Domingo, 22.09.2019 - 19:41 h
Gana 500.000 dólares por episodio

Peter Dinklage y su difícil camino al éxito: sin cama para dormir y endeudado

El actor se endeudó para poder estudiar teatro y durante años malvivió compartiendo piso con amigos sin tener ni cama ni calefacción.

Peter Dinklage, con su Emmy a Mejor actor secundario en drama
Peter Dinklage, con su Emmy a Mejor actor secundario en drama

La vida de lujos y fiesta que exponen los actores de Hollywood se asocia con una trayectoria de éxito. Sin embargo, muchos han tenido que sufrir antes de llegar hasta ahí. Es el caso de Peter Dinklage, el actor de Juego de Tronos no lo tuvo fácil para cumplir su sueño de ser actor y tuvo que trabajar en empleos que apenas le daban dinero para dormir en el suelo. Ahora Dinklage es uno de los actores mejor pagados, con un patrimonio actual de 10 millones de dólares, según TheRichest

Peter Dinklage nació en Morristown, un pueblo de Nueva Jersey, en una familia con pocos recursos. Además, desde su nacimiento sufre acondroplasia, la causa más habitual de enanismo, algo que le costó asumir de pequeño. "Como adolescente estaba amargado y enojado", aseguró. Dinklage logró superar este complejo y luchó por ser actor. 

Precisamente, fue su ilusión por interpretar lo que le llevó a las situaciones más críticas. Estudió teatro en la escuela de Delbarton y para ello tuvo que pedir un préstamo que le ahogó económicamente tras graduarse. Decidió mudarse a Nueva York para buscar suerte en la interpretación pero apenas tenía dinero para pagar un piso, por lo que se quedaba en casa de sus amigos. 

Poco después, empezó a buscar otros trabajos con los que podía ahorrar para el alquiler de una casa, aunque no con las mejores condiciones.  El actor que interpreta a Tyrion Lannister comenzó en trabajos de limpieza, con los que podía permitirse compartir el alquiler de un apartamento pero durmiendo en el suelo. 

Después de dos años de búsqueda de trabajo, finalmente consiguió uno de oficina a tiempo completo, pero el dinero que ahorraba solo le permitía un apartamento sin calefacción. Además, en uno de los pisos que Dinklage compartió con un amigo, vivían rodeados de ratas, según informa la web 'listverse'. 

La situación económica en la que se encontraba, unido a que no podía cumplir su sueño de ser actor, llevó a Peter Dinklage a refugiarse en el alcohol. Tocó suelo cuando cumplió 29 años, entonces se replanteó su vida y decidió apostar por la interpretación, prometiéndose a sí mismo que cambiaría su trabajo por el primer papel que consiguiese

Rechazó papeles por su aspecto físico 

El éxito en la actuación también fue duro. El actor de Juego de Tronos no quería explotar su aspecto físico con papeles sin sentido, por lo que rechazó algunas ofertas que consideraba que se burlaban de su enanismo. Tras negarse a interpretar varios personajes, debutó en 1995 con un personaje secundario, pero con gran reconocimiento de la crítica, en la película Living in Oblivion.

A partir de entonces comenzó el despegue de su carrera artística que le llevó a encarnar en 2011 el papel de Tyrion Lannister en Juego de Tronos. Un personaje que, además de la fama (ha ganado tres premios Emmy y un Globo de Oro), le ha reportado grandes beneficios económicos. En la actualidad es uno de los actores mejor pagados de la televisión y, al igual que los otros cuatro protagonistas de la serie de HBO, Dinklage cobra 500.000 euros por capítulo.  

Su tortuoso ascenso ha hecho de Dinklage una persona con carácter y confianza y su forma de pensar es inspiración para muchas personas. En uno de sus discursos frente a estudiantes de la universidad, Peter Dinklage les instó a no esperar a que nadie les diga cuando tienen que actuar, "¡No esperes hasta que te digan “estás listo”! ¡Entra allí! ¡Canta!", explicó. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios