Lunes, 19.08.2019 - 15:05 h
Nuevos detalles del llamado 'príncipe americano'

La verdad sobre Kennedy Jr 20 años después de su trágica muerte en avioneta

Se ha publicado un nuevo libro acerca de la vida del hijo del presidente, el cual nunca supo sobrellevar bien el peso de su apellido.

John John Kennedy
Se cumplen 20 años de la muerte de John John Kennedy y Carolyn Bessette

Este martes se cumplen 20 años de una de las mayores tragedias familiares que se recuerda en la historia de Estados Unidos. La continuación de una saga maldita que tuvo a toda Norteamérica en un puño durante el siglo pasado. Hablamos de los Kennedy y, en concreto, del John John Kennedy, el hijo pequeño del presidente del John Fitzgerald Kennedy y de Jackie Kennedy, el cual falleció hace ahora dos décadas en un accidente de avioneta en el que también murió su esposa, Carolyn Bessette, y su cuñada Lauren.

Su prematura muerte, a los 39 años, conmocionó al mundo entero, sobre todo después de las cosas que habían pasado a su familia -el asesinato de su padre y su tío, la muerte de su madre...-, y convirtió el apellido Kennedy en maldito. Un apellido que a este hombre le pesó demasiado desde que era pequeño, algo que revela un nuevo libro sobre él, llamado 'From Four Friends: Promising Lives Cut Short', de William D. Cohan, el cual se centra en los últimos años de su vida.

Por ejemplo, arranca con la muerte de su madre, Jackie, algo que permitió a sus amigos conocer otra cara de John, su fortaleza ante las tragedias. Así se lo hicieron ver algunos amigos que han participado en este libro, a los que él contestó que, al haber estado expuesto a las tragedias, desde pequeño, se había hecho fuerte ante ellas. Bien es cierto que el fallecimiento de su madre le hizo comprender que se había quedado "solo en el mundo".

Además, la muerte de su madre también le supuso una presión añadida, ya que le pidió antes de irse que cuidara y continuara el legado de los Kennedy. Algo que hizo que no quisiera decepcionar a nadie y sentir un peso mayor sobre sus hombros. Pues, según esta obra, para John nunca fue fácil sobrellevar el peso de quién era y tuvo que hacer muchas cosas para agradar a Jackie, entre ellas estudiar derecho, como su padre.

Además, tuvo que lidiar con el escrutinio público constante, pues los medios le seguían allá donde fuera. Era guapo, carismático y el heredero del presidente más popular de Estados Unidos -le llamaban el 'príncipe de América'-, lo que convirtió a John en alguien con deseos de vivir su propia vida sin verse encerrado en el apellido que llevaba. 

Sus difíciles relaciones amorosas

Una de las cosas que más morbo causó sobre Kennedy Jr fueron sus relaciones amorosas, casi siempre con mujeres conocidasBrooke Shields, Cindy Crawford, Sharon Stone o Madonna fueron algunas de las que salieron con él. Precisamente, cuando murió Jackie estaba con Daryl Hannah, una relación que nunca fue del agrado de la ex primera dama y que se rompió al poco de su fallecimiento. 

Y fue en ese preciso momento cuando John John conoció a la mujer con la que finalmente se casó, Carolyn Bessette. La jefa de relaciones públicas de Calvin Klein le sedujo porque no se sintió impresionada por su apellido ni su leyenda y le trató de tú a tú, algo que hizo que perdiera la cabeza por ella. Se conocieron en 1994 y en 1995 le pidió matrimonio durante un fin de semana que se marcharon a pescar a Martha's Vineyard. "La pesca es mejor con un compañero", le dijo John a Carolyn mientras le daba un anillo de platino rodeado de diamantes y zafiros, si bien tardó tres semanas en decirle que sí

Porque realmente la joven seguía enamorada de su pareja anterior, Michael Bergin, al que nunca fue capaz de olvidar y quien fue su amante durante todo su matrimonio. No obstante, Carolyn y John se casaron en una ceremonia que dio la vuelta al mundo -y ha pasado a la historia, sobre todo el vestido de ella-, pero la felicidad les duró poco. Ella nunca supo sobrellevar la fama de él y se sentía agobiada por la prensa, que les seguía día y noche.

Además, entre ellos las cosas nunca funcionaron por la diferencia de carácteres y formas de ver la vida. Igualmente, las dificultades para quedarse embarazada -tuvo un aborto- hicieron mella en el matrimonio, lo que les llevó a ser infieles; ella con Bergin y John con Julie Baker, otra exnovia. En 1998, el acercamiento de Kennedy a la política supuso otro frente entre ellos, pues Carolyn no estaba de acuerdo con que se presentara a unas elecciones por un escaño en el Senado porque no quería verse más en el foco, aunque por suerte para ella la aparición de Hillary Clinton frustró las opciones del 'heredero'.

En este contexto, pilotar era el único desahogo para John, quien seguía intentando tener hijos con su esposa, que se negaba en redondo. En el aire escapaba de su realidad y por fin se sentía libre. Así, llegó el trágico día del que ahora se cumplen 20 años. La pareja estaba en terapia y decidieron marcharse a Martha's Vineyard junto con Lauren, la hermana de Carolyn, a la boda de una prima en la avioneta de John, una Piper Saratoga. Pero volaron de noche en medio de una tormenta, lo que hizo que el aparato desapareciera en el Océano Atlántico cuando solo faltaban 12 kilómetros para llegar al destino. Tres días después, la avioneta y los cuerpos fueron localizados por buzos del ejército. El resto ya es historia.

Ahora en Portada 

Comentarios