Morante de la Puebla, El Juli y Talavante salen a hombros en Don Benito

  • Los matadores José Antonio "Morante de la Puebla", Julián López "El Juli" y Alejandro Talavante han salido hoy a hombros de la plaza de toros de Don Benito (Badajoz) tras la corrida conmemorativa del primer aniversario del coso, en la que fueron premiados con diez orejas.

Don Benito (Badajoz), 1 abr.- Los matadores José Antonio "Morante de la Puebla", Julián López "El Juli" y Alejandro Talavante han salido hoy a hombros de la plaza de toros de Don Benito (Badajoz) tras la corrida conmemorativa del primer aniversario del coso, en la que fueron premiados con diez orejas.

Se lidiaron cinco toros de Garcigrande y uno de Domingo Hernández Martín, bien presentados y de buen juego, que fueron aplaudidos en el arrastre.

Morante de la Puebla, oreja y oreja.

Julián López "El Juli", dos orejas y dos orejas.

Alejandro Talavante, dos orejas y dos orejas.

La plaza casi se llenó con unos 5.000 espectadores en una tarde entoldada y amenazando lluvia, que comenzó en el cuarto toro de la tarde.

Morante de la Puebla dejó pinceladas de regusto toreando por verónica al toro que abrió plaza, faena que amplió con la muleta, de la que sacó algunos matices cargados de torería.

Soso resultó el cuarto toro de la tarde, con el que no pudo mostrar su brillantez salvo en algunos muletazos templados con la derecha, deslucidos por la lluvia que hizo acto de presencia.

Julián López "El Juli" estuvo dominador con el segundo toro de la tarde, que tuvo recorrido y fijeza hasta mediada la faena, realizada básicamente con la izquierda hasta que el animal comenzó a cabecear y molestar al torero, que hubo de superarlo utilizando su dominio.

La lluvia no fue óbice para que "El Juli" se doblara con el quinto de la tarde para ejecutar una faena de gran valía torera por su dimensión y entrega.

Alejandro Talavante acarició con su capote al tercer toro de la tarde, que tomó la muleta con codicia obedeciendo al diestro, que creaba torería con su prodigiosa mano izquierda.

El torero de Badajoz cerró con un toro de presencia anovillada y corretón, con el que logró una faena vistosa y comprometida que a punto estuvo de ser alcanzado por el pitón izquierdo del animal y que estuvo muy bien rematada con la espada.

Mostrar comentarios