Rafael Rojas cree que la solución al caso Fariñas será fundamental para el futuro de Cuba

  • A Coruña.- El historiador y ensayista cubano Rafael Rojas ha asegurado hoy que la resolución del caso del disidente cubano Guillermo Fariñas, en huelga de hambre desde el pasado mes de febrero, será "muy influyente" para el futuro de las relaciones entre la Unión Europa (UE) y el régimen castrista.

El historiador Rafael Rojas dice que hay una sensación de agotamiento ideológico en América Latina
El historiador Rafael Rojas dice que hay una sensación de agotamiento ideológico en América Latina

A Coruña.- El historiador y ensayista cubano Rafael Rojas ha asegurado hoy que la resolución del caso del disidente cubano Guillermo Fariñas, en huelga de hambre desde el pasado mes de febrero, será "muy influyente" para el futuro de las relaciones entre la Unión Europa (UE) y el régimen castrista.

"En caso de que haya algún tipo de protocolo de negociación con Fariñas y se le pueda salvar la vida creo que puede ser muy favorable, tanto para el Gobierno cubano como para la gestión diplomática de España", ha explicado en una entrevista a Efe.

Rojas ha señalado que el futuro de las relaciones internacionales con la isla pasa por la "mediación" que están llevando a cabo la Iglesia católica y el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, pues si "resulta exitosa" permitirá la "liberación de una buena cantidad de presos políticos", y por consiguiente una "derogación de la posición común de la UE".

Durante la presidencia española de la UE, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha tratado de modificar, sin éxito, la relación de los 27 con Cuba, pero el rechazo de varios países miembros a flexibilizar el actual marco de relación bilateral ha impedido el acuerdo.

El caso Fariñas "puede ser un suceso catalizador de una liberación más considerable de otros presos políticos" o por el contrario "paralizar el proceso negociador actual", ha apuntado Rojas, que esta tarde ofrecerá una conferencia en A Coruña dentro del congreso de Historia, organizado por la Fundación Juana de Vega para analizar el bicentenario de las independencias lationamericanas.

Guillermo Fariñas, periodista independiente y psicólogo de 48 años, comenzó su huelga el 24 de febrero tras la muerte del preso Orlando Zapata para pedir al gobierno de Raúl Castro la liberación de 26 opositores presos enfermos, aunque hasta el momento el régimen cubano sólo ha excarcelado a un preso político muy enfermo (Ariel Sigler) y ha acercado a otros doce opositores encarcelados a centros de sus provincias de residencia.

Tras el diálogo abierto en mayo entre la Iglesia y las autoridades de la isla, Fariñas dijo que abandonará su protesta si son excarcelados los opositores presos más enfermos -entre 10 y 12- y si el Ejecutivo se compromete a organizar "un calendario" para el resto.

Esta situación se encuadra en un escenario internacional marcado por la "insatisfacción creciente" al "no ver realizadas las expectativas" generadas tras la sucesión de Fidel Castro por su hermano Raúl, ha afirmado Rojas, ganador del premio de ensayo Isabel Polanco en 2009.

"En el primer momento de la sucesión se generaron muchas expectativas de cambio", motivadas por un nuevo equipo gobernante que lanzaba mensajes de "cambios estructurales y de concepto" y por una comunidad internacional "deseosa de ver" este proceso de reformas en la isla, y que al final no se ha completado, ha concluido Rojas.

Mostrar comentarios