Domingo, 22.10.2017 - 17:56 h

La declaración de la UNESCO "hace justicia" con el tango, según un experto uruguayo

Montevideo.- La declaración del tango como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad "hace justicia" con esta manifestación artística rioplatense y ayudará a su recuperación, dijo hoy el presidente de la organización uruguaya Joventango, Pedro Rubinstein.

El Tango se convierte en el Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad
El Tango se convierte en el Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

Montevideo.- La declaración del tango como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad "hace justicia" con esta manifestación artística rioplatense y ayudará a su recuperación, dijo hoy el presidente de la organización uruguaya Joventango, Pedro Rubinstein.

La designación, anunciada hoy en una reunión de la Organización de Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (UNESCO) en Abu Dhabi, "tiene mucho significado" y es "importantísima para el tango y para Uruguay también", dijo a Efe el responsable de Joventango, una institución sin ánimo de lucro.

Joventango está a cargo de la organización del Festival Internacional de Tango de Montevideo, cuya XXII edición comienza precisamente este próximo viernes.

La decisión de la UNESCO "supone no sólo el reconocimiento del tango como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, sino que también lo define como producto del Río de la Plata, de ambas orillas, Montevideo y Buenos Aires", agregó Rubinstein.

"Es hacer justicia" y "es fundamental para que se recupere el tango en nuestro país, que estaba bastante decaído", explicó.

Según Rubinstein, la decisión hoy adoptada debería generar varias iniciativas concretas "como la creación de un Museo del Tango (en Uruguay), al igual que hay museo del carnaval y de otras expresiones".

También debería "promover el tango como producto turístico" de este país, teniendo como ejemplo Argentina, donde, dijo el experto, "entran cada año 800 millones de dólares por turismo de tango".

Uruguay "se preocupó por desarrollar el carnaval y el candombe (ritmo con raíces africanas), pero en el tango se quedó por detrás", especificó.

"Al público uruguayo le gusta el tango, pero le faltan incentivos para sentirlo como una música ciudadana", añadió Rubinstein.

"Esperamos que esto suponga un impulso importante y de aquí en adelante surjan más iniciativas en torno al tango", dijo.

Entre los esfuerzos para promover la música y danza del tango, figura el festival que da comienzo el 2 de octubre, considerado por Rubinstein como el "decano" de este tipo de eventos.

Más de cien artistas nacionales e internacionales participarán en el certamen, cuya programación incluye numerosos espectáculos y exhibiciones, las tradicionales milongas y varios talleres de tango-danza.

En esta edición, el festival rendirá homenaje al cantante uruguayo Julio Sosa, que se hizo famoso durante la década de los años cincuenta en Buenos Aires y fue bautizado como "El varón del tango".

Montevideo.- La declaración del tango como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad "hace justicia" con esta manifestación artística rioplatense y ayudará a su recuperación, dijo hoy el presidente de la organización uruguaya Joventango, Pedro Rubinstein.

La designación, anunciada hoy en una reunión de la Organización de Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (UNESCO) en Abu Dhabi, "tiene mucho significado" y es "importantísima para el tango y para Uruguay también", dijo a Efe el responsable de Joventango, una institución sin ánimo de lucro.

Joventango está a cargo de la organización del Festival Internacional de Tango de Montevideo, cuya XXII edición comienza precisamente este próximo viernes.

La decisión de la UNESCO "supone no sólo el reconocimiento del tango como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, sino que también lo define como producto del Río de la Plata, de ambas orillas, Montevideo y Buenos Aires", agregó Rubinstein.

"Es hacer justicia" y "es fundamental para que se recupere el tango en nuestro país, que estaba bastante decaído", explicó.

Según Rubinstein, la decisión hoy adoptada debería generar varias iniciativas concretas "como la creación de un Museo del Tango (en Uruguay), al igual que hay museo del carnaval y de otras expresiones".

También debería "promover el tango como producto turístico" de este país, teniendo como ejemplo Argentina, donde, dijo el experto, "entran cada año 800 millones de dólares por turismo de tango".

Uruguay "se preocupó por desarrollar el carnaval y el candombe (ritmo con raíces africanas), pero en el tango se quedó por detrás", especificó.

"Al público uruguayo le gusta el tango, pero le faltan incentivos para sentirlo como una música ciudadana", añadió Rubinstein.

"Esperamos que esto suponga un impulso importante y de aquí en adelante surjan más iniciativas en torno al tango", dijo.

Entre los esfuerzos para promover la música y danza del tango, figura el festival que da comienzo el 2 de octubre, considerado por Rubinstein como el "decano" de este tipo de eventos.

Más de cien artistas nacionales e internacionales participarán en el certamen, cuya programación incluye numerosos espectáculos y exhibiciones, las tradicionales milongas y varios talleres de tango-danza.

En esta edición, el festival rendirá homenaje al cantante uruguayo Julio Sosa, que se hizo famoso durante la década de los años cincuenta en Buenos Aires y fue bautizado como "El varón del tango".

Ahora en portada

Comentarios