Martes, 20.08.2019 - 08:34 h

Llega "Sonrisas y lágrimas", el musical que está en el ADN de generaciones

Considerado el estreno de la temporada, el próximo día 27 llega a la Gran Vía madrileña "Sonrisas y lágrimas", el musical sobre la familia von Trapp, "que está en el ADN de generaciones de españoles" pero que volverá a emocionar "como si fuera la primera vez que se ve".

Madrid, 20 sep.- Considerado el estreno de la temporada, el próximo día 27 llega a la Gran Vía madrileña "Sonrisas y lágrimas", el musical sobre la familia von Trapp, "que está en el ADN de generaciones de españoles" pero que volverá a emocionar "como si fuera la primera vez que se ve".

Así de convencidos se han mostrado Carlos Hipólito, que encarna al capitán von Trapp, y el director del musical, Jaime Azpilicueta, durante la rueda de prensa de presentación del espectáculo, que, tras la gira que ha realizado por España, recala en el Teatro Coliseum de Madrid esta temporada.

Más de 200.000 personas han visto ya en España este musical, estrenado en Broadway en 1959 y cuya adaptación cinematográfica, protagonizada por Julie Andrews, convirtió sus canciones en una de las bandas sonoras más populares para generaciones de espectadores.

El proyecto para la puesta en marcha del espectáculo en España nació hace dos años y para ello fue necesario que cinco grandes compañías productores acordaran "unir fuerzas".

Y es que, según han explicado los productores ejecutivos Marcos Cámara y Juan José Rivero, era la única forma de organizar una gira, la más grande realizada hasta ahora, con un montaje como el que precisa "Sonrisas y lágrimas", con un equipo de más de un centenar de personas, 26 artistas y 10 músicos en directo en cada función, 22 cambios de escenario o 140 trajes en escena.

Carlos Hipólito ha asegurado sentirse feliz en su papel de capitán von Trapp y lo considera "un sueño cumplido". Con 37 obras de teatro estrenadas y tras pasar por el musical "Follies", ha asegurado que su reto en este espectáculo ha sido seguir preparándose en una disciplina nueva y hacer un personaje "creíble", sin caer en lo almibarado.

El actor, al igual que el resto del equipo, ha destacado el esfuerzo realizado por el hecho de trabajar "con un referente tan concreto del que todo el mundo tiene una idea preconcebida", de tal forma que no se imite la película ni se huya de ella.

La actriz, cantante y bailarina Silvia Lucheti es María, esa joven novicia apasionada por la música que llega a la mansión del viudo capitán de la marina austríaca con siete hijos.

Silvia, definida por Hipólito como una actriz extraordinaria y "perfecta en la ejecución vocal", ha explicado cómo se enfrentó al reto de "salir" de la María de Julie Andrews para basarse más en la vida real de la señora von Trapp,

Mientras en los musicales se prima lo musical sobre lo actoral, en este caso no ha sido así, ha indicado Carlos Hipólito, que ha explicado que este espectáculo tiene la peculiaridad de que la interpretación "está tan cuidada como si fuera una obra de Chéjov".

También ha sido muy cuidada la versión de la popular banda sonora de la película, cuyas letras en castellano han sido adaptadas respecto de la película, a excepción del clásico y conocido "Do, re, mi".

"No nos atrevimos a cambiarla", ha reconocido Azpilicueta, que ha señalado que aunque tuvieron muchas dudas sobre la versión, decidieron que fuera el único tema que conserva su traducción original a pesar de que "es un tanto extraño lo de que re es un selvático animal".

Además de la ternura y el divertimento, Azpilicueta ha destacado el trasfondo de la obra, la terrible decisión que tiene que tomar el capitán de abandonar su país ante la invasión del nazismo: la melancólica "Edelweiss" aparece como la encarnación de este sentimiento, una melodía interpretada como un canto patriótico.

Los productores del espectáculo se han pronunciado también sobre la subida del IVA al 21 por ciento en este tipo de espectáculos, aumento que ha precedido al estreno del musical en Madrid.

El problema de este incremento es que los espectadores "pasan a contemplar el teatro como un bien de lujo", han considerado.

Por ello, y seguros desde que "esta locura está afectando mucho al sector desde el primer día", han empezado a remitir semanalmente a la Administración los datos de recaudación de todas las salas para demostrar lo que está provocando.-

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios