Lunes, 17.06.2019 - 15:35 h
De Pablo Iglesias a Cayetana Álvarez de Toledo

La moda entra en campaña: esto es lo que te quieren decir los políticos con su ropa

Las diferentes elecciones que tenemos este año están mostrando una nueva faceta de los políticos para convencer a los votantes.

Carmen Calvo
Carmen Calvo con su camiseta feminista de Mango. / EFE

Madrugada del 28 de abril. El PSOE gana las elecciones generales con 123 escaños y en Ferraz estallaba el júbilo. La plana mayor del partido, con su candidato Pedro Sánchez a la cabeza, salía a saludar a la multitud para celebrar una victoria holgada que ya había adelantado el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) pero que casi nadie había creído. Pero el ganador no fue el centro de todas las miradas, sino que fue su vicepresidenta, Carmen Calvo, la que acaparó la atención por su vestimenta. En su camiseta se podía leer 'Yes I'm feminist', un mensaje que no deja ningún tipo de duda y que sorprendió a propios y extraños, ya que Calvo siempre ha vestido de forma muy discreta con colores neutros.

Pero esta campaña electoral, que todavía sigue de cara a las autonómicas, locales y europeas del 26 de mayo, ha roto con todos los códigos de comunicación política previamente establecidos y en un contexto en el que la moda es más democrática y accesible que nunca, los candidatos no han dudado usarla para lanzar sus consignas y acercarse a sus votantes. 

Así, Carmen Calvo no dudó en ponerse una camiseta feminista para celebrar la victoria del PSOE en un momento en el que el feminismo ha resurgido con mucha fuerza. De este modo, se arroga el papel de su partido como aliado y defensor de las mujeres y, además, lanza otro mensaje: que una política puede vestirse perfectamente en con ropa 'low cost'. Porque su camiseta es de Mango y tiene un precio de 18 euros. Igualmente, el traje también era de una tienda asequible, Zara, y precisamente uno de los 'best seller' de esta temporada, pues está totalmente agotado. Un guiño también a las votantes adictas a la moda.

Pero Calvo no ha sido la única que se ha vestido de forma ideológica en estas semanas. Inolvidable es el jersey que se puso Pablo Iglesias para el debate de Atresmedia, de la marca de izquierdas 198 que además fundó un diputado de Podemos. Una prenda que destacaba por encima de los trajes del resto de candidatos y con la que se acercaba a su arco de votantes, jóvenes de izquierdas desencantados con el sistema político tradicional. Reforzó el mensaje al ir a votar con otro de los jerseys de la marca, a la que además ha dado una visibilidad enorme en estos días.

Pablo Iglesias, cuando votó el 28 de abril
Pablo Iglesias repitió prenda de 198 para ir a votar el 28-A/ EFE/Angel Díaz

¿Y en la derecha? Sucede lo mismo, pues políticos de distintos partidos han vestido de forma 'ideológica' en estos meses. Sorprende, por ejemplo, el líder de Vox, Santiago Abascal, que en algunos de sus mítines y actos ha lucido una chaqueta de una marca en la que precisamente se ha inspirado la que ha lucido Iglesias. Se trata de Fred Perry, una enseña inglesa fundada por el triple campeón de Wimbledon del mismo nombre en 1952 unida a la subcultura británica por los orígenes humildes del tenista, el cual llegó a ser respetado por la clase baja y la más alta. 

Durante todo este tiempo, Fred Perry ha estado asociada a figuras trasgresoras, al movimiento punky y a los movimientos políticos extremos, tanto de izquierdas como de derechas, de ahí que Abascal la haya adoptado como símbolo a pesar de que también puede ser reconocida por la izquierda. Con esta chaqueta, el político tiene como objetivo acercarse a las generaciones jóvenes y a aquellos que nunca se han sentido reconocidos en el sistema político hasta la llegada de Vox, los desencantados. No obstante, también ha lucido chaquetas con la bandera de España bordada y el mensaje 'España Viva'.

Por su parte, en el PP ha destacado una prenda que empezó a coger fuerza en las elecciones andaluzas de diciembre con Juan Manuel Moreno, el actual presidente de la Junta. Se trata de un chaleco de plumas ligero, tipo cortavientos, que se puede poner por dentro de las chaquetas o en solitario encima de una camisa. Una prenda que siempre se ha asociado a los hombres conservadores y que incluso es muy popular entre los cazadores. Diversos dirigentes del PP, desde Moreno a Pablo Casado lo han lucido en actos políticos. Al igual que ha hecho el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith. Tanto es así que el programa 'Pantomima Full' lo ha bautizado como el 'fachaleco'.

Juanma Moreno, en un acto del PP-A en Vélez Málaga
Juanma Moreno lució en diversas ocasiones el chaleco de plumas en la campaña. / PP

Otra política del PP también fue protagonista de la actualidad por su ropa hace unas semanas. Se trata de Cayetana Álvarez de Toledo, la candidata popular por Barcelona, la cual se puso un jersey amarillo para acudir a un debate en TV3 junto al resto de candidatos, entre los que por supuesto estaban los de los partidos independentistas. Con este atrevido color, que lleva protagonizando la actualidad más de un año por ser el color de los famoso lazos, Cayetana lanzó a los soberanistas el mensaje de que no podían apropiarse de este color y de que lo tenía miedo a plantarles cara.

Cayetana Álvarez de Toledo
Cayetana se vistió de amarillo para un debate en TV3.

También es llamativo el look que ha elegido Begoña Villacís para los carteles electores que pueblan Madrid estos días. La candidata a la alcaldía de la capital por Ciudadanos luce perfecta en estas imágenes con un vestido que denota su embarazo y un abrigo por encima que bien podrían pertenecer a un catálogo de moda. Un estilismo con el que quiere remarcar que las mujeres pueden conciliar perfectamente una carrera exitosa con la familia. Y vestidas de forma impoluta.

De este modo, la política se ha vestido con sus mejores (y pensadas) galas en esta campaña para aumentar su vivero de votos y mostrar coherencia entre su discurso y su modo de vida. En la época de la imagen y las redes sociales, es fundamental usar la ropa como forma de reivindicación y activismo, pues sobre todo las generaciones más jóvenes están dando la vuelta al concepto tradicional de moda y convirtiéndolo en una forma de expresión. Algo que se lleva haciendo desde que el mundo el mundo pero que ha ganado visibilidad a través de las redes sociales. Por lo tanto, no piensen que lo que se ponen nuestros políticos está escogido al azar, pues va dirigido a decirnos mucho más que sus palabras.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios