Morán: Pujol es el personaje más importante y Maragall, el más desastroso

  • El escritor y periodista Gregorio Morán ha asegurado que Jordi Pujol es "el personaje más importante de la historia de Cataluña del siglo XX", mientras que ha considerado a su sucesor en la Presidencia de la Generalitat, Pasqual Maragall, "el más desastroso".

Madrid, 2 jun.- El escritor y periodista Gregorio Morán ha asegurado que Jordi Pujol es "el personaje más importante de la historia de Cataluña del siglo XX", mientras que ha considerado a su sucesor en la Presidencia de la Generalitat, Pasqual Maragall, "el más desastroso".

En una entrevista con EFE, Morán (Oviedo, 1947) ha dicho que el referéndum sobre el derecho a decidir que pretende el actual presidente, Artur Mas, "es imposible", ya que sus bases políticas y "los poderes fácticos que lo sostienen es lo último que quieren".

Opina que es "poco probable" que se celebre, porque si se convoca Mas "tendría que ir a perderlo", pues, si gana la independencia, el triunfo será para ERC y no "para ellos", por lo que desconoce cómo va a salir Mas "de esta charada".

"Los referéndum los carga el diablo y eso es peligrosísimo", advierte.

Morán, que acaba de publicar "La decadencia de Cataluña contada por un charnego", afirma que ese declive comenzó en 1992, después de celebrarse los Juegos Olímpicos.

Recuerda que él llegó a Barcelona en las vísperas de "esos fastos": "España entera era una fiesta" y esa ciudad "la que más brillaba", con una "autoestima absoluta", aunque lo que "se creía que era el comienzo de algo, resulta que era el final", porque, a partir de entonces, "poco a poco, empezó la decadencia".

"La ciudad ya no es la que era", resume Morán, que cree que la sociedad catalana ahora es menos receptiva y flexible.

De todos los presidentes catalanes, destaca a Pujol "por montones de razones", que "dejo su huella y su impronta en todas las manifestaciones de Cataluña desde 1980", no solo en la política sino en la enseñanza, en la concepción del mundo, en la religión o en el catalanismo.

En el libro le denomina "El padrino", porque va "bastante más allá de lo que se supone que es un dirigente político. Es un dirigente social y es consciente de ello".

"El hombre más desastroso al frente de la Generalitat -continua- ha sido Maragall, por irresponsable y frívolo".

A su juicio, el político más "inquietante" para el aparato nacionalista ha sido el eurodiputado del PP Alejo Vidal-Quadras, "líder político que causó miedo en las filas nacionalistas".

Ha añadido que el "primer acuerdo" entre Pujol y el expresidente José María Aznar fue que el presidente catalán dijo que "quería fuera" a Vidal-Quadras y "lo mandaron para Bruselas".

Moran no está sorprendido de que un referéndum sobre la autodeterminación se vaya a celebrar antes en Cataluña que en el País Vasco, porque "el PNV puede hacer de todo pero tonterías pocas" y se ha referido al "proceso de evidente madurez" de este partido y de su "responsabilidad de Gobierno".

Se ha mostrado convencido de que Pujol "jamás en la vida se hubiera metido en este berenjenal, que desaconsejó incluso, porque de política entiende".

En su opinión, "por supuesto" que el Gobierno central "tiene culpa" de la desafección de Cataluña con el resto de España y ha precisado que su presidente, Mariano Rajoy, "lo ha hecho desastrosamente mal", porque su capacidad de negociación es "muy limitada" y "no forma parte de sus reglas del juego".

Para Morán, se hubiera eliminado una "gran parte de la carga explosiva de la indignación" de Cataluña "planteando lo que se plantea ahora, hacer una renovación del pacto fiscal", aunque ha recalcado que "Madrid no hace independentistas; comete errores, pero los independentistas los hacen ellos".

Otro de los asuntos que "está provocando al personal" es la nueva ley de educación y recomienda que "estando aquello que arde no puedes plantearte añadir" más horas de castellano y otros cambios en el modelo educativo.

Sobre cómo quedaría una Cataluña independiente dentro de la UE, aprecia que no está "en el orden de las preocupaciones" de Europa la situación de Cataluña", aunque algunos crean que "en las cancillerías europeas están pendientes" de lo que pase en ese territorio.

Morán duda de que Cataluña esté preparada para ver a un hijo de Pujol en la cárcel, pero también duda de que España lo esté para ver al yerno del Rey, Iñaki Urdangarín, en prisión.

Mostrar comentarios