Lunes, 06.04.2020 - 01:09 h

Restauran obras del Prado para exposición de pintores alicantinos del XIX

Cuatro pinturas del Museo del Prado han sido restauradas por el laboratorio dedicado a esta materia de la Diputación de Alicante para formar parte de una muestra permanente sobre pintores alicantinos del XIX en el Museo de Bellas Artes Gravina (Mubag), que se inaugurará el próximo 6 de noviembre.

Alicante, 27 oct.- Cuatro pinturas del Museo del Prado han sido restauradas por el laboratorio dedicado a esta materia de la Diputación de Alicante para formar parte de una muestra permanente sobre pintores alicantinos del XIX en el Museo de Bellas Artes Gravina (Mubag), que se inaugurará el próximo 6 de noviembre.

La exposición estará también integrada por otras diez obras de la pinacoteca nacional y lienzos de la corporación provincial, hasta sumar un total de 65 cuadros.

Algunas de las creaciones pictóricas del Prado que acogerá la muestra no han sido vistas nunca, como "La última borrasca", de Heliodoro Guillén.

También destaca el cuadro de grandes dimensiones "Reposición de Cristóbal Colón", de Francisco Jover y Casanova, o "Huérfanos", de Fernando Cabrera, no exhibidos desde hace décadas.

Por primera vez, El Prado ha permitido que obras de su propiedad sean restauradas por técnicos externos a ese centro museístico, ha afirmado la directora técnica del Mubag, Joserre Pérezgil, quien ha destacado que la pinacoteca nacional está "muy satisfecha" con la labor realizada por el taller de la Diputación alicantina, que ha durado medio año.

Estos trabajos han sido financiados por la Diputación de Alicante, gracias a un convenio con El Prado, por el cual la corporación provincial asumía la restauración de esas cuatro obras para que fueran expuestas.

Las intervenciones llevadas a cabo por las cinco restauradoras adscritas al laboratorio alicantino han consistido en el tensado de las telas, la limpieza de suciedad y de barnices oxidados, el levantamiento de algunos repintes, las regeneraciones de dorados en los marcos y el levantamiento de pátinas, ya que varias de los lienzos llevaban muchas décadas almacenados en El Prado.

De las cuatro pinturas de la pinacoteca nacional restauradas en Alicante, la que ha entrañado un esfuerzo más arduo ha sido "Reposición de Cristóbal Colón", debido a sus grandes dimensiones, ya que mide 3,75 por 5 metros, lo que ha obligado a trabajar en el suelo de rodillas o en equilibrio.

"Ha sido muy problemático a la hora de moverlo y manejarlo", ha apuntado Pérezgil, quien ha detallado que la parte central de este cuadro presentaba un rasguño en la tela y la capa pictórica de casi cincuenta centímetros.

La restauradora del Prado Lucía Martínez se ha desplazado puntualmente hasta Alicante para coordinar con el Mubag la planificación y verificación de todas las actuaciones y restauraciones realizadas.

La pinacoteca nacional ha cedido estas cuatro obras restauradas y otras diez al Mubag por un periodo inicial de cinco años para formar parte de la exposición permanente sobre pintores alicantinos del siglo XIX, que abrirá sus puertas el 6 de noviembre en Alicante y que acogerá también cuadros de la época propiedad de la Diputación.

Completarán la muestra dos lienzos de San Pío V procedentes de Valencia y tres del Ayuntamiento de la capital alicantina.

En total, la exposición reunirá 65 creaciones pictóricas, de las cuales las cedidas por El Prado fueron galardonadas con primeros premios, medallas o accésit en certámenes nacionales.

Pérezgil ha manifestado su esperanza en que esta iniciativa de la cesión temporal de los catorce cuadros del Prado suponga un primer paso para futuros proyectos entre ambos centros museísticos, que se traduzcan en nuevas cesiones de obras de la pinacoteca nacional para ser expuestas en Alicante.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING