Viernes, 21.02.2020 - 14:34 h
Aparecen por primera vez tras ser padres

Richard Gere y Alejandra Silva: un bebé en común y cientos de millones cada uno

La pareja acaba de tener su primer hijo y han decidido dejar nuestro país, donde residían en una mansión en Madrid.

gere
El actor y la española acaban de ser padres / EFE

Hace unos meses, Richard Gere y la española Alejandra Silva recibían a su primer hijo en común, un niño del que se desconoce el nombre y del que todavía no hay imágenes. Tras un tiempo apartados de la vida pública para dedicarse a su bebé, el matrimonio reapareció esta semana en Nueva York, donde residen, en la gala City Harvest, donde incluso se besaron ante todos los asistentes al presentar unos premios.

Unas imágenes que muestran la felicidad de una pareja que acaba de ver colmado su romance con este bebé. El actor y la española llevan juntos ya cinco años desde que el intérprete de 69 años se hospedara en el hotel de Positano (Italia) que Alejandra gestionaba. Ahí surgió su amor y desde entonces son inseparables y han superado tanto la distancia geográfica como la de su edad, pues ella tiene 36 años, 33 menos que Richard.

Hasta que se casaron en 2018, los dos han viajado constántemente para verse, tanto Alejandra a Nueva York como Richard a España. De hecho, llegaron a instalarse durante una temporada de España en la prestigiosa colonia madrileña de Fuente del Berro, pero ahora han fijado su residencia en la Gran Manzana.

Richard y Alejandra conforman una de las parejas más admiradas y que más atrae a los medios de comunicación internacionales. Son guapos, solidarios, con un estilo de vida marcado por el budismo que practica el actor y, también muy ricos. Porque Gere y Silva no solo han unido sus vidas, también sus patrimonios.

Fortunas de cientos de millones

Richard Gere es una de las mayores estrellas de Hollywood con un Oscar en reconocimiento de su carrera, un Globo de Oro y numerosos premios más tras haber grabado más de 40 películas, entre las que destacará para siempre 'Pretty Woman', con Julia Roberts. Toda esta prolífica carrera le ha valido para acumular una fortuna de unos 200 millones de euros, según se estimó durante su divorcio de Carey Lowell en 2014, la cual le exigió exactamente la mitad de ese patrimonio.

Con esta tuvo a su único hijo hasta hace poco, Homer James Jigme Gere, que ya tiene 18 años. El actor posee varias propiedades inmobiliarias en Estados Unidos, si bien hace poco se deshizo de una de ellas, una operación por la que se embolsó nada menos que 36,5 millones de dólares (32,5 millones de euros). Se trata de una mansión en la exclusiva zona de Los Hamptons, la cual vendió en 2016 al periodista estadounidense Matt Lauer por esa elevada cantidad.

La mansión, ubicada en la localidad de North Haven, en el extremo este de Long Island, consta de 2,5 hectáreas de terreno y tiene 13 habitaciones, seis chimeneas, una cancha de baloncesto, un lago y una piscina con vistas al mar. Una increíble casa por la que pedía en un principio más de 60 millones. 

Casa richard
La mansión que poseía Richard Gere en Los Hamptons / Sotebhy's

Pero antes de esta, tuvo otra en la misma zona, que compró con su exmujer en 2001 y vendió en 2009 por más de cuatro millones. Esta vivienda le costó 2,75 millones en su día y tenía más de 500 metros cuadados repartidos en siete dormitorios y el mismo número de baños, piscina climatizada, estudio de arte, casa de huéspedes y un gran jardín

Por su parte, Alejandra también cuenta con un importante patrimonio. La empresaria procede de una familia acomodada, pues su padre es el exvicepresidente del Real Madrid Ignacio Silva, un reputado constructor. Además, estuvo casada con el magnate estadounidense Govind Friedland, que tiene una fortuna estimada por Forbes de más de 700 millones y es propietario de la compañía Ivanhoe Capital Corporation, que controla minas de cobre y oro. De él es el hotel donde se conocieron en Positano, Villa Trevise, el cual gestionaba Silva.

Ambos estuvieron casados ocho años y tuvieron un hijo en común, Alejandro. Su proceso de divorcio no fue nada amistoso y por él la empresaria habría recibido unos 100 millones. A pesar de que tras romper siguió gestionando Villa Trevise, época en la que volvió a encontrarse con Gere, tras la separación Alejandra fundó su propia empresa.

Se trata de Shuntaya SL, dedicada a la representación y los derechos de imagen. Una firma de la que es administradora única y que presentó muy buenos números la última vez que lo hizo. Las cuentas depositadas en el Registro Mercantil en 2016 reflejan una facturación de 354.587 euros y un beneficio de 37.681 euros

Aunque la firma sigue activa, sorprende que esté domiciliada en la que casa que la 'socialité' tenía hasta hace un año en Madrid. Alejandra poseía un chalet en la exclusiva urbanización del Fuente del Berro que constaba de 341 metros cuadrados divididos en dos plantas con aparcamiento y jardín. Allí estuvieron residiendo al principio de su relación con el actor, pero cuando se casaron el pasado año y decidieron mudarse a Nueva York la vendió por una cifra que rondaba el millón de euros.

Así, ahora la pareja reside cómodamente en la Gran Manzana donde puede colaborar más asiduamente con las causas benéficas con las que trabajan, además de que para Richard es más fácil continuar desde allí con su carrera como actor. Su última película, 'The Dinner', data de 2017, por lo que quizá ahora, con la familia asentada, vuelve al set de rodaje.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING