Miércoles, 26.06.2019 - 02:31 h

El Patrimonio Cultural Inmaterial de España celebra su riqueza y diversidad

Madrid.- El Patrimonio Cultural Inmaterial de España ha celebrado hoy su riqueza y diversidad en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, donde se ha llevado a cabo un homenaje para conmemorar la entrada de las candidaturas españolas a la Lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO.

El Patrimonio Cultural Inmaterial de España celebra su riqueza y diversidad

Madrid.- El Patrimonio Cultural Inmaterial de España ha celebrado hoy su riqueza y diversidad en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, donde se ha llevado a cabo un homenaje para conmemorar la entrada de las candidaturas españolas a la Lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO.

El flamenco, la dieta mediterránea, el canto de la sibila, los castells y la cetrería son las manifestaciones culturales españolas que pasan a formar parte del catálogo de la UNESCO, un reconocimiento que las hace "dignas de admiración, protección y respeto de toda la humanidad", según afirmó la ministra de Cultura Ángeles González-Sinde.

"Hoy son diez las aportaciones de España a este Patrimonio Inmaterial Universal, pero habrá muchas más. No es un deseo, sino la constatación de que la riqueza cultural de nuestro país merecerá este reconocimiento en el futuro",añadió González-Sinde, encargada de presidir el acto junto a la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar.

Aprovechando la declaración del flamenco como Patrimonio de la Humanidad, la ministra de Cultura tuvo momentos de recuerdo para el recientemente fallecido Mario Pacheco, fundador del sello discográfico Nuevos Medios y promotor imprescindible de este género musical.

La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, se congratuló por la suerte de la dieta mediterránea, "un concepto ancestral que era patrimonio histórico de los pueblos que circunda el Mediterráneo, pero que ahora pertenece a toda la humanidad".

Aguilar no se mostró menos efusiva con el flamenco, "cuyo nombramiento por la UNESCO ha supuesto un título merecido después de tantos años de lucha poniendo el corazón en cada cante, baile y toque. Entre todos y todas se ha conseguido hacer realidad esta ilusión colectiva".

En representación del Gobierno de Canarias acudió Eugenio Darias, maestro del silbo gomero, una expresión cultural que ya había sido reconocido por la UNESCO junto al misterio de Elche, la Patum de Berga y los Tribunales de Regantes del Mediterráneo.

"El silbo gomero es un lenguaje silbado que reproduce el español hablado en Canarias. Es el único lenguaje silbado del mundo que está plenamente desarrollado y que es practicado por una comunidad numerosa", explicó Darias, que también realizó una pequeña exhibición de sus capacidades silbadoras.

La directora general de Turismo de la Junta de Castilla y León, Rosa Urban, llamó la atención sobre la importancia del turismo cultural en España, "un sector en auge y que contribuye de forma determinante a posicionar la marca España en los mercados internacionales".

Por su parte, la directora general de Patrimonio Cultural de la Junta de Extremadura, Esperanza Díaz, definió el flamenco como "una seña de identidad para todos los extremeños, una forma de cultura que hay que defender. Muchos artistas en Extremadura trabajan para la conservación de esta expresión cultural".

La presidenta del Consell Insular de Mallorca, Francina Armengol, recordó la trascendencia que el canto de la sibila posee en la isla balear: "El canto es un drama litúrgico que, por encima de otras consideraciones, está íntimamente arraigado en nuestra tierra y unido de forma indisoluble a la Navidad".

Pedro Alberto Cruz, consejero de Cultura y Turismo de la Comunidad de Murcia, aseveró que "Murcia es la única región que ha nombrado Bien de Interés Cultural a la dieta mediterránea", mientras que el flamenco es "un fenómeno que representa una de las caras más interesantes de Murcia.

El consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Paulino Plata, proclamó que "España es la cuna de la dieta mediterránea, porque es aquí donde se encuentran todos los productos que son la base de la alimentación moderna".

En cuanto al flamenco, Plata brindó por el esplendor actual de "un arte centenario que, durante mucho tiempo, fue incomprendido y minusvalorado. Con este reconocimiento ocupa el lugar que le corresponde por justicia en el concierto internacional".

Representando a la Generalitat de Cataluña acudió Joan Manuel Tresserras, conseller de Cultura y Medios de Comunicación, que festejó el reconocimiento de los castells porque "son una actividad de cultura popular que nos hablan de la fuerza, ambición, tenacidad, y solidaridad necesarias para el trabajo conjunto".

Tras la ronda de alocuciones, los asistentes pudieron disfrutar con la actuación de la Sibil.la de Lluc, el guitarrista Javier Conde, el bailaor Jesus Fernández y la cantaora Esperanza Fernández. Por su parte, Paco Roncero, cocinero del Casino de Madrid, llevó a cabo una pequeña exhibición de sus conocimientos gastronómicos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios