Miércoles, 20.03.2019 - 09:18 h
Swarovski saca a la venta réplicas

El sujetador de diamantes de Victoria's Secret ya puede ser tuyo por 220 euros

El desfile de la marca de lencería sigue generando titulares después de toda la polémica con la que ha tenido que convivir.

Elsa Hosk
La modelo Elsa Hosk con el 'Fantasy Bra' de este año / Swarovski

Días después aún seguimos hablando del desfile de Victoria's Secret, un acontecimiento que cada año consigue acaparar la atención de la prensa de los cinco continentes. El show, en el que participan las mejores modelos del momento -los llamados 'ángeles' de la marca- ataviadas con la lencería más sexy y atrevida ha sido desde hace años uno de los momentos más esperados. Tanto, que se ha celebrado en diferentes partes del mundo cada año.

Pero las cosas están cambiando. El nuevo movimiento feminista, que apuesta por otro concepto de mujer alejado de los cánones de belleza tradicionales -el de la modelo 90-60-90- y del discurso del patriarcado, le está haciendo especial daño a la firma estadounidense, pues numerosas voces se han levantado contra Victoria's Secret y el concepto de mujer que propone, la cual elegiría su ropa interior solo para agradar al hombre, no a ella misma. Además, creen que su discurso puede ser peligroso, ya que hacen ver que las mujeres deben sufrir para estar perfectas para los demás -las modelos se enfrentan a una dieta muy estricta y a extenuantes rutinas de ejercicios antes del show-.

Un discurso que no solo está restando interés a la emisión del desfile -este año se retransmite el 2 de diciembre-, con una pérdida de más de un millón de telespectadores el pasado año -de 6,6 millones en 2016 a 4,98 en 2017-, sino también impactando en las cuentas de la marca, que el pasado año redujo su beneficio un 15%. Por eso, para contener lo que puede ser una sangría de ventas, Victoria's Secret ha pasado a la acción con una doble estrategia.

Por un lado, mostrarse como una firma 'inclusiva' con una modelo diferente al canon establecido durante décadas. Este año ha participado en el desfile la modelo con vitíligo Winnie Harlow, la cual sufre un problema severo de pigmentación en la piel que se puede apreciar en su físico. Si bien el 'truco' parece no haber surtido el efecto deseado, pues se trata de una mujer con un cuerpo escultural y muy bella, con lo que sigue aferrándose a su prototipo de modelo. 

Pero aún hay más, porque es evidente que Victoria's Secret necesita vender como sea. Por ello, ha sacado a la venta su objeto más deseado que hasta ahora era inalcanzable prácticamente para cualquiera. Hablamos del 'Fantasy Bra', su sujetador más exclusivo que cada año está diseñado junto con la marca de joyería Swarovski y va totalmente cubierto de diamantes, de ahí que cueste varios millones. Este año, en concreto, la pieza lucida por la modelo Elsa Hosk estaba confeccionada con más de 2.100 diamantes y topacios creados por la marca austríaca y estaba valorado en un millón de dólares (880.000 euros).

Elsa Hosk
El 'Fantasy Bra' de este año estaba valorado en un millón de dólares / Swarovski

Con estas premisas, Victoria's Secret y Swarovski han diseñado réplicas del sujetador con el objetivo de convertirlas en el regalo estrella de la Navidad. Se trata, eso sí, de prendas con muchos menos diamantes y detalles de fabricación, pero aún así vendrá firmado por ambas casas y tendrá ese punto ostentoso que tiene el 'Fantasy Bra'. Su precio, 250 dólares, es decir, unos 220 euros, y sale a la venta el 29 de noviembre.

Con este lanzamiento, la marca de lencería espera remontar el vuelo y hacer de la campaña navideña todo un éxito. Lo tiene complicado, ya que desde que se celebró el desfile el pasado día 8 ha tenido que ver más críticas en redes y un movimiento en su contra. Bajo el hashtag #time4respect se agrupan mensajes en contra de las declaraciones del director de marketing de la firma, que al término del show dijo que los transgénero no tenían cabida en el desfile. Parece que ellos solos se meten en la boca del lobo...

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios