Mint&Rose

La emprendedora española que firma las alpargatas de Letizia (y las cobra a 100€)

La monarca emprendía sus vacaciones en Palma enfundada en un vestido de Hugo Boss y unas cuñas de esparto que se venden en los hoteles Four Seasons.

Letizia
Los Reyes y las infantas en el posado en Palma / EFE

El poder de los influencers se basa en subir las ventas (o agotarlas) de los productos que usan. Desde ropa a aparatos tecnológicos, son capaces de hacer que un producto desconocido se aúpe al más vendido solo con mostrarlo en sus redes sociales. A otros, no les hace falta tan siquiera eso, pues simplemente con aparecer en público con algo ya hace que se despierte el interés. Pero ese poder solo lo tienen estrellas internacionales del cine o la música o personajes públicos muy conocidos. Y eso, en España, se traduce en un nombre: la Reina Letizia.

Ha hecho que nombres como Felipe Varela, Magrit o Cooklook se hayan hecho un hueco importante en el sector de la moda española gracias a su pasión por ellos. Porque, además de vestir firmas internacionales como Hugo Boss o Carolina Herrera (sus preferidas), la Reina suele llevar prendas 'made in Spain', tanto de marcas reconocidas, como de otras que no lo son tanto o que están empezando. Y gracias a su enorme exposición muchas de ellas han saltado a los medios especializados y, de ahí, a los armarios de las españolas. Entre ellas está Mint&Rose.

Esta enseña es fruto del empeño de una joven emprendedora española, Monti Gutiérrez Benavides, la cual quiso plasmar en sus zapatos los veranos de su infancia. Y si hay un zapato veraniego por antonomasia en España es la alpargata de esparto. Un calzado muy unido al Mediterráneo, ya que es en las Islas Baleares de donde procede, pero se ha extendido a todo el país y, de ahí, fuera de nuestras fronteras, llegando incluso a las principales pasarelas del  mundo.

En el caso de Mint&Rose también podemos hablar de parte de influencia internacional, ya que la marca la puso en marcha Gutiérrez Benavides en San Diego, donde tiene fijada su residencia y su estudio. Si bien la producción es íntegramente española, pues fabrican en Ubrique (Cádiz), Murcia y Alicante, algunos de los hotspot principales de la industria zapatera española, y la sede está en Valladolid. La firma comenzó su andadura en 2012, seis años en los que han visto su popularidad crecer gracias a la calidad de sus diseños y a sus importantes clientas.

Calidad a precios competentes

Si por algo quiere destacar esta marca es por la calidad de sus zapatos. Su objetivo es poner en la órbita internacional el saber hacer zapatero de los artesanos españoles, el cual es muy apreciado fuera de nuestras fronteras. Tanto es así que Mint&Rose ya vende en 28 países gracias a su alianza con conocidas firmas de moda como Anthropologie o Reformation. Y no solo eso, esta marca ha sabido crear una sinergia de lujo con algunos de los mejores hoteles del mundo, como la cadena Four Seasons o el mítico hotel Marbella Club, donde se han alojado estrellas internacionales como Brigitte Bardot. Así, el pasado año comercializaron 20.000 modelos, según nos ha confirmado la firma.

Así, se ha hecho un hueco en la élite internacional con una ventaja: sus precios no son prohibitivos para el gran público. Porque, por ejemplo, las sandalias que llevaba el domingo la Reina cuestan 97,71 euros ahora en rebajas, mientras que el modelo de alpargatas más caro en temporada no pasa de los 125 euros.

Pero como de alpargatas no solo vive el hombre, en 2015 Mint&Rose incluyó en su catálogo bolsos -los cuales también hemos visto a Letizia- y nuevos modelos de zapatos, como mocasines, bailarinas o sneakers, el calzado del siglo XXI. Todos ellos mantienen la misma horquilla de precios, con unos 120 euros de media en el caso de los zapatos, mientras que los bolsos cuestan algo más, aunque no superan los 200 euros. De este modo, la marca se asegura tener una abanico de público mucho más grande. 

Letizia
La Reina con las alpargatas de Mint&Rose / EFE

Otra de las claves de su popularidad es que en todos sus diseños prima la comodidad. Casi todos los tacones que fabrica son bajos, dando así la posibilidad a sus clientas de poder aunar la elegancia con un calzado confortable. El maxi tacón cada vez se lleva menos y las nuevas marcas son conscientes de que, para ganarse al gran público, deben darle lo que ahora demandan, que es la funcionalidad a la hora de vestir. 

Nueva oleada de marcas para revitalizar el calzado español

Mint&Rose es una de las nuevas marcas de zapatos española nacida al calor de la crisis económica. De unos años a esta parte numerosos emprendedores se han lanzado con nuevos proyectos en el sector del calzado, que necesitaba una renovación urgente tras llevar décadas funcionando bajo los mismos parámetros. Aunque siempre ha sido muy respetada internacionalmente, esta industria se había vuelto sobrepasada por el fenómeno del 'fast fashion' impuesto por el consumo 'low cost', en el que la calidad es lo que menos importa.

Pompei, Diplomatic Brand, Boonper, Malababa o Alohas Sandals son algunos de los nuevos nombres que han vuelto a poner de moda el sello de calidad zapatera 'made in Spain' aliándose para ello con las nuevas tecnologías, las redes sociales y los influencers. Y todo con la intención de hacer remontar a esta industria, que el pasado año dio un paso atrás.

En 2017, la producción del sector de cuero y calzado bajó un 8% frente al aumento del 4% del año 2016, según el Índice de Cifras de Negocio (ICN). Un descenso que vuelve a poner sobre la mesa el irregular desempeño de esta industria a consecuencia de la crisis, pues viene alternando años de fuertes descensos con aumentos igual de notables. Por lo tanto, esta nueva hornada de marcas puede marcar el punto de estabilidad del calzado, que a pesar de todo sigue pisando fuerte.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios