Ha nacido una estrella (televisiva): Rocío Flores, la benjamina del clan Jurado

  • La defensa que la joven de 23 años está haciendo de su padre, Antonio David Flores, en 'GH VIP' le ha convertido en la chica de momento.
Rocío Flores
Rocío Flores
Telecinco

La nueva edición de 'GH VIP' no solo está arrasando en audiencia por las tramas que se crean dentro de la casa; sino que también ha generado un gran interés por lo que está ocurriendo fuera. Porque en el plató de Telecinco también suceden historias paralelas al 'reality' que sirven para alimentarlo y atraer a los espectadores. Y la gran protagonista de este año es la que involucra al clan Jurado, porque la presencia de uno de los que fuera componentes de esta familia en Guadalix de la Sierra ha servido para reabrir historias del pasado y para sacar a la palestra una nueva estrella de la pequeña pantalla.

Se llama Rocío Flores Carrasco y es hija de Antonio David Flores y Rocío Carrasco, es decir, nieta de Rocío Jurado. Esta joven de 23 años ha dado el paso y se ha expuesto ante las cámaras después de evitarlas durante años por el conflicto familiar que sufre. Rocío es la defensora en plató de su padre, que está concursando en el programa, con el que lleva viviendo desde 2013, cuando tuvo un problema con su madre por el que abandonó su casa para no volver nunca más. A ella le siguió años más tarde su hermano David, haciendo que Rocío Carrasco no tenga a día de hoy ninguna relación con sus dos hijos.

Nunca se ha sabido con exactitud qué ocurrió entre Rocío Carrasco y su hija, un conflicto en el que hubo demandas de por medio y supuestamente tuvo que intervenir la Guardia Civil. Sea como sea las separó y unió todavía más a la joven Rocío a su padre, con el que vive en Málaga junto a su segunda esposa, Olga. Por ello, a pesar de que nunca ha querido salir en los medios por voluntad propia desde que es mayor de edad, ha hecho el esfuerzo de ser su defensora en su aventura en el 'reality', y a pesar de las reticencias, se ha adaptado perfectamente a su nuevo puesto.

Con sus correctas y contundentes intervenciones se ha ganado los aplausos del público y que haya despertado el interés mediático en ella, tanto que ya se le está proponiendo entrar en el próximo 'GH Dúo', aunque ella mantiene que quiere estar alejada de la televisión y que esto lo hace por su padre. 

En todos estos años en Málaga, Rocío, de 23 años, ha construido su propia vida al margen de la guerra familiar del clan Jurado. Sale con un chico llamado Manuel Bedmar desde hace tres años y trabaja como 'coach' nutricional, aunque parece que lo tiene aparcado desde que debutado en televisión, como señaló el programa 'Viva la vida' el pasado fin de semana.

Su estreno en televisión le ha dado tanta popularidad que parece que en los próximos meses piensa enfocarse en ella. Por el momento, ya ha dado un cambio en tan solo unas semanas acudiendo al plató de 'GH VIP'. Si sus primeras intervenciones fueron muy tímidas y cautelosas, ahora se le ve más segura y expone a la perfección sus argumentos, defendiéndose de cualquier ataque que le intentan hacer tanto a ella como a su padre. 

Y no solo eso. Su físico también ha cambiado en este breve espacio de tiempo. Al 'microblading' que se ha hecho en las cejas habría que sumarle un ligero aumento de labios y pómulos, algo que parece una colaboración con una clínica estética, como ha dejado constancia en su Instagram. Parece pues que esta nueva faceta televisiva también le va a dar otra vía de ingresos como 'instagramer'. Rocío Flores tiene por delante un futuro prometedor en el 'show business'.

Mostrar comentarios