Lunes, 11.12.2017 - 23:46 h

Visitas guiadas a la Ciudadela de Pamplona durante la Navidad

La visita durará aproximadamente 75 minutos. El objetivo es que los paseantes puedan tener una visión global de la configuración y funciones del recinto.

El número de plazas está limitado a 35 personas por grupo, aunque habrá que completar un número mínimo de 10 participantes para realizar el paseo. Las inscripciones se pueden realizar ya en la Oficina de Turismo llamando al teléfono 948 420 700, mediante el correo electrónico oficinaturismo@pamplona.es y de forma presencial en su dirección de Plaza Consistorial. El precio por plaza es de 3 euros (los menores de 10 años tienen entrada libre).

La salida será siempre a las 11 horas desde el Cuerpo de Guardia de Ciudadela (entrada desde la avenida del Ejército), aunque en caso de lluvia, se cancelará la visita. Se recomienda a los participantes llevar calzado cómodo para poder acceder a los elementos defensivos. Durante de esos días hay talleres para los más pequeños en Ciudadela, lo que puede ser una buena opción para conjugar el ocio de toda la familia.

La Ciudadela de Pamplona, la más antigua fortificación pentagonal en uso en el mundo es una seña de identidad de Pamplona propiedad del Consistorio desde 1964. Esta construcción de la Escuela Italiana del siglo XVI, fue cedida por el entonces el Ramo de la Guerra. La cesión incluía defensas exteriores, fosos, puentes y elementos anejos y supuso, además, la declaración del Casco Antiguo como Conjunto Monumental. Hoy es uno de los mayores centros de la ciudad dedicados al arte, con sus 2.167 m2 de espacios expositivos, sin contar con las praderas de césped de los rodean y conectan.

Es difícil apreciar el sentido de la Ciudadela si no se ve 'en altura'. La aparente superposición de lienzos, terrazas y oquedades no es casual, sino que responde en realidad a infinidad de cálculos matemáticos realizados en otros siglos por ingenieros especializados en tácticas de ataque y defensa. Desde las dimensiones, hasta los ángulos en los que se disponen los lienzos o su longitud, están intrínsecamente ligados a la evolución de la artillería y de la estrategia militar.

La visita de Ciudadela partirá del Cuerpo de Guardia (entrando a la izquierda, el primer edificio). Los guías irán desgranando para los presentes en el transcurso del recorrido la historia y los personajes de este recinto fortificado que dotaba a Pamplona del estatus de 'Plaza fuerte'.

Se visitara el recinto militar conociendo el por qué de su estructura y de las pautas de su construcción. También se hablará de la función de los edificios que aún se conservan, como el Polvorín o el Horno, hoy salas de exposiciones pero antaño elementos militares básicos para la defensa del espacio. Durante la visita se accederá, además, a una casamata (espacio defensivo en el que se ubicaban los cañones que barrían el foso para defenderlo de los atacantes) y a un Caballero Real, una obra de fortificación defensiva interior y elevada sobre otras de la plaza, que servía para una segunda línea de defensa.

Los visitantes también podrán acceder la antigua iglesia de la Ciudadela. Inicialmente cercano al Baluarte de San Antón, el templo se derribó en el XIX, recuperándose en un momento posterior el espacio de la original Puerta del Socorro como capilla. Muchos pamploneses la han visitado porque es sala donde actualmente se celebran las bodas civiles. La visita concluirá en la Puerta del Socorro.

Ahora en portada

Comentarios