Sábado, 21.09.2019 - 01:33 h
Le ven entre los diez mejores

La coreografía, lo más criticado de la actuación de España en Eurovisión

La crítica cree que el representante español en Eurovisión interpreta una buena canción, pero en este caso la coreografía no convence nada.

Miki, Eurovisión
Miki durante los ensayos.

La audiencia sentencia y para saber lo que pasa con Miki y el tema 'La venda' hay que esperar al sábado. Su interpretación será la última que se vea, lo que ayudará a ponerle más en el foco mediático. Pero hasta que esto pase muchas son las encuestas que pronostican un puesto medio en la tabla para España. Y la crítica del Festival lo tiene claro: la coreografía no ayuda. Miki podría colarse este sábado en el "top 10" de Eurovisión 2019 de cumplirse las previsiones de la prensa internacional, que ve "La venda" del intérprete catalán con posibilidades.

"Me encanta. La canción es muy divertida y él, con su felicidad, pone una sonrisa a todo el mundo en la cara. El resultado es una fiesta en el escenario y espero que esté entre los diez primeros. Al menos en mi clasificación personal lo está", apuesta la holandesa Lonneke Haveman, de RTL 4, quien otorga a Miki un octavo puesto.

Para ella, la escenografía es el único escollo en su ascenso en los pronósticos, que actualmente lo sitúan a mitad de tabla, en el puesto 15 de 26. "Creo que se debería haber enfocado más como una fiesta playera y que lo han querido transmitir no se entiende", considera la periodista, quien añade que quizás deberían haber implicado al público congregado en Expo Tel Aviv.

Es una opinión compartida por la mayoría de especialistas consultados por Efe en la sala de prensa de Eurovisión 2019: la escenografía, pese a su elaborada propuesta, no ayuda al representante español.

"Si esto fuese un concurso de canciones radiofónicas, Miki estaría en el 'top 5', pero la puesta en escena no va su favor. Miki levanta el espectáculo cuando conecta con el público", afirma Deban Aderemi, uno de los máximos defensores del artista catalán desde el célebre portal de información del festival WiWiBloggs.

Su compañero en esta web, el estadounidense Jack Lawson, critica la escenografía por ser "muy liosa" y, al mismo tiempo, "muy literal" en su apuesta por el colorido y con "demasiados elementos". "Creo que el mensaje de la canción era fácil de llevar al escenario, pero que no lo han conseguido", concluye.

También de WiWiBloggs es el israelí Izhar Levy, en cuyo país ha prendido con fuerza "La venda" por su sonido mediterráneo. "Creo que habría llegado al top 5 de no ser por su escenografía, que es bastante confusa. Prefería la propuesta original, con las chicas que le acompañaban tocando instrumentos. Aún así, llegará al 'top 10", opina.

Desde el medio australiano de información eurovisiva ESC Daily, el periodista holandés Steven Van Gorkum no considera a Miki "un aspirante a la victoria", pero sí a esos diez primeros puestos de la tabla.

"Especialmente porque es una buena canción, muy animada, del tipo de temas que Eurovisión necesita, y porque actuará en la segunda mitad de la gala, con lo que su energía podría ayudarle", afirmaba poco antes de saber que el español pondrá el fin de fiesta a la gala y por tanto contará con mayor foco mediático.

Van Gorkum, más benévolo con la escenografía, que califica de "interesante" por la idea de que Miki entre en las casa de la gente para despertarles con su contacto a una vida real", cree que la inclusión del robot gigante quizás "ha sido demasiado".

"Lo que sucede con España, que ha enviado algunas canciones buenas en los últimos años, es que cuando el tema es malo, es muy malo. Pasó con Manel Navarro, pero estoy feliz de que España haya vuelto con una propuesta seria", destaca.

Veterana en la cobertura del Festival Europeo de la Canción es la macedonia Valentina Gyorgievska, periodista "freelance" para quien, además del "temperamento español" de Miki, resulta muy especial su mensaje y su traslación al escenario con tanto color.

"Me recuerda la revolución que la gente joven protagonizó hace unos años en mi país, tiñendo las calles frente a la corrupción política y en defensa de la libertad", señala.

De entre todos los periodistas que han hablado con Efe, muy pocos han transmitido una opinión enteramente negativa. "La canción no me gusta, porque no es mucho de mi estilo. Llega a estresarme, aunque él es encantador; de hecho, creo que él es mejor que el tema", opina con sinceridad Morten Madsen, periodista danés para Eurosong.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios