Miércoles, 21.11.2018 - 03:48 h

Hijuelos recupera la pasión de Cuba 20 años después de los Reyes del Mambo

El escritor estadounidense de origen hispano Óscar Hijuelos alcanzó un éxito enorme con "Los Reyes del Mambo cantan canciones de amor". Hoy, veinte años después, recupera a la protagonista de la canción que inspiró el bolero central de aquella novela en "Bella María de mi alma".

Carmen Sigüenza

Madrid, 22 oct.- El escritor estadounidense de origen hispano Óscar Hijuelos alcanzó un éxito enorme con "Los Reyes del Mambo cantan canciones de amor". Hoy, veinte años después, recupera a la protagonista de la canción que inspiró el bolero central de aquella novela en "Bella María de mi alma".

Una nueva novela llena de pasión, música y sensualidad en la Cuba de antes de la revolución de Fidel y en la Cuba de Miami y su exilio. Y que si corre la misma fortuna que "Los Reyes del Mambo...", con la que Hijuelos obtuvo el Pulitzer y que fue llevada al cine con Antonio Banderas, a su autor le gustaría que fuera protagonizada por Penélope Cruz en la gran pantalla.

"Si, creo que Pénelope Cruz sería perfecta para este papel", dice a Efe Hijuelos, hijo de emigrantes cubano y nacido en Nueva York, en 1951.

El escritor está en Madrid para presentar "Bella María de mi Alma", publicada por Suma de Letras en España y Latinoamérica; pero no así en Cuba, donde el autor no ha publicado nunca.

"Todos los libros que he escrito se los he mandado por correo a mi familia, pero todavía, y hoy por hoy, no les ha llegado ninguno", se lamenta este autor traducido a más de veinticinco idiomas y que protagonizó uno de los fenómenos literarios más sonados de las últimas décadas.

En esta continuación de "Los reyes del Mambo...", el escritor vuelve a sus fuentes y retoma la vida de María García y Cifuentes, una bella mulata, la protagonista de la "Bella María de mi alma" que cantaban los reyes del mambo en las noches calientes de los clubes y cabarets de La Habana.

Pero aquí, el lector conocerá los orígenes de esta guajira bella y analfabeta, que un día decide dejar el campo y plantarse en La Habana de 1947 para buscarse la vida.

"Esta historia es como si fuera una segunda parte de un tríptico -reconoce el autor- y se me ocurrió cuando estaba trabajando en el musical de los reyes de la mambo, en Broadway, y se me acercaba gente para decirme que habían conocido de verdad a María. Pensé que era un personaje muy real que tenía que recuperar, y ha así ha sido".

Una novela que bien podría ser una canción entera. Sus quinientas páginas rezuman ritmo, sexo sin mordaza y música por todos los lados; no en vano el autor, que toca varios instrumentos, asegura que la escribió escuchando música todo el tiempo.

"He escrito una historia con las vísceras. De dentro hacia afuera y teniendo siempre en cuenta que María fue una gran bailarina", argumenta Hijuelos, en una mezcla de español e inglés. También he querido hablar de las mujeres en general y de una mujer muy típica en Cuba en esos años, que era analfabeta".

Y que aquí cobra una fuerza especial por las cartas que le envía Néstor Castilla, uno de los reyes del mambo, y que ella no sabe leer, aunque al final termina aprendiendo.

"Es un reconocimiento también a esas mujeres bellas que han soportado el machismo latino, aunque ellas también tenían mucho carácter", dice con humor.

Hijuelos asegura que ahora no conoce muy bien Cuba, aunque tiene familiares allí y visita la isla de vez en cuando.

"Cuba es hoy como un domingo por la tarde, esa es mi sensación cuando la visito -recalca-. Ni la gente es tan alegre como dicen ni, las cosas son totalmente como las pintan. La vida de un cubano medio sigue siendo difícil, de eso no hay duda", matiza.

"Pero yo no soy un exiliado -continúa- y hablo de forma objetiva, y digo que ojalá cambie a una situación que mezcle la democracia y actitudes europeas, en cuanto al Gobierno, con la vida que ellos tienen, con esa preocupación por las personas y las libertades civiles".

Hijuelos, que reconoce que espera que gane Obama en las próximos elecciones de Estados Unidos, piensa que en este momento de crisis que vive el mundo, "la cultura es lo importante, porque es lo único que queda para el futuro: el arte, la literatura, la música, y eso es lo que nunca hay que olvidar", asevera.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios