Soledad Gallego-Díaz opina que "la crisis abrirá buenas oportunidades al periodismo"

  • Segovia.- A los 19 años, poco después de iniciar su carrera profesional en la Agencia Pyresa, Soledad Gallego-Díaz dejó clara su voluntad de defender un periodismo independiente en una difícil época para las libertades y perdió su recién estrenado empleo por participar en una huelga en defensa de su profesión.

Segovia.- A los 19 años, poco después de iniciar su carrera profesional en la Agencia Pyresa, Soledad Gallego-Díaz dejó clara su voluntad de defender un periodismo independiente en una difícil época para las libertades y perdió su recién estrenado empleo por participar en una huelga en defensa de su profesión.

Años más tarde, esta madrileña de padre jiennense y madre cubana vio recompensado anoche un esfuerzo de más de 30 años con el XXVI Premio de Periodismo "Cirilo Rodríguez", con el que el jurado de profesionales convocado por la Asociación de la Prensa de Segovia reconoce una labor que le ha llevado a todos los escalafones de la profesión periodística.

Con "La lente de la tierra" -el trofeo diseñado por la Real Fábrica de Cristales de La Granja para el premio- aún en sus manos, Gallego-Díaz no oculta, en entrevista con la Agencia EFE, su satisfacción por un galardón con el que se incorpora a la nómina de periodistas que ya tienen este premio, con nombres tan ilustres como Manu Leguineche, Tomás Alcoverro o Ramón Lobo entre otros.

"Me siento muy honrada y muy orgullosa de pertenecer a la "tribu" y de tener un premio de periodistas para periodistas que recompensa el trabajo con total independencia, porque viene de tus compañeros de profesión", asegura Gallego-Díaz.

A la emoción por el premio, la corresponsal del diario "El País" en Buenos Aires (Argentina) une este año la de recordar al periodista Pedro Altares, fallecido hace seis meses, que fue uno de los creadores de este premio periodístico que hoy alcanza prestigio internacional.

Gallego-Díaz recuerda a Altares -con quien coincidió en la mítica revista "Cuadernos para el diálogo- como "un periodista que trabajó por la libertad y por un periodismo libre en una época complicada, con el objetivo de desterrar el odio y apremiado por conseguir la concordia de un país".

Con una dilatada experiencia, que le ha llevado a trabajar como corresponsal en Londres, París, Bruselas, Nueva York y ahora Buenos Aires, y también a labores de dirección en "El País", Soledad Gallego-Díaz reconoce que el periodismo está atravesando un momento "muy delicado" motivado por un "cambio de modelo" en el negocio periodístico.

"Las empresas periodísticas han redefinido el modelo de negocio espoleadas por el auge de la información digital -explica- y está claro que influirá en el trabajo de los periodistas, pero estoy convencida de que la crisis va a abrir oportunidades buenas para los periodistas, porque el periodismo va a terminar respondiendo a las necesidades de la sociedad por su capacidad de análisis".

Por ello, considera "perfectamente compatibles" la prensa analógica y la digital, aunque observa que el periódico de papel "tiene que transformarse para tener unas características propias que le den un valor distinto, y es posible que de esta forma pueda tener una oportunidad de desarrollo".

En cuanto a la denominada "guerra de medios", Gallego-Díaz asegura que todos los medios "deben tener enfoques y caracteres distintos, siendo compatibles en un marco de convivencia y de respeto a sus distintas tendencias".

Aunque ha ocupado puestos de responsabilidad de carácter directivo en "El País", Soledad Gallego-Díaz sostiene que siempre ha estado "más cómoda viendo y escribiendo" y aunque le "gustan los cargos de dirección y coordinación", siempre se interrumpe y "vuelve a salir como corresponsal" porque su puesto "está donde hay que contar cosas".

De este modo, defiende que la profesión periodística "tiene como principal objetivo ser testigos, dar testimonio y explicar lo que sucede, porque hay que iluminar lo que sucede en el mundo para que tenga visibilidad y contribuya a mejorar una sociedad libre".

Mostrar comentarios