Domingo, 17.02.2019 - 09:54 h
Viaje a su infancia

La red de mentiras de Ana Julia: del colegio falso a su casa de lujo

'En el punto de mira' bucea en sus humildes orígenes y descubre los posibles planes de la autora confesa de la muerte del pequeño Gabriel Cruz.

Ana Julia
 

El programa 'En el punto de mira' de Cuatro sigue los pasos de Ana Julia  Quezada, autora confesa de la muerte del pequeño Gabriel Cruz. Desde el lugar del crimen, desde Santo Domingo, desde Burgos y junto a un psicólogo intentan arrojar luz al último suceso que ha conmocionado España y cuya última información al respecto es que el juez pide que se investigue si le dio ansiolíticos al niño. El programa mantiene que Ana Julia basa su vida en una red de mentiras, que es "fría, calculadora e inteligente" y que se habría comprado una casa en Santo Domingo con el dinero de sus ex. 

A lo largo de la hora que dura el espacio lo primero que se muestran son sus orígenes humildes. "Eran chiripas, buscavidas", dicen sus vecinos. Ana Julia tiene 10 hermanos más "y conmigo se crió 17 años", dice a las cámaras su madre, que vuelve a pedir disculpas "a la familia". 

Ella se encargó de cuidarlos a todos cuando falleció el padre. Ana Julia trabajaba como empleada del hogar y durante la infancia iba al colegio y ayudaba a su madre en la venta ambulante. 

El pasado diciembre se reunió con todos y de Gabriel dijo que lo adoraba y lo quería. De Ángel, su hasta ahora pareja, decía que tenía una relación muy bonita. Tres meses después de esto la mujer de familia humilde fue detenida por la muerte del pequeño Gabriel. Ese momento lo recuerda una de sus hermanas con dolor. "Me desmayé cuando vi la palabra asesina encima de su fotografía". "No la perdonamos", acaba.

Complejo de inferioridad

Sergio García, un psicólogo experto en mentes criminales, arroja luz en el programa sobre lo que ha podido suceder para que esa niña de origen humilde sea la asesina confesa del pequeño Gabriel. El primer dato que aporta sobre personalidades como la de Ana Julia es que puede haber un complejo de inferioridad: "Yo pienso que el mundo está en deuda conmigo y esto hace que se tenga una ambición que puede ser desmedida. Yo quiero conseguir aquello que el mundo me quita por mi nacimiento", dice. 

No estudió en el colegio que dice

El programa empieza a desmentir a Ana Julia. Lo primero que hacen es visitar el supuesto colegio donde Ana Julia dice en su perfil de Facebook que ha estudiado, pero el director no encuentra el expediente. La explicación que da el psicólogo a esta mentira -en dicho colegio solo estudiaban los niños más ricos del país- es que la mentira forma parte de una persona con rasgos psicopáticos "para satisfacer su ego frente a una realidad que no soporta. Y quizá en esa excesiva necesidad de aparentar llega a la mentira".

"Es una chantajista emocional"

La primera relación sentimental de Ana Julia, con 17 años, fue con Santiago. En ese momento fue madre por primera vez de la pequeña que murió en Burgos tras caerse por una ventana.

A la ciudad de Castilla León llegó con 18 años y en un club de alterne conoció a un camionero, con quien tuvo otra hija. De aquella época los vecinos la recuerdan como alguien muy amable "y ahora nos arrepentimos". 

Su nuevo novio será un hombre mayor que ella y enfermo de cáncer. La hermana de él la denuncia en el programa. "Es una chantajista emocional con dos caras" dice Isabel, hermana de la pareja de Ana Julia una vez abandona al camionero.  Además asegura que consiguió "sacarle 17.000 euros". 

Los hijos de Javier, su siguiente novio, la tachan de manipuladora. "Al principio se portaba muy bien y le cuidaba pero cuando mi padre cae enfermo fomenta todo lo que no puede hacer", relata la hija. Cuenta el programa que con el padre ya moribundo intentó orquestar una boda exprés "pero en la semana en la que se moría le vació las cuentas". En ese momento fue cuando se hizo una operación de pecho pidiendo un préstamo "que al final hemos pagado nosotros". El psicólogo aquí indica que puede tratarse de una persona narcisista, con un sentimiento impostado y con falta de escrúpulos

A continuación conoce a otro hombre en Burgos y mantiene una relación de cuatro años con él. Se trata de Sergio, su actual ex con el que llegó a Las Negras y montaron un bar... hasta que se separaron, lo traspasaron y conoció a el padre del pequeño Gabriel. Sus primeros amigos en la zona la tachan de divertida, agradable, simpática... 

Siempre estaba en plano

Y esa cara es la que muestra ante las cámaras. Una periodista del programa de Ana Rosa relata que era poco empática, muy fría, que no se emocionaba, que siempre era la protagonista y su actitud era muy diferente detrás y delante de la cámara".  El psiquiatra explica aquí que se ve forzada a dar una buena imagen y a interpretar frente a los demás. 

Un auto demoledor

Ante las atrocidades que relata el auto de juez, donde se indica que hizo el hoyo antes de que Gabriel muriera, que le asfixió o que le insultó mientras transportaba su cuerpo en el maletero, el juez asegura que hay falta de sentimientos y de humanidad y pura crueldad.

Por su parte el psicólogo asegura que "no siente ni hay en su voz cuestiones que indique la atrocidad que está haciendo y para generar este comportamiento tiene que haber narcisismo y falta de empatía muy fuerte". Y sigue: "sus objetivos son unos y nadie lo van a impedir". 

La casa de Ana Julia en Santo Domingo

La última mentira que pone de manifiesto el programa es que quería a Gabriel. Lo dijo el día que fue detenida cuando un agente de la Guardia Civil decía 'afirmativo' al comprobar que en el maletero de su coche estaba el cuerpo de Gabriel. Ya lo dijo en su tierra natal cuando acudió en Navidad. Allí precisamente se habría comprado una casa, según el programa de Cuatro, en una urbanización de lujo con el dinero que fue consiguiendo de noviazgo en noviazgo, según han ido relatando los familiares de sus exparejas. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios