Sábado, 18.08.2018 - 08:12 h
Entrevista a los concursantes de 'Boom'

Un vaquero, dos parados y un funcionario aspiran a ganar el bote más alto de la tele

José, Valentín, Manu y Erundino llevan ya 162 programas en 'Boom' y nos desvelan sus secretos para poder aspirar a  2,4 millones de euros.

Lobos
 José, Valentín, Manu y Erundino.

Kendal Jenner. Ese nombre no lo olvidarán en su vida José, Valentín, Manu y Erundino. Son los integrantes de ‘Los Lobos’, los concursantes de ‘Boom’ que tras 162 programas aspiran a llevarse el bote más alto de la historia de la televisión en España: 2,4 millones de euros (por ahora).

Hablamos con ellos y Kendal Jenner no es el único nombre que tienen grabado a fuego. La modelo mejor pagada del mundo fue la ‘culpable’ de que no consiguieran hace unas semanas el bote. Era la quinta vez que se quedaban a una respuesta de lo que para Manuel Zapata Flamarique y Valentín Ferrero Merino sería su pasaporte para la jubilación. Ambos están en paro y si Manuel piensa más en el bote como un salvavidas, para Valentín supondría su jubilación definitiva -tiene 61 años-.

En el caso de Erundino Alonso García y José Alfonso Pinto aman tanto su trabajo que no se tiran todavía a la piscina sobre su futuro laboral. Erundino es ingeniero de montes y trabaja en la Junta de comunidades de Castilla La Mancha. "Yo precisamente me dedico a trabajar en la gestión del lobo en la provincia de Guadalajara".  El trabajo de José también tiene que ver con los animales. "Soy pastor", revela. Cuida vacas en su pueblo de no más de 200 habitantes donde es ya más conocido que el alcalde, "gran amigo que cuando estoy grabando programas me cuida las vacas".

Manuel se quedó en paro hace poco y ahora mismo envía críticas de cine a un diario. La vida laboral de Valentín pone de manifiesto la situación de los profesores asociados. El concursante de 'Los Lobos' lo era en la universidad Miguel Hernández y tras varios meses cobrando 250 euros brutos al mes llegó el momento en que le ponían delante una nueva renovación por el mismo sueldo. Pedía una subida a 500 euros mensuales. Valentín ya estaba haciendo 'caja' en 'Boom' y aunque es un apasionado de su trabajo hizo números y comprobó que si trabajaba cinco años ingresaría lo que lleva ganado en el concurso. Al final no firmó y ahí sigue cada tarde intentando llevarse el bote más alto de la televisión.

Saber y Ganar, cantera de los 'cerebritos' de la tele 

Se conocieron un poco por casualidad. Todos habían pasado por 'Saber y Ganar'. José fue el último en formar parte del equipo "y lo hice cuando recibí de Valentín una carta de puño y letra donde me pedía que le llamara". Y ahí empezó la aventura de 'Los Lobos', que se llaman así por el cariño de Erundino a dicho animal y los debates que generaba con el pastor José. 

Ninguno se imaginaba que iban a estar tantos días concursando: ya llevan 162 programas. Y en más de una ocasión lo han pasado verdaderamente mal "porque se requiere de mucha concentración". Todos coinciden en que cada vez son más los equipos que llegan y les ponen en aprietos, aunque sacan su 'espíritu Rafa Nadal' para remontar cuando parece que todo está perdido.

En eso mucho tiene ver el espíritu de cada uno. El orden en el que aparecen lo ha decidido el programa, algo que les gustaría cambiar, sobre todo a Erundino. "Cuando me llega una pregunta es como una patata caliente porque ya han fallado el resto de compañeros y todos sabemos que las últimas preguntas están más envenenadas", confiesa. 

En su ideario José tenía que ser el primero (es capaz de responder correctamente a una decena de preguntas) y le debería seguir Erundino o Manuel (el portavoz que más sufre cuando fallan). El último "tenía que ser yo", confiesa Valentín. Y lo dice "no porque sea el peor, sino porque fui el que menos programas duré en Saber y Ganar". 

Imposible jugar al Trivial con ellos...

Pocos son los que se atreven a jugar al Trivial con estos cuatro 'cerebritos'. José sonríe cuando recuerda la primera vez que jugó a los quesitos. Se lo propusieron unos amigos y cuando empezó a acertar todas las preguntas llegaron a plantearse si se había estudiado antes las tarjetas "y puedo prometer que era la primer vez que veía ese juego". El secreto del concursante que casi siempre que puede el equipo contrario elimina es un amante de la lectura desde los tres añitos "o por lo menos eso decía mi madre".

Otro de sus secretos "que siempre me ha interesado curiosear y leer todo lo que caía en mis manos". Quizá por eso el nombre de Kendal Jenner le duele en especial "porque había desbancado a Gisele Bündchen -el nombre que dijeron al preguntarles por la modelo mejor pagada- dos días antes de preguntarlo en el programa". 

Nombres que nunca olvidarán

Los otros nombres que les han separado de ese retiro dorado son el diseñador de la Casa Blanca (James Hoban), la primera mujer piloto de Fórmula 1 (Maria Teresa de Filippis), el primer musical de Broadway (The Black Crook) y el primer jugador español de badminton (David Serrano).  Esta última Erundino no se la perdona porque "se llama como un compañero mío", bromea. 

Desde Alicante, Guadalajara, Madrid o Navarra acuden a Barcelona para grabar dos días a la semana. En un día dejan K.O. a cuatro equipos. Ellos no quieren ni oír hablar de que se pueden llevar el bote pero lo cierto es que por la calle más de uno les para para darles las gracias por la cultura que ayudan a difundir y mucho ánimo. El lunes volverán a las tardes de Antena 3 para enfrentarse a un nuevo equipo. Mientras, el bote sigue aumentando, al igual que sus récord.  

Las más longevas, hasta ahora en un concurso de Antena 3, eran 'Las extremis' (también en ¡Boom!) que abandonaron voluntariamente el concurso después de 117 programas consecutivos.  Se llevaron 631.500 euros. El bote más alto en la historia de la televisión entregado en un concurso fue el que se llevaron los 'Rockcampers' el 7 de junio de 2016 con 2,3 millones de euros.

Un vaquero, dos parados y un funcionario aspiran a ganar el bote más alto de la tele

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios