La diversidad llega a las tiendas

La talla grande irrumpe en el 'low cost' con prendas que llegan a la 56 o la XXL

Las marcas han entendido que la sociedad reclama ropa real e imágenes verdaderas y están empezando a ampliar su tallaje.

H&M
La firma sueca H&M tiene tallas hasta la 56 en algunas prendas

El sector de la moda está en pleno cambio. Y los resultados ya se van percibiendo en el segmento donde más compramos el común de los mortales, el 'low cost' o asequible. Los principales 'retailers' de moda han ido incorporando a sus catálogos prendas y accesorios confeccionados de forma ética, sin pieles de animales y con materiales reciclados o procedentes de la naturaleza a buen precio. Por ejemplo, Zara vende camisetas de este tipo por menos de 6 euros.

Pero otro cambio se avecina por el horizonte textil. Aunque más bien podríamos decir que ya ha llegado. Hace tiempo que la sociedad viene exigiendo a las firmas de moda una mayor inclusión y diversidad en sus campañas y en sus prendas. Es decir, que no solo muestren cuerpos 'perfectos' -muchas veces retocados con Photoshop- y confeccionen prendas de todas las tallas. Sobre todo en este segmento más asequible, donde hasta hace poco era difícil encontrar una talla más allá de la 42.

Pero en los últimos meses hemos visto un cambio importante en las principales firmas 'low cost' en este sentido. Un mayor abanico de tallas se va abriendo paso en los principales operadores de este segmento y ya es posible encontrar prendas de talla grande al mismo precio que el resto de números y con el mismo diseño. Desde portales online como Asos a los grandes del sector, como Zara, H&M o Mango.

De la XXL a la talla 56

La batalla por la diversidad en los principales 'retailers' comenzó, como casi todas las revoluciones de este siglo, en Internet. Fue la británica Asos, un gigante del e-commerce de moda que facturó en 2017 1.130 millones de dólares (964 millones de euros) y que despacha al año más de 20 millones de pedidos, la primera en dar un paso adelante con el lanzamiento de sus líneas Asos Curve para tallas grandes. 

Pero no se quedó ahí, porque apostó por la inclusión plena y también tiene secciones para chicas menudas y delgadas, la Petite; para altas, la Tall; y por supuesto, Premamá. En estas secciones se puede encontrar el mismo tipo de ropa que en las demás y con el mismo rango de precios. Cabe destacar que Asos es un portal multimarca, por lo que, dependiendo de la firma, la ropa tiene un precio u otro. Por lo general, sus productos cuestan una media de 40 euros, aunque algunos pueden sobrepasar los 200 euros, sobre todo la ropa de fiesta. Además, sus modelos representan toda esa diversidad de cuerpos que reivindica. 

Pero a pesar de este avance, la visibilidad en las tiendas físicas seguía siendo prácticamente inexistente. Solo H&M viene manteniendo un "amplio" rango de tallas desde sus comienzos. Y decimos "amplio" porque se podían encontrar prendas de la talla 46, algo que no era habitual en el resto del 'low cost'. Pero ahora, esa horquilla se le ha quedado pequeña y la ha ampliado hasta la 56

El gigante sueco, que lleva varios ejercicios con dificultades en sus cuentas - solo creció un 4% en 2017, hasta los casi 20.500 millones de euros, y su beneficio se redujo un 13%, hasta los 1.655 millones de euros-, está apostando por un nuevo modelo de negocio apoyado en una mayor calidad de sus prendas, con el objetivo de que sean 100% sostenibles a medio plazo, y dando lugar en sus tiendas a todas las mujeres, tengan la talla que tengan -aspectos que implican un mayor precio-. De momento, no todas las prendas están en la 56, solo algunas seleccionadas, como estos jeans. 

H&M
Jeans de H&M por 39,99 euros

Ante este reclamo de la sociedad, el grupo 'low cost' más potente, Inditex, ha tenido que rendirse a las evidencias y también ha empezado a introducir más tallas en sus tiendas. Sobre todo en Zara, que es su marca estrella con 16.620 millones en ventas el año pasado. La firma lleva unos meses introduciendo una mayor variedad de tallas en sus productos y, además, cambiando el tipo de tallaje, ya que ahora es mucho más amplio que antaño.

De este modo, la mayoría de prendas de Zara ya tienen talla hasta la XL y en algunas concretas se puede encontrar hasta la XXL, como este vestido de la sección Woman. Si bien en el tallaje numérico se queda en la talla 42, por lo que en jeans y faldas es más difícil encontrar diversidad en la marca gallega. También tiene talla XS para las clientas más delgadas.

zara
Este vestido de Zara cuesta 39,95 euros y tiene hasta la talla XXL

En el resto de sus tiendas, lo más común es que haya hasta la talla XL, sobre todo en las juveniles -Pull&Bear y Bershka-, donde es raro encontrar a veces esta talla. Por su parte, Massimo Dutti, dirigida a una mujer más madura, sí tiene ropa hasta la talla 44

Por último, Mango creó hace unos años su enseña Violeta, para tallas grandes, la cual acaba de lanzar una nueva línea hasta la 54. Sus diseños son prácticamente iguales a los de Mango, al igual que los precios. Además, la XXL es totalmente habitual en sus prendas.

Mango
Jeans de Violeta by Mango por 39,99 euros
Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios