Domingo, 22.09.2019 - 19:42 h
Éxito fuera y dentro de la cancha

La vida de Gasol fuera del basket: de gran empresario a escritor y hombre solidario

El jugador es un ejemplo que se estudia en las escuelas de negocios, pues además de ser un deportista de élite es un auténtico emprendedor.

Pau Gasol, en una imagen de EFE.
Pau Gasol es un exitoso deportista y empresario / EFE.

Tiene tres medallas olímpica, un mundial, seis medallas en campeonatos de Europa -tres de oro, dos de plata y una de bronce-, dos anillos de la NBA y numerosos récords personales, como ser uno de los únicos cuatro jugadores de la liga americana con al menos 20.000 puntos, 11.000 rebotes, 3.500 asistencias y 1.900 tapones en la competición. Y, aún así, tiene tiempo para poner en marcha diferentes negocios e iniciativas. Así, se podría decir que Pau Gasol es un caso de éxito total.

El jugador español de los Milwaukee Bucks acaba de cumplir los 39 años en su mejor momento, pues lo ha celebrado casándose con el amor de su vida, la experta en finanzas Cat McDonell, y escribiendo las últimas páginas de su carrera todavía a un gran nivel. Además, todos los proyectos que tiene al margen de la cancha de baloncesto van viento en popa y es uno de los deportistas más queridos tanto en España como al otro lado del Atlántico.

Así, Pau Gasol ha logrado trascender al baloncesto y ser una figura mucho más importante, sobre todo por las iniciativas filantrópicas que lleva a cabo. Desde 2003 es embajador de buena voluntad de UNICEF, con la que ha viajado a diferentes países de África y ha puesto en marcha 'El proyecto de Pau' para luchar contra la desnutrición infantil. En 2013 creó su propia fundación, la Gasol Fundation, con su hermano Marc, dedicada a la juventud y la infancia, sobre todo a prevenir la obesidad.

La fundación se creó en Estados Unidos, pero en 2017 trasladaron su sede a Sant Boi, en Barcelona, su ciudad natal, de modo que ahora sus cuentas se entregan en el Registro Mercantil español. Así, podemos saber que ese año la fundación obtuvo unos ingresos de 264.523 euros y un resultado neto de casi 20.000 euros, lo que indica que la gestión está siendo bastante favorable para los Gasol.

Los negocios con su amigo del alma, Nadal

Pero la faceta más importante que tiene como empresario la comparte con su íntimo amigo, Rafael Nadal. El tenista y el jugador de baloncesto se conocieron en los inicios de sus respectivas carreras y se hicieron uña y carne. De hecho, Pau ha llegado a decir que Rafa es una de las personas a las que más admira en el mundo. Así, esta amistad ha derivado en una particular 'sociedad' a la que se han sumado otros personajes famosos, como Enrique Iglesias o Cristiano Ronaldo.

Todos ellos se unieron a Abel Matutes Jr, uno de los más destacados empresarios del sector turístico y hostelero en Baleares, y a su promotora, Mabel Capital, en dos proyectos, los cuales han arrasado: los restaurantes Tatel y Zela. El primero tiene sedes en Madrid, Ibiza, Miami y Beverly Hills y el segundo, que se abrió hace tan solo dos años, está presente también en Ibiza y en Londres.

Este último supone su iniciativa más ambiciosa, ya que se asociaron al chef ejecutivo del Grupo Kabuki y 4 estrellas Michelín, Ricardo Sanz, para darle un toque de lujo y distinción al restaurante, que combina la gastronomía japonesa con la mediterránea. Se trata, de esta forma, de dos de los restaurantes más famosos y concurridos en la actualidad tanto en las Islas Baleares como en el resto de ciudades en los que están presentes, siendo además los sitios favoritos de la 'jet set' y de 'celebrities' internacionales.

Pero, además, Pau tiene otra empresa más. Se trata de Futur 16, puesta en marcha en 2003 como su principal sociedad patrimonial. Esta sociedad, de la que es accionista mayoritario, está administrada por su padre, Agustí Gasol, y en último año que presentó cuentas -2017- registró unos ingresos de 710.000 euros y un beneficio de 125.000 euros. Esto supone su salida de 'números rojos', pues en 2016 registró unas pérdidas de 1,3 millones derivadas del ocaso del Banco Popular.

Recordemos que Gasol fue durante muchos años imagen de la entidad, la cual le patrocinaba y llegó a pagarle un millón al año por ello. Si bien el catalán se hizo con acciones del banco, lo que le reportó numerosas pérdidas cuando éste fue absorbido por el Santander. Además, también tuvo una operación inmobiliaria fallida con su hermano Marc y Jorge Garbajosa que le ocasionó una importante deuda con la entidad que después pasó a manos del banco presidido por Ana Botín. Si bien esa gestión fallida está ya solucionada, a juzgar de los números reportados por Futur 16 -hace alusión al número con el que jugó en la NBA en su mejor etapa-.

Escritor y modelo

Pero si hay algo que le gusta a Pau es escribir. Es algo que ha reconocido en varias ocasiones y que pudo cumplir con su primer libro, que presentó el pasado año con el nombre de 'Bajo el aro', donde cuenta cómo ha gestionado en su carrera tanto los éxitos como, sobre todo, los fracasos. Algo de lo que ya ha escrito antes en prensa, pues ha llegado a publicar columnas de opinión en periódicos como 'Expansión'.

Así, utiliza su escritura con un fin pedagógico y también de ayuda, algo que también hace a través de sus redes sociales. En Instagram es muy activo con numerosas causas. Tiene 1,3 millones de seguidores y lo usa como plataforma para promover el deporte y proyectos solidarios, así como animar a sus amigos y, también, dejar al descubierto detalles de su vida privada, como su relación con Cat McDonell.

Y, como casi todas las estrellas del deporte, su popularidad le ha valido el favor de las marcas, sobre todo las deportivas. Es imagen principal de Nike, aunque también lo ha sido de otras como Tommy Hilfiger, una de las firmas estadounidenses insignia, lo que demuestra que al otro lado del Atlántico ya le consideran uno más.

A todo esto hay que sumar los importantes emolumentos que Pau ha ganado en cerca de 20 años en la NBA, donde ha llegado a cobrar al año unos 20 millones de dólares (17,8 millones de dólares) en su época dorada en Los Angeles Lakers. Ahora, su último contrato para la temporada 19/20 con los Milwaukee Bucks, su nuevo equipo, es de 5 millones de dólares (4,4 millones de euros), uno de los salarios más bajos que ha cobrado, pero hay que tener en cuenta que está en la recta final de una larga y muy fructífera carrera. En todos los sentidos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios