Miércoles, 25.04.2018 - 10:21 h

Pablo Picasso, el demiurgo que se aparecía en sueños a Federico Fellini

Por indicación de su psicoanalista, Fellini recopiló durante treinta años, a modo de antología onírica, todas sus ensoñaciones.

Picasso
 

Pablo Picasso apareció al menos en cuatro ocasiones en los sueños de Federico Fellini, y lo hizo siempre en momentos de crisis artística del cineasta italiano como un demiurgo que le ayudaba a encontrar el camino de la creación, como muestra la nueva exposición temporal del Museo Picasso de Málaga.

Por indicación de su psicoanalista, Fellini recopiló durante treinta años, a modo de antología onírica, todas sus ensoñaciones a través de dibujos y frases, y en cuatro de sus sueños, de 1962, 1967, 1968 y 1980, aparecía el artista malagueño.

"Picasso siempre aparecía como un amigo y un colega fraternal, como una persona adulta, pero Fellini nunca se sentía al mismo nivel, le veía como el demiurgo, el creador y el maestro", ha explicado hoy en la presentación la comisaria de la exposición, Audrey Norcia.

Picasso
 

Son dibujos "muy trabajados, no esbozos rápidos", según Norcia, los recogidos en este volumen que Fellini llamaba "El Gran Libro" y que a su muerte se conoció como "El Libro de los Sueños".

En el sueño de 1962, Picasso recibía en su casa a Fellini y a su esposa, Giuletta Masina, y el cineasta relató en sus memorias: "Estábamos en una cocina, era claramente la cocina de su casa, una enorme cocina repleta de comida, de cuadros, de colores... Hablamos toda la noche".

En el de 1967, Fellini anotó: "Toda la noche con Picasso, que me hablaba, me hablaba... Éramos muy amigos, me mostraba un gran cariño, como un hermano mayor, un padre artístico, un colega que me coloca a su altura, alguien de la misma familia, de la misma casta".

El sueño de 1968 no lo dibujó pero sí lo redactó, y estaba relacionado con una falsa noticia sobre la muerte del artista, y en 1980 el cineasta describió: "Sueño con Picasso (un poco más desmejorado, consumido, pero todavía muy vital) que me habla sin parar".

En Málaga se exponen dibujos, películas, fotografías y otros documentos del cineasta junto a pinturas, esculturas, dibujos y obra gráfica de Picasso que evidencian sensibilidades comunes en torno a la sexualidad, la exaltación de la vida, la exuberancia o la metamorfosis.

pICASSO
 

Todo ello se complementa con la proyección de un documental de veintidós minutos creada por el director Isaki Lacuesta con fragmentos de películas de Fellini y con la voz en "off" de la actriz Emma Suárez.

Los fondos expuestos se dividen en tres apartados temáticos en los que coincidieron ambos creadores, y que están relacionados con el circo, la antigüedad y los arquetipos femeninos.

Ambos aprecian a la figura femenina de forma diferente, puesto que, mientras que Fellini "no deja de mirarla con ojos de niño, con fascinación, y con la mujer como dominadora", en Picasso "la figura masculina, el minotauro, es el dominador", según la comisaria.

La exposición permanecerá instalada en Málaga hasta el próximo 13 de mayo y en 2019 se inaugurará en la Cinémathèque Française-Musée du Cinéma de París, ha anunciado el director artístico del Museo Picasso, José Lebrero.

Ahora en portada

Comentarios