Domingo, 08.12.2019 - 14:42 h
Según la Universidad de Sussex

Oler un poco de limón te ayudará a tener más confianza en ti mismo en el trabajo

Este experimento asegura que esta fragancia puede hacernos sentirnos mejor con nosotros mismos.

Limón
Oler un poco de limón te puede dar confianza / Pixabay

Cada día, numerosos trucos, consejos y recomendaciones pueblan Internet acerca de formas para ser más feliz, vivir mejor, tener más dinero o tener más éxito. Si bien muchas de ellas no se basan en nada sólido y son simplemente leyendas urbanas. No es así en el caso que ahora nos ocupa, pues la Universidad de Sussex acaba de hacer un hallazgo que puede mejorar nuestra vida laboral.

Según un estudio que ha llevado a cabo, oler limones puede darnos más confianza para afrontar nuestra vida laboral. ¿Y cómo es eso? Los investigadores de este centro hicieron un experimento relacionados con el olor y su influencia en la percepción de la imagen corporal. Para el primer estudio, los participantes tuvieron que sentarse y tomar una variedad de olores. Calificaron cada olor usando la Escala Analógica Visual para tener una idea de cómo las personas percibían cada olor y las asociaciones que tenían para ellos.

Para el segundo experimento, los participantes nuevamente tuvieron que oler diferentes aromas. Pero esta vez, los investigadores hicieron que los participantes se pararan sobre una tabla de madera. Llevaban auriculares, sensores de captura de movimiento y un dispositivo que influía en el tono de sus pasos. Luego, los participantes tuvieron que caminar en el tablero y ajustar el tamaño de un avatar 3D en función de cómo se veían a sí mismos y a sus cuerpos. Y, por último, los participantes completaron un cuestionario sobre cómo se sentían y su velocidad percibida.

Tras todos estos pasos, los participantes confesaron sentirse más livianos cuando percibieron olor a limón, mientras que con la vainilla se sentían más pesados. Pero, ¿cómo se puede extrapolar esto al ámbito laboral y a la oficina? Según la Universidad de Sussex, porque todos tenemos días en los que nos sentimos lentos y pesados en el trabajo y que no podemos poner en marcha "nuestro motor". Por ello, concluyen que oler un poco de limón podría ser una forma ingeniosa para sacar al cerebro de esa percepción pesada para que sienta que el cuerpo es ágil y liviano y lleno de productividad.

Señala que al sentirnos así, tendremos menos predisposición a tener comportamientos negativos en el trabajo, como el aislamiento del resto de compañeros o la vergüenza a tener visibilidad. Así, aconsejan incluir varias rodajas de limón en una botella de agua o prepararse un almuerzo con el limón como ingrediente, para que nos ayude en el día a día. También ayuda tener una crema con esta fragancia en el cajón o aceites esenciales. Todo con el objetivo de sentirnos mejor en nuestro ámbito laboral -y también en el personal-.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING