Viernes, 15.12.2017 - 07:33 h
Le cuesta 311 millones en 2017

TV3 le sale cara al Govern: difunde su mensaje, pero arrastra años de pérdidas

Puigdemont riega la televisión catalana con el mayor presupuesto entre las autonómicas y paga el salario de más empleados que Atresmedia y Mediaset.

Carles Puigdemont
Carles Puigdemont



TV3 cubrió a pie de calle y puso todos sus medios a disposición del Govern durante el 1-0. Solo unos días después, informó sobre la manifestación del pueblo catalán a favor de la unidad de España con llamadas telefónicas y alguna conexión esporádica en la que sus reporteros ni siquiera lucían el logo de la cadena en el micrófono. Una diferencia abismal de tratar la información de la cadena pública de todos los catalanes, ¿o no de todos?

La Generalitat y TV3 viven una simbiosis que se ha exagerado durante el proceso soberanista. El gobierno catalán es el que más dinero, con mucha diferencia, emplea para gestionar su televisión autonómica, que ha terminado por decantarse de forma clara por fomentar un mensaje a favor de la independencia. El mensaje de Puigdemont. El canal se ha postulado de forma clara, con las consiguientes acusaciones de manipulación informativa por parte de Ciudadanos, PSC y PP.

Su mensaje ha calado hondo en los catalanes a favor del ‘sí’. TV3, que ha perdido el liderazgo autonómico frente a Antena 3 y Telecinco, ha firmado sus mejores datos de los últimos tiempos bajo la pujanza del independentismo. Según Kantar Media, en el año 2017 la media de la audiencia es del 10,9%, pero durante los primeros días de octubre duplicó este dato e incluso el 1-0 rozó el 30%.

El canal, que pertenece a la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (junto a 3/24, la infantil Super 3/33 y el canal deportivo Esport 3) ha sido regado casi sin límites por la Generalitat en la última década. Pese a los recortes obligados de los últimos años, es con mucha diferencia la televisión con el mayor apoyo económico de su gobierno. Su presupuesto para el año 2017 es de 236 millones de euros. Cuatro veces más que Telemadrid, por ejemplo. De todo el presupuesto que la Generalitat destina a la comunicación y a "optimizar las ayudas a instituciones, entidades y empresas privadas en el ámbito de la comunicación", el 75% va a parar a TV3.

Gasto de las televisiones autonómicas
Gasto de las televisiones autonómicas / Nerea Bilbao


Si se suman los presupuestos de las 13 televisiones autonómicas de España (la nueva televisión valenciana aún no emite), acumulan 923,5 millones de euros, de los cuales los medios televisivos catalanes representan el 25% del total. Las siguientes autonómicas con mayor apoyo económico son Canal Sur (Andalucía) EiTB, (País Vasco) y TVG (Galicia).

Años de pérdidas y rescates de la Generalitat

Solo en los último cinco años, la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales ha perdido 56 millones de euros (25 de ellos en 2014) y solo en 2016 cerró con 118.000 euros de beneficios. Un beneficio ‘irreal’, ya que se ha visto obligado a pagar más de 1 millón de euros a sus empleador por recortar de forma unilateral diversas remuneraciones en el pasado.

TV3 tiene otro problema. Cada vez ingresa menos por publicidad y mantiene una estructura colosal. Cerró el año 2016 con un total de 2.312 empleados, cuando el resto de televisiones autonómicas cuentan con unas 5.000 en su conjunto. La única televisión pública con más trabajadores es TVE, que cuenta con 5.906 empleados totales. Ni Mediaset (1.274 trabajadores) ni Atresmedia (2.022 empleados) cuentan con una plantilla como la televisión catalana a pesar de que cubren todo el territorio nacional.

Pero la Generalitat se resiste a hacer recortes y prefiere inyectar dinero para asegurar el futuro de la televisión. Hace unos meses otorgó 9,4 millones de euros para que afrontara las pérdidas de 2015. Y en junio, otros 75 millones de euros más. Es decir, que TV3 va a recibir este año una suma total de 311 millones de euros a cuenta de Puigdemont.

TV3 reconocía a 31 de diciembre de 2016 un fondo de maniobra negativo de más de medio millón de euros, es decir, que no tiene liquidez para afrontar sus pagos a corto plazo. Sin embargo, la Generalitat salió al rescate y ha inyectado los 75 millones de euros citados, tal y como constan en los presupuestos ya aprobados.

Esta cantidad está destinada a que la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales pueda afrontar las deudas que mantiene con Hacienda, que les abrió unas inspección sobre el IVA de los años 2014 y 2015. TV3 firmó actas en disconformidad por valor de 60 millones de euros a los que hay que sumarle el 20% de la cantidad por la demora, según consta en las cuentas presentadas en el Registro Mercantil. A pesar de las reclamaciones contra las actas, TV3 reconoce que es “posible” que tenga que pagar esta cifra.

Ahora en portada

Comentarios