Sarah Leonor evoca la "legítima ira" de Guillaume Depardieu

  • Gijón.- La directora francesa Sarah Leonor ha evocado hoy la "legítima ira" que impulsó la vida del actor Guillaume Depardieu, fallecido en octubre del año pasado tras desempeñar el papel protagonista en la película "Au voleur", que compite en la sección especial Rellumes del Festival de Cine de Gijón.

Gijón.- La directora francesa Sarah Leonor ha evocado hoy la "legítima ira" que impulsó la vida del actor Guillaume Depardieu, fallecido en octubre del año pasado tras desempeñar el papel protagonista en la película "Au voleur", que compite en la sección especial Rellumes del Festival de Cine de Gijón.

La cineasta ha presentado su primer largometraje de ficción en el que Depardieu se metió en la piel de un ladrón de segunda categoría y ha recordado con palabras de admiración al malogrado actor que ha "regresado" al Festival de Cine de Gijón como si fuera "un fantasma respetable"

Depardieu obtuvo en este festival el premio al mejor actor por "Pola X", de Leos Carax, en 1999, pero no pudo recogerlo porque la organización del certamen lo expulsó días antes, por protagonizar un escándalo en el hotel donde se alojaba en Gijón y dar una rueda de prensa ebrio.

El hijo "descarriado" del célebre Gerard Depardieu, que ha competido en cuatro oportunidades en este festival, comparte en "Au voleur" protagonismo con la actriz Florence Loiret, conocida por sus papeles en las películas de la directora Claire Denis.

Depardieu y Loiret encarnan a una pareja formada por un ladrón y un profesora que están convencidos de poder alcanzar la felicidad, aunque tengan que huir a los confines del mundo, en una película de arrollador romanticismo que fue definida por la directora como "un film noir luminoso".

El primer largometraje de Sarah Leonor participa en la sección especial competitiva "Rellumes" que se ha incorporado este año a la edición oficial como complemento con un premio de 6.000 euros para el filme ganador, que será decidido con los votos del público.

En una rueda de prensa, Sarah Leonor ha definido su película como una "mezcla" de géneros, aunque la crítica la ha considerado como una historia de amor iluminada con las luces y las sombras características del cine negro.

El filme es, según su autora, "nada complicado de entender y se trata de una pareja que por distintos motivos encuentra un destino común en medio de las dificultades que plantea la vida en Francia".

"Es un relato de la vida actual en Francia en la que dos personajes del mismo estrato social ocupan estatus distintos por circunstancias ajenas y también circunstancialmente se encuentran y unen sus destinos", ha afirmado.

Leonor ha rechazado la idea de que la mujer, una profesora interina, interpretada por Loiret, respondiera al tópico de una "burguesa" que cae rendida a los encantos de un aventurero y ha asegurado que la historia es menos retorcida y más inocente si se quiere.

Una profesora y un ladronzuelo, Isabelle y Bruno, simplemente viven una historia de amor juntos convencidos de que pueden alcanzar la felicidad aunque sea huyendo a los confines del mundo, y eso "es todo".

Sarah Leonor ha asegurado que esta película y la particular historia personal de Depardieu le ha servido para aprender que "cuando se habla de la vida se está hablando también de la muerte, que la muerte es consustancial a la vida, y viceversa", aunque a esa conclusión ha llegado "a posteriori, bastante tiempo después del rodaje".

"Guillaume tenía dentro de sí mismo una ira, vital y legítima contra el mundo y contra el sistema imperante y eso lo dejaba traslucir en sus personajes", ha recordado la cineasta gala.

Mostrar comentarios