Miércoles, 18.10.2017 - 06:18 h

MTV cumple 36 años: así ha sobrevivido a la muerte del videoclip en televisión

Un 1 de agosto de 1981 MTV comenzaba con el tema Video Killed The Radio Star. La llegada de Youtube cambió el escenario del consumo de videoclips en la pequeña pantalla.

MTV supo analizar el problema y así pasó de ser referencia en el videoclip a ser la factoría de la tele-realidad adolescente. 

MTV cumple 36 años: así ha sobrevivido a la muerte del videoclip en televisión

Un 1 de agosto de 1981 el canal MTV comenzaba sus emisiones con el tema Video Killed The Radio Star. Tres largas décadas después, MTV no ha matado a la estrella de la radio, pero la plataforma Youtube sí que ha terminado con su esencia de canal de música. 

La llegada de Youtube cambió el escenario del consumo de videoclips en la pequeña pantalla. Ya no tenía sentido un canal que el espectador sintonizara para esperar a ver su canción favorita. Ahora con sólo un clic, en su propio móvil, la audiencia puede pinchar la música en el momento y lugar que lo desee.

Sin embargo, MTV supo analizar el problema al que se enfrentaba con las nuevas dinámicas de consumo y, antes de la revolución de Internet y la aparición de las redes sociales, desarrolló una estrategia de producción de contenidos exclusivos. Así MTV pasó de ser referencia en el videoclip a ser la factoría de la tele-realidad adolescente

De esta forma, MTV no pierde su atractivo target objetivo de público joven, pues sigue tomando el pulso a las nuevas generaciones. 'Parental control', 'Super dulces 16', 'True life', 'Disaster date', 'Paris Hilton my new best friend', 'Room raiders'… son algunos de estos formatos de éxito en MTV. Todos con un común denominador: utilizan un tono rebelde que conecta con la adolescencia y su interesante perfil a nivel publicitario.

No obstante, el nombre del canal sigue teniendo la “M” de Música como bandera. Porque la cadena complementa su programación de tele-realidad con grandes acontecimientos musicales que siguen definiendo su marca y, sobre todo, su rentabilidad en el sector.

De ahí que las grandes galas de entrega de premios de MTV, que produce desde 1984, sigan en estado de buena forma. Porque los responsables de esta “Music Television” se percataron de que la música no ha dejado de interesar en televisión. La diferencia está en que ahora la televisión debe entregar al espectador un producto original que no puede conseguir en otras plataformas. 

Y, desde su creación, las galas de premios de MTV ya tienen ese valor añadido: son un evento único, en directo y que genera actuaciones icónicas. 

De esta forma, MTV se ha ido perfilando como empresa productora de grandes y rentables conciertos desde lugares icónicos, como el Madison Square Garden, que son disfrazados de galas de premios y los vende a todo el mundo.

Porque en los premios de MTV lo que menos importan son los previsibles premios. Los galardones son sólo una excusa para crear un rentable show-acontecimiento que atrae jugosos patrocinadores, vende entradas y promociona la industria discográfica de forma atractiva y, no menos importante, también impulsando la marca de la emisora organizadora, MTV, como referencia a la vanguardia de la fiesta del negocio de la música. 

Ahora en portada

Comentarios