Puesta en marcha por la valenciana Rocío Botella

THE ARE, la marca que no paga a los influencers para que se pongan su ropa

En un mundo en el que los influencers son el mejor reclamo para cualquier firma, THE ARE es consciente de que esta alianza requiere de unos valores.

THE ARE
THE ARE nació en 2014 en Valencia / THE ARE

¿Cuántos jóvenes de 24 años deciden ponerse el mundo por montera y lanzar su propia marca con la única aspiración de que la gente se ponga su ropa? No muchos, pero existen. Y la valenciana Rocío Botella es buen ejemplo de ello, porque con 24 años se metió de lleno en el lanzamiento de su propia empresa sin pararse a pensar en números, ratios o márgenes. De un día para otro, esta diseñadora de moda se vio inmersa en un fenómeno viral llamado THE ARE que se ha convertido en marca de referencia del mundo influencer. 

Porque la enseña tiene unos principios muy claro y, aunque sabe que su éxito se debe en gran medida al poder de Instagram, de momento no ha pagado a nadie por llevar su ropa. "THE ARE nunca ha pagado a ninguna influencer por llevar sus prendas, ya que hasta ahora ha habido una acogida muy buena de este colectivo a la marca que ha potenciado otros tipos de colaboración ", asegura a este medio esta valenciana que ahora, a sus 28 años, es toda una empresaria con dos tiendas físicas en Valencia y Madrid y que vende a otros países de Europa y América a través de su tienda online.

Botella siempre quiso crear sus propios diseños, ya que incluso antes de acabar la carrera de Diseño de Moda cosía ropa para sus amigas y familiares. Cuando terminó sus estudios marchó una temporada a Londres y a su vuelta ya logró desfilar en la Fashion Week de Valencia como uno de los nuevos talentos de la región. Pero regresó a la capital británica y fue allí cuando se dio cuenta de lo que realmente quería hacer. Porque esta diseñadora no quería ver su ropa en las pasarelas, quería que la llevara la gente, de ahí que importase algo que por entonces no era muy popular en España: los showrooms. Volvió a Valencia y montó su primer pase privado de prendas para sus allegados que fue un éxito tal que de ahí a vender solo hubo un paso.

"No me planteé ser empresaria, de repente me vi metida en el proyecto y vi que podía ser un negocio, pero lo que yo quería es hacer ropa", confiesa la emprendedora que considera que las dificultades que tienen los jóvenes que quieren poner su propio negocio se ven compensadas cuando ven que su proyecto crece y es valorado, como le ocurrió a ella. Y fue de la mano de las redes sociales, desde donde empezó a vender y donde ha cosechado en cuatro años una comunidad de 100.000 seguidores en Instagram y numerosas influencers enamoradas de su ropa. 

Rocío Botella
Rocío Botella, la fundadora de THE ARE / THE ARE

Una marca 'made in Instagram'

"Reconozco que al principio tuvimos mucha suerte con Instagram porque empezamos a crecer y las influencers empezaron a interesarse por nosotros", relata Botella, quien cree que en estos años esta red social ha cambiado mucho. "Ahora te piensas más con quién te asocias, porque el resultado que obtienes no compensa como para apoyarte al 100% en influencers", reconoce Rocío, quien deja muy claro que THE ARE nunca ha pagado a nadie por ponerse su ropa. "Nosotros les enviamos nuestras prendas, las cuales ellas eligen previamente, de modo que hemos creado un especial vínculo con ellas que va más allá de lo puramente empresarial. Además, elegimos muy bien a las chicas con las que trabajamos. No solo nos guiamos por el número de seguidores, para nosotros es importante que comparta nuestros valores", defiende.

Entre estas influencers están Teresa Sanz (149.000 seguidores) o Sara Baceiredo (250.000 seguidores), dos jóvenes que compaginan su trabajo en redes sociales con sus estudios universitarios y que tratan temas como el respeto al medio ambiente, la importancia de aprender idiomas o el emprendimiento con sus seguidores, ya que quieren que la influencia que tienen en ellos sirva para concienciarles sobre estos temas. 

saturdayyzzzz⚡️⚡️⚡️

Una publicación compartida de SARA | FASHION & TRAVEL (@sarabace2) el

Calidad 'made in Valencia'

La ropa de THE ARE se caracteriza por la calidad de sus tejidos y la originalidad de sus diseños. Las lentejuelas son una de sus señas de identidad, que imprimen en sus famosos tops -uno de sus éxitos de ventas- en camisas o pantalones. También es conocida por haber vuelto a traer la campana a nuestras vidas, ya que sus pantalones de este corte recorren las redes sociales tanto en su versión en negro, terciopelo, estampado hippy e incluso canalé. 

THE ARE
Top de lentejuelas / THE ARE

Se trata de ropa que confeccionan a mano en el taller de Valencia y que tiene un precio medio de 55 euros. "Hay gente que puede pensar que mi ropa es cara, porque el mercado está acostumbrado a otro tipo de precios hoy en día". Si bien THE ARE se mueve en un rango medio, lo que se consideraba normal hace unos años antes del desembarco del 'low cost' en España. Ya que para mantener una firma que hace toda la producción en España es importante que los precios estén alineados con la calidad.

 Ella tiene actualmente un equipo de 20 personas entre el taller, la oficina y las tiendas que produce alrededor de 15.000 prendas al año. Pero su deseo no es vender millones de prendas, porque THE ARE quiere concienciar al consumidor de que hay opciones de ropa buena y duradera en el marcado más allá del elenco habitual de enseñas que están por todas partes.

Esta firma no se deja llevar por torbellino actual del sector en el que la colecciones son efímeras y cada semana se renueva el stock. THE ARE solo lanza tres colecciones al año: navidad, eventos y verano. En ellas tienen cabida todo tipo de prendas, incluso bikinis, pero se trata de ropa que, a parte del toque de tendencia correspondiente, no pasa de moda de un año para otro, sino que mantiene una coherencia y una continuidad con su ADN. "No queremos hacer ropa caduca a borbotones, queremos ser atemporales y que las clientas puedan seguir usando nuestra ropa al año siguiente", asegura Rocío.

THE ARE
Tienda de Madrid / THE ARE

Así, esta enseña valenciana va creciendo paso a paso, pisando sobre seguro. De momento, ya tiene dos tiendas pero pronto se unirán más, porque prevén anunciar nuevas aperturas de aquí a final de año, las cuales aún no pueden desvelar pero lo harán en breve. A largo plazo, su objetivo es expandirse a los países de Europa más cercanos a España. Pero sin prisa, sino disfrutando del camino sin perder la identidad a medida que avanza.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios