Sábado, 07.12.2019 - 18:03 h

"El barbero de Sevilla" levanta el telón de la nueva temporada del Real

El director de escena Emilio Sagi ha vuelto a repetir esta noche el mismo éxito que en 2005 ya vivió con su "Barbero de Sevilla", de Rossini, colorista y vital, título que el Teatro Real ha escogido para iniciar nueva temporada de ópera.

Madrid, 14 sep.- El director de escena Emilio Sagi ha vuelto a repetir esta noche el mismo éxito que en 2005 ya vivió con su "Barbero de Sevilla", de Rossini, colorista y vital, título que el Teatro Real ha escogido para iniciar nueva temporada de ópera.

Un comienzo con aplausos esta noche pero rodeado de polémica en los días previos, tras la decisión unánime el miércoles pasado de la comisión ejecutiva del Teatro de destituir fulminantemente a quien hasta ahora ha sido director artístico del Teatro Real, Gerard Mortier.

Emilio Sagi, asturiano de Oviedo y actualmente a los mandos de la nave artística del Teatro Arriaga de Bilbao, tiene en común con Mortier que él también fue director artístico del Real, entre 2001 y 2005, y que, como ha ocurrido con el belga, tampoco fue muy agradable su despedida.

Así lo recordaba esta semana Emilio Sagi al reunirse con la prensa para presentar su "Barbero", una ópera gozosa y brillante, como él mismo la definió, en un montaje que ha querido que fuese una "inyección de energía positiva", algo que el público ha vuelto a premiar esta noche con una larga ovación.

Aplausos que Emilio Sagi ha compartido con el director musical, el checo Tomas Hanus, que por vez primera dirigía en una ópera a la Sinfónica de Madrid, titular del Real, con el coro y con el primero de los dos repartos previstos para las otras nueve funciones programadas de este título de Rossini, una partitura "magistral".

Un reparto con Dmitry Korchak en el papel del conde de Almaviva, el enamorado de Rosina, rol que esta noche ha cantado la mezzosoprano italiana Serena Malfi, y con el barítono, también italiano, Mario Cassi, como el barbero y "celestino" Fígaro.

En 2005, cuando Emilio Sagi estrenó este montaje, que fue además su despedida como director artístico del Teatro Real, contó con dos grandes voces: la del tenor peruano Juan Diego Flórez y la soprano navarra María Bayo.

"El barbero de Sevilla" de Sagi, en blanco y negro en el primer y casi todo el segundo acto, y sólo en vivos colores cuando triunfa el amor entre Rosina y el conde, ha recibido varios premios fuera de España y ha viajado a Los Angeles, Lisboa y París, donde cosechó también muchos aplausos.

Aunque había expectación por ver si esta noche asistía a la inauguración de la temporada de ópera quien desde el miércoles es el sucesor de Mortier, el hasta ahora director artístico del Teatro del Liceo de Barcelona, Joan Matabosch, no se le vio en el patio de butacas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING