Viernes, 22.11.2019 - 00:28 h
Histórico debut en Champios con tres goles

Rodrygo, la perla del Real Madrid cuya vida está alejada de fiestas y discotecas

El joven jugador brasileño está siendo el talismán del equipo blanco y en pocos partidos se ha hecho con la titularidad.

Rodrygo Goes
Rodrygo Goes marcó tres goles en su debut en Champions League / EFE

Rodrygo es el nuevo ídolo del Bernabéu. Ni Hazard ni Vinicius. El jovencísimo delantero de 18 años ha logrado en pocos partidos ilusionar a la afición del coliseo blanco y hacerles olvidar -un poco- a Cristiano Ronaldo. La pasada noche, debutó en Champions League contra el Galatasaray turco con un 'hat-trick' que ha maravillado al mundo entero.

El jugador ha explotado en tiempo récord después de que aterrizase en el Real Madrid este verano, aunque fue fichado en junio de 2018 del Santos, donde llevaba jugando desde los 10 años. La idea inicial para Rodrygo era que fuera cedido a otro club para irse adaptando a la competición española o jugar con el Castilla, que milita en Segunda B. Si bien el titubeante inicio de temporada del club blanco y las lesiones han provocado que Zidane lo empezara a alinear con regularidad hace apenas unas semanas.

Así, ha logrado algo inaudito hasta la fecha: marcar en su debut con el Real Madrid, marcar en su primer partido como titular en Liga y marcar tres goles en su debut en la Champions League. Una hazaña que este jueves acapara las portadas de la prensa internacional y que ha puesto los ojos del mundo encima de este chico que es prácticamente un niño, pues cumplió los 18 años el pasado 9 de enero.

Rodrygo nació en Sao Paulo en 2001. Es hijo de Eric Batista de Goes, un exfutbolista brasileño de 35 años que militó en clubes como el Linense, el Mirassol o el Boa Esporte. Fue padre muy joven con su esposa, Denise, con la que crió al pequeño Rodrygo en los valores católicos y en la gratitud y la alegría. El niño comenzó pronto a jugar al fútbol y con solo 10 años fue fichado por las categorías inferiores del Santos, uno de los principales clubes brasileños.

Su ascenso fue meteórico y en 2017, con solo 16, firmó su primer contrato profesional con el Santos y pasó al primer equipo. Debutó en la Libertadores con 17 años y 50 días, otro récord, y su evolución fue tan buena que llamó la atención de los grandes de Europa, entre ellos el Madrid, que no dudó en hacerse con él en junio de 2018 adelantándose a posibles rivales -sobre todo al Barcelona, como sucedió con Neymar-.

Una vida tranquila en Madrid lejos de las discotecas

No llegó al Madrid hasta esta temporada, ya que el equipo presidido por Florentino Pérez lo dejó cedido en el Santos un año más hasta que fuera mayor de edad. Su presentación fue muy sencilla y no despertó demasiado interés en pleno verano, pues el gran público tan siquiera conocía a este niño con la sonrisa pegada al rostro. Estuvo acompañado de sus padres y su hermanita, nacida hace algo más de un año.

La familia al completo se ha instalado en Madrid con el objetivo de que Rodrygo llegue a convertirse en la estrella que apunta a ser. Su padre no se separa de él y es quien lo lleva a los entrenamientos, se queda mientras trabaja el equipo y después vuelven a casa. Eric tiene una estrecha relación con su hijo, pues éste todavía sigue siendo muy joven y se entiende con él a la perfección.

Según comenta la prensa deportiva, pasan los días viendo partidos de otros clubes y ligas y repasando los que juega Rodrygo para ir corrigiendo sus errores y aprendiendo, además de jugar a los videojuegos que tanto gustan a los futbolistas. De este modo, el joven vive totalmente alejado de las fiestas y discotecas tan famosas que suelen frecuentar muchos de sus compañeros de vestuario y que tan de cabeza han traído a muchos.

Sus padres hacen porque el chico tenga los pies en el suelo y se centre en su profesión y sea agradecido con la vida que está teniendo y esta oportunidad. No obstante, dentro de la plantilla tiene muy buenos amigos, como Vinicius, que solo es algo mayor que él. Con los capitanes Sergio Ramos y Marcelo también tiene muy buena relación, sobre todo con el brasileño que es una especie de mentor para él.

Así, su trabajo, predisposición y su sonrisa afable han conquistado a Zidane, el cual no está dudando en dejar sentados a jugadores consagrados en favor de Rodrygo, cuyo rendimiento es por el momento impecable. Florentino también está encantado con él, pues está resultando su mejor fichaje de esta temporada brillando por encima de quien vino como máxima estrella, Hazard.

Ver esta publicación en Instagram

De vuelta ⚽️

Una publicación compartida de Rodrygo Goes - RG (@rodrygogoes) el

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING