Viernes, 23.02.2018 - 15:46 h

Así ve la crítica 'Dos hombres y medio' sin Charlie Sheen y con Ashton Kutcher

'Dos hombres y medio' estrenaba anoche su novena temporada con el adiós a Charlie Sheen y la bienvenida a Ashton Kutcher como gran reclamo. 

El equipo de Dos hombre y medio
El equipo de Dos hombre y medio

Entre aplausos, críticas feroces y esperanzas de mejora se han movido los críticos estadounidenses a la hora de valorar el estreno de Ashton Kutcher en Dos hombres y medio. Las comparaciones son odiosas, ya se sabe, y el marido de Demi Moore tendrá que aprender a convivir con el fantasma del polémico Charlie Sheen (que tuvo unas palabras en la gala de los Emmy para sus excompañeros) al menos durante unos capítulos más.

La apertura de la novena temporada de Dos hombres y medio vivió anoche su premier americana con la expectación levantada por ver cómo los guionistas conseguían salvar una serie que se basaba, básicamente, en el personaje de Chalie Harper. Con su funeral–muere atropellado por un tren en París– arranca la etapa post Chalie Sheen de la serie creada por Chuck Lorre. Sheen está fuera y Kutcher, dentro. Su personaje es el de Walden Schmidt, un multimillonario con tendencias suicidas que compra la antigua casa de playa de la familia Harper.

El regreso a la pequeña pantalla del marido de Demi Moore (Aquellos maravillosos 70) ha recibido críticas de lo más variopintas. Estas se mueven entre el "hay que darle una oportunidad" y el "nada ha cambiado en la serie". La peor parte se la lleva más que el actor, la propia serie. En The Washington Post no han tenido piedad con ella. Su crítico viene a decir que las líneas argumentales son simples, que es una serie que no da nada en lo que pensar y que nunca ha entendido porque tiene tanto éxito. La culpa no es de los actores, sino del guión.

Mucho más amables se muestran en el USA Today, donde hablan de un "debut sólido" de Kutcher. Para Robert Bianco, quien firma la crítica, la serie necesitaba un cambio porque el personaje de Sheen estaba demasiado explotado y corría el riesgo de convertirse en un "chiste viejo". Eso sí, deja la puerta abierta a una posible vuelta del actor. Según él, la posibilidad existe puesto que no se ha visto el cuerpo de Charlie Harper. Lo que no han desaparecido son los chistes sexuales.

Por su parte, en el Chicago Sun-Times piden un voto de confianza para Kutcher y su personaje. Creen que no ha estado mal en su debut y que se necesitan más capítulos para ver cómo evoluciona. Después de todo, el personaje de Walden Schmidt no es tan sencillo. Dicen. También desde Chicago, en el Tribune, remarcan el hecho de que lo que Kutcher trae es "suavidad a una serie que podría ser crispada y agria, misántropa y misógina".

Comentarios