Lo conoció de vacaciones

Final de 'Juego de Tronos': así vivió Emilia Clarke el desenlace de su Daenerys

La actriz desvela cómo llegó a sus manos el guión del último capítulo de la mejor serie de la historia de la televisión. 

Fotografía de Daenerys Targaryen, interpretada por Emilia Clarke en 'Juego de Tronos'.
Daenerys Targaryen, interpretada por Emilia Clarke en 'Juego de Tronos'. / HBO.

Emilia Clarke estaba de vacaciones cuando de repente le llegó el guión del último capítulo de 'Juego de Tronos'. En esas líneas estaba el destino de su personaje en la mejor serie de la historia de la televisión. Ahora que HBO ha emitido el esperado desenlace, con alguna que otra crítica por parte de los millones de seguidores, la actriz que da vida a Daenerys desvela en 'Entertaiment' lo que sintió ante su final.

A continuación, spoiler

Era octubre de 2017 cuando el esperado desenlace llegó a las manos de Clarke. Estaba en un aeropuerto y corrió hacia su casa casi sin coger las maletas. Una vez allí se preparó su taza de té para degustar ese desenlace. Lo que no se imaginaba es que iba a morir a manos de Jon Nieve (Kit Harington). No podía creerlo. Cogió las llaves y su móvil y salió a dar un paseo de cinco horas. Dos días después se subió en un avión destino Belfast para leer junto al equipo el desenlace. Junto a ella Harington, que había preferido no leer ni una línea y no sabía lo que le deparaba el futuro a su personaje.  "Eres mi reina ahora y siempre" es la temida frase que ni una quería escuchar ni el otro quería decir... 

En el artículo Clarke explica cómo el ataque de Dany a Desembarco del Rey del penúltimo capítulo podría haber parecido abrupto, pero desde el comienzo de la temporada, Daenerys ha reaccionado con creciente ira, desesperación y frialdad de un revés tras otro. Explica así el giro de la evolución dramática que en los últimos episodios ha motivado encendidos debates en las redes sociales y la prensa.

Daenerys representó, en gran medida, la liberación para Poniente y la esperanza en un nuevo reinado desde el Trono de Hierro y, aunque en su empeño no escasearon las matanzas y venganzas, este personaje se relacionaba sobre todo con virtudes como la compasión y la justicia.

Pero, lamentablemente para sus fans, parece que tanto vuelo a lomos de dragones le ha afectado a la cabeza, ya que, consumida por la inseguridad y el miedo a la traición, no tuvo reparos en arrasar Desembarco del Rey y asesinar a miles de soldados y civiles cuando la ciudad ya había hecho sonar sus campanas indicando que se rendía.

Esta faceta sin piedad de Daenerys, que la emparenta con los miembros más desquiciados de su familia Targaryen, dejó en muy mal lugar a Jon Snow (Kit Harington), su principal valedor ante unas mujeres Stark que recelaban muchísimo de la aspirante a reina. De ahí que para la última entrega de la serie se esperara que tanto Sansa (Sophie Turner) como Arya (Maisie Williams) tuviesen un gran protagonismo. Al final ha sido el propio Jon Nieve el que ha decidido poner fin a su amada Reina, lo que le ha supuesto el destierro. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios