Talavante y Saldivar, con dos orejas cada uno, salen a hombros

Sigue la buena racha. Los diestros el español Alejandro Talavante y el mexicano Arturo Saldivar cortaron dos orejas cada uno y salieron a hombros por la Puerta del Encierro en la que ha sido la tercera fecha de la temporada grande 2014-2015 en la Monumental Plaza México, en tanto que Arturo Macías se fue en vacío gracias al puntillero que le levantó a su primer toro.

México, DF, 9 nov.- Sigue la buena racha. Los diestros el español Alejandro Talavante y el mexicano Arturo Saldivar cortaron dos orejas cada uno y salieron a hombros por la Puerta del Encierro en la que ha sido la tercera fecha de la temporada grande 2014-2015 en la Monumental Plaza México, en tanto que Arturo Macías se fue en vacío gracias al puntillero que le levantó a su primer toro.

En una tarde un poco fría pero sin aire que molestara a los toreros, y con una audiencia de más de un tercio de entrada, unas 18.000 personas, se lidiaron ocho toros, siete de ellos de José Marrón.

Los astados resultaron buenos el primero y segundo, mejor el sexto y sin opciones, los tercero, cuarto y séptimo, este de regalo. Uno de Campo Real, el octavo de regalo, fue superior y al señor juez le paso de noche, mínimo merecía arrastre lento. Un toro muy completo.

Macías, ha tenido una actuación firme, torera, siempre con disposición de agradar. Muy bien el primero con capote y muleta, estocada, pero el puntillero marró con la puntilla y el apéndice ganado se esfumó con salida al tercio. El cuarto, protestado por su poco trapío aunque tenía peso, no le dejaron hacer nada. Silencio y en el de regalo hizo el esfuerzo por arriba del toro y escuchó ovación.

Talavante, en el segundo que era magnífico, al rematar en el burladero de matadores cuando se iba iniciar la faena de muleta se estrelló y la gente no lo dejó casi torear, aplausos. El quinto fue muy malo, sin estilo, ni clase. Terminó pronto y obtuvo silencio. En octavo apareció el de Campo Real, bello de hechuras, bravo, noble y con exquisito estilo. Talavante le cuajó una gran faena, pinchazo bajo y estocada caída. Como sea se le otorgaron dos orejas y salida a hombros.

Saldivar, en tercer lugar tuvo un enemigo topón, y realizó momentos bellos y mató pronto. Palmas. Tuvo la suerte de que el sexto fuese un toro con calidad, al que entendió y lo toreo con esa buena clase que reúne el trasteo. Caló en la gente y mató de estocada trasera para conseguir dos orejas y salir a hombros junto con Talavante. Una tarde de mucha importancia para Saldivar, que la necesitaba.

De los toreros de plata saludó en el tercio, Alejandro Prado, tras banderillear al primero. EFE.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios