Le quedan tres meses como presidente

Sánchez saca pecho y desafía a la oposición en sus últimos días en RTVE

El presidente de la Corporación ha defendido a capa y espada su trabajo y ha pedido a los parlamentarios críticos que recorten los plazos de su cese.

José Antonio Sánchez, designado presidente de RTVE por el Congreso
José Antonio Sánchez, presidente de RTVE

Hace solo una semana que PSOE, Ciudadanos y Podemos se aliaron para acabar con el control político del PP en RTVE personificado en José Antonio Sánchez. Los grupos aprobaron una nueva ley para cambiar el Consejo de Administración de la Corporación en tan solo 90 días y el presidente, en su primera aparición pública, ha sacado su pecho de su etapa. En el Senado, durante su comparecencia ante la comisión mixta de control parlamentario de RTVE, mostró su lado más retador, irónico y en varios momentos, casi despectivo. Sabe que le quedan días y no se va a callar. “La cadena está muchísimo mejor que cuando yo llegué”, resumió en una de sus intervenciones.

“Si tan mal va TVE, por qué la nueva ley propone mi sustitución dentro de tres meses. Que hubiera sido en tres semanas, en tres días, o mejor, en tres horas”, retó a los parlamentarios críticos hasta en dos ocasiones desde su mesa. Incluso, al socialista Óscar López le pidió que “presente una iniciativa para que se recorten los plazos. Pídalo ya, por favor”, le rogó.

Pasa Sánchez, es tiempo de recordar todo lo que ha conseguido desde 2014, como “lograr que el Telediario sea el informativo más visto durante todo el año” e incluso se atrevió a dar noticias. Algo nada común en esta comisión. Y no dio una. Dio tres: TVE ha comprado los derechos del Mundial de Clubes y de la clasificación de la Eurocopa y del Mundial; ha fichado a Carlos Herrera para un programa en ‘prime time’; y Paco Lobatón regresa a La 1 para hacer el nuevo espacio ‘Desaparecidos’. Así, deja claro que tomará decisiones trascendentes hasta el último día y que no le da miedo el final. “Dejo la mejor televisión de los últimos tiempos. Somos los mejores”, reafirmó.

Nada ni nadie le intimidó con sus preguntas en forma de ‘dardo’. No tiene nada que perder y hasta se atrevió a mostrar su lado más socarrón. “Me quita un peso de encima saber que el PP me va a dar un puestecito en Madrid”, dijo con una sonrisa en la cara tras las palabras de la senadora Pilar Lima, de Podemos, quien le acusó de tener su futuro político asegurado.​

Se vanaglorió de los temas polémicos

Dos temas ‘calientes’ han copado la actualidad en torno a RTVE en los últimos días y ambos tuvieron relación con la politización de la televisión pública. El primero fue el cese de José Luis Regalado como editor de ‘La 2 noticias’ y el segundo tuvo como protagonista a Carmen Sastre, directora de Contenidos de los Informativos de TVE.

Edificio de TVE
Televisión Española / EFE



Según un comunicado interno, Regalado fue destituido de su cargo como “represalia” por “criterios de independencia y pluralidad” informativa. Según la versión de José Antonio Sánchez, “no fue cesado, sino sustituido en su puesto al comenzar la nueva temporada”. El presidente lo definió como “lógica movilidad en una empresa de miles de empleados” pese a que “en TVE no hay muchos cambios porque somos muy buenos”.

Su alegoría del buen hacer de la cadena en los últimos meses fue más allá y calificó a Carmen Sastre como “su mano derecha” días después del incendió que provocó en los informativos al realizar defensa inaudita del PP en un organismo público. La directora de Contenidos de los Informativos exigió a una redactora difundir el "argumentario" del Partido Popular para informar sobre la declaración como testigo del Presidente del Gobierno ante la Audiencia Nacional por el llamado caso Gürtel.

Para Sánchez, “una gran culpa de que los telediarios de TVE sean los más creíbles, y por lo tanto los más vistos, se deben a profesionales y personas como Carmen Sastre, de cuyo trabajo me siento muy orgulloso”. Ni un reproche.

El presidente no va a retroceder ni un centímetro y se atrevió incluso a defender la forma de actuar de TVE en el caso de ‘La Rueda’ de la SGAE pese a que ha confirmado que emitían 1904 obras musicales en los programas nocturnos. Le quedan tres meses en el cargo o lo que es lo mismo, “poco más de tres telediarios”, como le recordaron de forma hostil desde el lado parlamentario. El nuevo presidente tendrá que calmar las aguas.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios