Miércoles, 17.07.2019 - 21:14 h
A diferencia de Kate Middleton

La Reina de Inglaterra prohíbe a Meghan Markle usar las joyas que lució Lady Di

Parece que entre los Windsor y Meghan Markle existirían más diferencias de las que parece, a pesar de su cordialidad en público.

Meghan Markle
Meghan no podría usar las joyas de Diana / EFE

La tensión cada día es más grande en el Palacio de Buckingham. Las diferencias entre la familia real y Meghan Markle parece que cada día se hacen más grandes y evidentes, pues en las últimas semanas asistimos a una serie de acontecimientos que dejan claro que tanta cordialidad como dejan ver en público no existe. Así, no es de extrañar que la actriz estadounidense y el príncipe Harry hayan decidido poner tierra de por medio y separar su residencia de la de William y Kate, con su propia independencia del Palacio de Kensignton, pero controlados por la Reina Isabel II, que no quiere que actúen sin su supervisión.

Y es que parece que a la soberana no le gusta demasiado cómo se ha comportado Meghan, a pesar de que existe sintonía entre ellas. Porque ahora los medios británicos revelan que Isabel II habría prohibido a Meghan usar las joyas y coronas que utilizaba Lady Di, la madre de los príncipes. Y todo ello mientras que a Kate se las prestaría sin problemas, lo que habría molestado mucho a Harry y aumentado la distancia de éste con su hermano, la cual habría comenzado por la supuesta enemistad de sus esposas.

Según 'The Sun', todo vendría a raíz de la boda de Harry y Meghan, cuando el comportamiento de la joven -que hizo que su asistente dimitiera- habría sido tal que habría disgustado a Isabel II, lo que habría provocado que dejara de prestarle las joyas de la fallecida Diana. Porque es ella la que da indicaciones a su equipo para que den a las duquesas las joyas reales que deben llevar en actos oficiales.

Este medio indica que la Reina se habría mostrado impresionada por las demandas de Meghan, que además es nuevo miembro de la familia real, lo que habría provocado que no todas las joyas de la colección real estén a su disposición. Aunque Isabel II no estaría en contra de la joven, quiere mostrarle que existe una jerarquía que debe seguir y que, por el momento, no le toca a ella lucir estas piezas.

"Aunque Meghan fuera la mujer más popular del mundo, tendría un rango inferior a Kate en la familia", señalan fuentes de palacio. Por lo tanto, a Isabel II no le habrían cegado los focos de Hollywood que trajo Markle y simplemente estaría guiándose por las normas de la realeza, las cuales nadie puede discutir. 

Joyas más sencillas que Kate

Por ejemplo, para su boda, Meghan quiso utilizar una tiara de esmeraldas, a lo que la Reina se negó, aconsejándole la de platino con un diamante que llevó. Para su visita a las islas Fiji del año pasado, la actriz quiso llevarse otra tiara, pero esta vez fue el príncipe Carlos el que le paró los pies.

Meghan luce una tiara
Meghan no quería llevar esta tiara en su boda / Cordon Press

En la actualidad, la familia real británica tiene una colección de joyas que se ha ido creando en los últimos 400 años y consta de más de un millón de objetos, entre los que hay prácticamente de todo. Es el rey regente - en este caso Isabel II- quien tiene su propiedad, la cual se pasa por herencia al siguiente monarca. Si bien hay algunas joyas que son de uso personal de la soberana.

Por su parte, Kate ha usado muchas veces joyas tanto de la Reina como otras lucidas por Lady Di, la última, una tiara en una boda el pasado octubre. "Obviamente, Kate va a ser la próxima Princesa de Gales, lo que le da un estatus mayor que a Meghan dentro de la familia y mayor acceso al joyero real", señalan las fuentes de Buckingham. Así, Meghan quedaría relegada a un segundo plano por cuestiones del árbol genealógico, algo de lo que nadie es culpable pero que puede hacer que las diferencias entre la familia aumenten. Porque las comparaciones son odiosas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios