Miércoles, 24.07.2019 - 03:07 h

Carlos Baute: "Me llamaron para ir a Eurovisión, pero dije que no"

Javier Herrero.

Javier Herrero.

Madrid, 1 oct.- Antes que El Sueño de Morfeo, hubo otro candidato para representar a España en Eurovisión 2013, Carlos Baute, según ha reconocido hoy a Efe el artista venezolano en medio del gran despliegue promocional que ha arropado la salida al mercado de su nuevo disco, "En el buzón de tu corazón".

"Me llamaron para ir a Eurovisión, pero dije que no. Me parecía una falta de respeto para los españoles. Yo soy hijo y nieto de españoles, pero la situación está tan difícil que no querría quitarle trabajo a un español. No hay forma de convencerme, al menos mientras siga la crisis no", ha dicho en una entrevista posterior a la multitudinaria rueda de prensa.

Tampoco es que necesite la promoción adicional, a tenor de lo visto en la presentación en Madrid de "En el buzón de tu corazón" (Warner Music), que sale hoy a la venta en España, Argentina y Chile. Le seguirán EEUU, donde se publica el 22 de octubre, así como México y el resto de países de Latinoamérica, donde llegará el 5 de noviembre.

"Vamos en crecimiento", constata el músico, que acumula éxitos como "Colgando en tus manos", "Te regalo", "Mi medicina", o "Dame eso", que le abrió las puertas del mercado español, justo cuando venía de atravesar una las peores épocas de su carrera, parada durante dos años por una cuestión interna de la discográfica.

Todo eso ha quedado atrás y Baute estrena en loor de multitudes su séptimo disco de estudio, cuyo título hace referencia literalmente al buzón electrónico que convirtió en depositario de las canciones que iba componiendo, después de que un virus hiciera "desastre" en su ordenador personal.

"En el buzón de tu corazón" es, además, el título de una de las pocas historias autobiográficas del álbum y narra el conocido reencuentro en una aeropuerto con una amiga casi de la infancia, que se terminó convirtiendo en su esposa.

"Este es mi disco menos personal", reconoce sin embargo el artista, que fuera de "No hay nadie en este mundo", dedicada a su madre, se ha servido de postales e historias prestadas de amigos de muchas partes del mundo, de Argentina a México, para elaborar sus temas de amor y desamor.

Por debajo de sus letras, laten la percusión, bajo y guitarra a un ritmo no inferior "a 115, 120 o 130", además de esa riqueza instrumental a la que acostumbra, con el protagonismo por ejemplo del güiro en "Te ruego perdón" y la presencia inédita en su carrera de una armónica en "Yo quisiera amar como los sabios".

Sus seguidores encontrarán su conocido pop latino con "acordes mayores y felices", pinceladas de bachata, reggae, "baladas con power" y también bastantes canciones de pop-rock con poso anglosajón. En ese espectro, afirma que Coldplay, U2 y el sonido californiano de Maroon 5 o Katy Perry se encuentran entre sus grupos favoritos.

Después de grabar con artistas como Marta Sánchez o el rapero Rasel, dice que en España le encantaría colaborar con Miguel Bosé. "Se me ponen los pelos de punta cuando le oigo hablar", reconoce.

Después de cantar sobre el hambre, el maltrato femenino o la corrupción política, "En el buzón de tu corazón" no olvida la vertiente social que siempre ha tratado de retratar.

Esta vez, el protagonista es el respeto de los hombres como seres humanos, sobre todo después de las críticas recibidas por pronunciarse a favor de la oposición al Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

"Muchos chavistas me irrespetaron y me calentaron el ánimo. Les dije que me da igual que sean de izquierdas o de derechas, su color de piel... Lo importantes es respetar", afirma contundente.

En noviembre inicia un primer acercamiento al público español con su nuevo material. Será una pequeña gira previa, a la que faltan muchas citas por añadir, y en espacios más íntimos. El 20 de noviembre tocarán en Barcelona (Barts), el 24 de ese mes en Málaga (Palacio de Ferias y Congresos) y el 25 en el Teatro Coliseum de Madrid.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios