Sábado, 16.02.2019 - 09:24 h
Segundas audiciones a ciegas

Laura, la joven invidente que emocionó y el resto de elegidos de 'La Voz Kids'

Laura, Yastina, Noemí... los coach siguen eligiendo a sus pequeños artistas en una noche donde las lágrimas inundaron el plató. 

Laura
 

'La Voz Kids' sigue eligiendo a sus pequeñas estrellas. Melani cantando ópera o Steven dándole a la ranchera, por no hablar del pequeño Samuel que se arrancó por Camarón el pasado lunes ya van conociendo a sus compañeros y rivales. En la segunda gala Laura, una joven invidente luchadora llenó el plató de lágrimas y emociones junto a otros pequeños que no lo lograron pero se fueron asegurando que volverán o los que sí pasaron en el último segundo.. Así fue la segunda gala de audiciones a ciegas en la que Rosario se pone en cabeza, seguida de Melendi y Antonio Orozco. 

La Tita Turner de once años, la primera en aprobar

Yastina, una joven de once años que cantaba por Tina Turner fue la primera estrella de 'La Voz Kids'. Llenó el escenario de rock y al final eligió irse con Rosario, y eso que le gustaba Bisbal y estaba enamorada de Melendi.

La pequeña de ocho años que lo intentará de nuevo

La segunda protagonista de la noche no tuvo tanta suerte ya que ninguno se dió la vuelta. Se trataba de Teresa, de ocho años, que con su peluche en mano se plantó en el escenario para defender 'Por ti volaré. Su madre sufrió más que la joven que sin duda volverá a intentarlo otro año. Los coach volvieron a enfrentarse a ese frío momento en el que ninguno se da la vuelta. Mensajes positivos y muchos abrazos son el antídoto para una situación en la que los más pequeños suelen dar una lección de saber estar. 

Laura, la invidente que emocionó a todos

La tercera invitada de la noche arrancó lágrimas a Rosario y Antonio Orozco. Fueron los que se dieron la vuelta ante la joven invidente a la que Tania Llasera ayudó a subir al escenario. Se trata de Laura, de once años y de Almería. Es invidente de nacimiento.

Nació prematura y se le partió la retina. "Nunca me he dicho esto no lo hago porque no veo. Si tardo más tardo más pero lo intentó y si no sale a la primera saldrá a la segunda o a la tercera". De pequeña, asegura que soñaba con ir a La Voz Kids y "estoy en un sueño". Empezó a cantar con ocho años. Al escuchar las palmas del público "sé si se han emocionado aunque no los vea", asegura.

En el escenario de La Voz Kids interpretó 'Qué bonito', tema de Rosario que pese a ello no fue la primera en darse la vuelta sino que lo hizo junto a Antonio Orozco cuando éste la animó. Rosario fue la primera en llorar emocionada al acercarse a ella. Orozco lo hizo una vez abandonó el escenario. Laura tenía claro con quién se iba: "Con Rosario porque es especial y tiene mucho arte". "No somos nada cuando ves a una niña así de fuerte cantando", decía Rosario mientras Antonio no contenía las lágrimas. 

Vid
 

La más eléctrica

Pero no fueron las únicas lágrimas. La siguiente en subirse al escenario fue Noemí, de 15 años, que llegaba desde Vigo (Galicia). Su voz rasgada inundó el escenario y enamoró a Melendi, que tardó segundos en darse la vuelta. "Lo que más me ha gustado es que eres eléctrica y el tiempo que tienes", le decía el coach con el que al final decidió irse "porque le escucho desde que era pequeña y además somos vecinos". 

NErea
 

El genio que canta de oído

El siguiente fue Víctor, el más nervioso hasta el momento de todos los pequeños artistas. Tenía miedo de que no se giraran "porque estoy inseguro con esta canción". Acabó con todos los coach luchando por él y escuchando que es un genio. Interpretó 'Caresse sur l’ocean', de Les Choristes y lo hizo de oídas porque no tiene formación musical. "Impresionante". "Eres perfecto". Al final se fue con Antonio Orozco. 

Elisa elige cantando

"Desde muy pequeña he cantado" dice Elisa, de once años y amante de los musicales.  Cumple su sueño de estar en La Voz Kids tras elegir a su coach cantando un tema suyo: 'Estoy temblando de pensar que ya te tengo aquí a mi lado y prometo no soltarte de la mano y ahora sé que ya tus pasos son mis pasos...' de Orozco. Elisa inundó el escenario de alegría con la artista que lleva dentro. 

Elisa
 

 Pablo, o cuando a la segunda se cumple un sueño

Rosario le pidió que repitiera este año cuando el pasado no consiguió pasar las audiciones a ciegas. "He seguido con las clases de canto y he preparado más mi voz", aseguraba Pablo, que prometió saber controlar mejor los nervios. "Esto es perseguir tu sueño", sentenciaba. Y este año no fue una pesadilla. "Estábamos predestinados tú y yo, mi vida", le dijo Rosario, que se dio la vuelta y acabó llorando. 

Pablo
Pablo

'Mi niña Lola' la salva en el último segundo

 "Me lo he currado mucho", decía Nerea de 13 años, de la que su madre aseguró que le gustaba cantar, pero no lo hacía bien. Al final, tres años después, el esfuerzo tuvo recompensa. Rosario y Orozco no pudieron resistirse a 'Mi niña Lola' y quisieron darle una oportunidad "pese a los fallitos que has tenido". Al final se fue con Orozco.

Nerea
 

Alejandro lo volverá a intentar

Y tras tantas emociones y alegrías llegó un momento de esos que requieren mucha ternura. "Desde que tenía un año cantaba mucho", contaba el siguiente concursante. "Aprendí antes a cantar que a hablar", aseguraba. Con ocho años lo intentó y no pasó el primer casting. Con doce Alejandro lo vuelve a intentar y pese a su voz no consigue convencer a ningún coach. Le invitan a que no deje de cantar y le recuerdan que 15.000 niños se presentaron a los casting. Sólo estar ahí ya es ser un ganador. 

Alejandro
 

Edurne, la más disputada

Edurne de 11 años y de Gerona "lleva el flamenco en las venas desde pequeña" asegura su madre. "Me paso todo el día con las castañuelas", dice ella. "Canto de todo menos inglés y ópera", continúa. Soñaba con ver a los tres dados la vuelta, y lo consiguió. Al final se fue con Rosario tras una pelea entre todos los coach que pasará a la historia. La joven interpretó a Malú y si Orozco decía que cantaba con ella una canción, Melendi le aseguraba que Malú era su mejor amiga. Todo vale par conseguir aumentar el equipo. 

Ramón y los pelos para colgar llaves de Orozco

Ramón, con trece años,  tenía mucho miedo a ponerse nervioso. De pequeño asegura que le daba mucha vergüenza cantar y cuando su familia le escuchó se llevó las manos a la cabeza. Lo mismo le sucedió a Orozco, que lo quería de forma insistente en su equipo, y a Rosario. Ambos se dieron la vuelta. Al final ganó Rosario y eso que Orozcó le soltó la siguiente perla: "¡Tengo los pelos para colgar llaves!".

Ramon
 

Fabio no cumple el sueño pero cantó con Melendi

Fabio, de Tenerife, estaba seguro de sí mismo pero al final puede que los nervios le jugaran una mala pasada y no consiguió convencer a ningún coach. Rosario aplaudió su timbre de voz. Antonio Orozco le invitó a seguir en el mundo de la música. Y lo que sí se llevó finalmente fue cantar junto a su ídolo Melendi, que le invitó a escuchar otro tipo de música y cantar en otro estilo. 

Fabio
 

La etiqueta de Melendi, protagonista

Melendi se arrancó en el escenario y fue cuando se dio cuenta de que no se había quitado el precio del pantalón. Salio de plató para cortarse la etiqueta que marcaba 39,90 euros "para que luego digan que soy pijo". 

etiqueta
 

La cocinera cantante que conquista a Melendi

Los dos siguientes concursantes son una aficionada a la cocina y un amante de la magia. Laura, con quince años, llenó el escenario con 'True colors'. Convenció a Melendi, que le dio el consejo de aprender a controlar la respiración "y disfrutar más". 

El mago que conquistó a Orozco en décimas de segundo

El siguiente fue Javier, que llegó al escenario con una mezcla entre miedo y respeto. 'El beso' fue su tema elegido y antes de acabar la primera palabra Orozco ya se había dado la vuelta. Le siguió Rosario. Ambos se arrancaron a bailar juntos. Melendi se hizo de rogar pero también se dio la vuelta. Y con los tres coach entregados al final se fue con Melendi pidiendo perdón al resto. 

Alejandra y la canción más difícil

La siguiente participanteno no tuvo suerte. Su 'Bound to you' no convenció. Era Alejandra, venezolana residente en Madrid. Tiene 14 años y los nervios le jugaron una mala pasada. Rosario le preguntó si había otra canción más difícil porque "la voz es preciosa, pero hay ciertas cositas que las mejorarás". 

Alejandra
 

Gabriela enamoró

"Estoy bastante nerviosa pero con muchas ganas de cantar", así llegaba al escenario Gabriela que con su ‘La vie en rose’ convenció tanto a Melendi como a Antonio Orozco. Su voz transportó a los coach por ser dulce y bonita. "Me gusta mucho como retardas las notas", le dijo Melendi. "Me he enamorado", respondió Orozco. Al final la joven se fue con Melendi.

Rosario está a la cabeza

Hasta la próxima semana, que siguen las audiciones a ciegas, en cabeza está Rosario con nueve talentos tras incorporar a Yasmina, Laura, Pablo y Ramón. Le sigue Melendi con ocho artistas tras fichar a Noemí, Laura, Javier y Gabriela. En última posición queda Antonio, con siete artistas con la incorporación de Víctor, Elisa y Nerea. 

Ahora en Portada 

Comentarios