Es de las firmas más veteranas, pero de nuevo han sido las redes sociales las que le han dado mayor visibilidad. Agüita Swimwear es una marca de baño fundada en 2005 por una canaria, Patricia Lodos, quien después de trabajar en marcas como Mango, Tommy Hilfiger o Sprit decidió poner en marcha la empresa que llevaba años soñando. La firma está afincada en Barcelona y tiene en su ADN la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente. No testa en animales, se fabrica a mano y tiene varios certificados ecológicos que verifican todo este modelo de negocio.

Ofrecen ropa de baño tanto a hombres como mujeres y destacan por su 'handmade' y la calidad de sus tejidos. Sus precios rondan los 65 euros y su popularidad ha venido de la mano de la mayor influencer española, Dulceida, con la que han lanzado una línea de bañadores y bikinis llamada 'DulceidaxAgüita' que también se comercializa en la tienda virtual de la blogger. Así, Agüita ha expandido su filosofía 'slow' por las redes sociales y ya es de las favoritas de muchas usuarias.

Bohodot

Otra marca afincada en Barcelona es Bohodot, puesta en marcha por Peque de Fortuny, una joven que tenía muy claro que quería una firma especial, con estilo muy romántico y que destacara sobre el resto por hacer las cosas "con amor". Así, la enseña se caracteriza por la exclusividad y la originalidad de sus bikinis y bañadores, que destacan por los colores pastel y los cortes muy femeninos. Su precio también ronda los 60 euros y se pueden adquirir en su web y en numerosas tiendas multimarca de toda la Península -Alicante, Madrid, Baleares, Barcelona, Girona, Murcia o Badajoz, entre otras- y en el extranjero en países como Portugal, Francia, Italia, Grecia e incluso Egipto o en Emiratos Árabes.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING