Sábado, 25.01.2020 - 09:10 h
Su 'concubina' sigue en paradero desconocido

¿Por qué desaparecen las mujeres del rey de Tailandia? El monarca más excéntrico

El rey Vajiralongkorn es uno de los monarcas más extravagantes del mundo y hace y deshace a su capricho

rey Vajiralongkorn
El Rey Vajiralongkorn, Rama X de Tailandia / EFE

Tailandia se pregunta dónde está la que hasta hace unos días era la consorte del rey Vajiralongkorn, Rama X. El pasado verano, para sorpresa de todos -en mayo contrajo matrimonio por tercera vez-, el monarca convirtió a su amante en 'consorte real', un título inventado por él para tener dos mujeres de forma oficial, después de que el país prohibiese la poligamia hace unos años. Pues bien, nadie sabe dónde se encuentra Wongvajirapakdi, como se llama esta enfermera y general de la Guardia Real de 34 años, desde que fue despojada de todos sus títulos y rango militar.

El pasado 12 de octubre, el monarca emitió un duro comunicado contra Wongvajirapakdi en el que indicaba que la joven había sido una "desagradecida" y que se comportaba "de forma impropia de su título". Además, revelaba que no estaba contenta con ese honor y que hacía "todo lo posible para elevarlo al nivel de la reina Suthida". "Carece de la comprensión de las buenas tradiciones del Palacio Real. Muestra desobediencia frente al rey y la reina", aseguraba la nota de Palacio.

Así, la joven habría aceptado su destino y abandonado la residencia real. Pero, a día de hoy, nadie sabe nada de ella. No se le ha vuelto a ver, y eso es algo que la prensa y las redes sociales tailandesas han recogido en estos días, todo ello con sumo cuidado porque el monarca impone una férrea censura en los medios, aunque actualmente es más laxo con los medios digitales.

Esta no es la primera vez que una desaparición salpica a Rama X. Este hombre de 67 años, que fue coronado en mayo y al que su pueblio con

que se ha erigido como un semidios para su pueblo -obliga a los ciudadanos a postrarse ante él-, ha tenido una agitada vida amorosa. Se ha casado tres veces, la última cuando fue coronado con la exazafata de Thai Airways Suthida Vajiralongkorn Na Ayudhya, además de haber convivido con otra mujer durante varios años con la que tuvo cuatro hijos y una hija. Pues bien, la tercera de ellas, Srirasmi Suwadee, madre del actual príncipe heredero, también desapareció después de su divorcio en 2014.

Desde hace cinco años, nadie sabe nada de ella a pesar de ser la madre del príncipe Dipangkorn Rasmijoti, de 14 años, el primero en la línea de sucesión al trono tailandés después de que Rama X desheredara y despojara de sus títulos al resto de sus hijos varones. Una muestra más de que este hombre lleva una extraña vida que le ha convertido en el rey más extravagante y caprichoso del mundo. Además de ser el más rico.

Polémicas y derroche

El rey Vajiralongkorn es el más adinerado del mundo, pues cuando murió su padre, el rey Bhumibol, le dejó una herencia de unos 27.000 millones de euros, según Forbes. Si bien no heredó la popularidad del antiguo monarca ni el cariño que sentía el pueblo por él. Por ello, ha pasado muchas temporadas fuera de su país viviendo la vida que allí no puede llevar.

Si en Tailandia normalmente va vestido con indumentaria militar, en Europa se le ha llegado a ver vistiendo shorts y camisetas cortas, dejando al descubierto numerosos tatuajes. Igualmente, durante un tiempo tuvo un perrito llamado Foo al que ponía un traje militar igual que el suyo cuando acudía con él a actos oficiales y al que llevaba a todas partes como si fuera un bebé. Cuando el animal murió, decretó cuatro días de luto oficial en Tailandia.

Parece que sentía más cariño por el can que el que tiene por sus propios hijos. Porque cuatro de ellos han sido también apartados de la casa real. Se trata de los cuatro varones que tuvo con Yuvadhida Polpraserth, la mujer con la que compartió su vida durante varios años sin casarse. Todos viven en Estados Unidos apartados de su padre, el cual les retiró todos sus títulos y cargos. No así a la niña fruto de esta relación. 

Su heredero es, como hemos señalado, el príncipe Dipangkorn Rasmijoti, pero nunca suele aparecer en público con su padre. Desde 2014, cuando sus padres se separaron, apenas se le ha visto, mientras que a su madre es como si le hubiera tragado la tierra. Lo mismo que sucede ahora con la consorte repudiada. ¿Dónde están estas mujeres? ¿Qué vida llevan una vez salen del palacio por la puerta de atrás?

Este caso recuerda mucho al de la reina Lalla Salma de Marruecos. Hace algo más de un año el rey Mohamed VI y ella se separaron -sin confirmarlo hasta hace unos meses- y la soberana despareció de la vida pública de la noche a la mañana sin dejar ni rastro. Ha tenido que pasar más de un año para que volviera a ser captada en público, y ha sido lejos de su país, en Grecia, con uno de sus hijos. Otra prueba de que la vida de las princesas y reinas en estas monarquías árabes y asiáticas es de todo menos fácil.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING