Vila-Matas se adentra en el universo cultural de Irlanda en "Dublinesca"

  • Barcelona.- El último libro del escritor barcelonés Enrique Vila-Matas, "Dublinesca", se adentra en el universo cultural y humano de la capital de Irlanda a través de la historia de un editor fracasado personal y profesionalmente que, ha asegurado, no se inspira en su antiguo editor de Anagrama, Jorge Herralde.

Vila-Matas se adentra en el universo cultural de Irlanda en "Dublinesca"
Vila-Matas se adentra en el universo cultural de Irlanda en "Dublinesca"

Barcelona.- El último libro del escritor barcelonés Enrique Vila-Matas, "Dublinesca", se adentra en el universo cultural y humano de la capital de Irlanda a través de la historia de un editor fracasado personal y profesionalmente que, ha asegurado, no se inspira en su antiguo editor de Anagrama, Jorge Herralde.

En rueda de prensa, Enrique Vila-Matas ha afirmado hoy que cuando escribía este libro no sabía que cambiaría de editorial y pasaría de la Anagrama de toda su vida de escritor a Seix Barral, perteneciente al Grupo Planeta, como sucedió el pasado verano.

El protagonista de "Dublineses", de nombre Samuel Riba, es ficción, ha indicado el autor. "Pero tiene mucho de mi -ha añadido- y de otros editores, bastantes", que ha conocido a lo largo de su carrera literaria, vinculada hasta ahora a Anagrama.

"Habría hecho una novela diferente" si el editor de su nueva obra estuviera basado en su antiguo editor, responsable del sello Anagrama, y con el que no se ha visto "desde hace meses", coincidiendo con su 'divorcio' profesional, ha indicado.

No obstante, el autor ha definido su larga relación con Anagrama como "estimulante y libre y, en todo caso, buena", aunque ha reconocido que, como en todas las vivencias de muchos años, se han producido discrepancias, en las que no ha profundizado.

Enrique Vila-Matas "no entendería" que no existieran los editores junto a los escritores en el mundo literario.

"Son parejas trágicas", ha descrito el escritor para hablar de la relación entre las dos profesiones, en la que los editores necesitan de los escritores de tal manera que "a veces se despiertan sudorosos por la noche recordando que los que escriben son los autores".

Convertido desde hace tiempo en escritor de culto, Enrique Vila-Matas (Barcelona, 1948) ha declarado que su nueva obra le ha permitido 'saltar' al mundo anglosajón a través de Irlanda y, especialmente, a Dublín y a sus escritores más venerados -James Joyce y Oscar Wilde- y a otros que no lo son tanto, como Samuel Beckett, poco reconocido en su país, a su juicio.

"Dublinesca" acoge diferentes temáticas como la bebida, el sueño que se cumple, el papel del editor en el mundo actual, la persona mayor con padres ancianos y las relaciones con fantasmas, entre otros.

Por su parte, Vila-Matas, si tuviera que explicar su obra a un amigo la definiría como una especie de paseo privado a lo largo del puente que enlaza el mundo casi excesivo de Joyce, con el más lacónico de Beckett, y, en definitiva, del trayecto que va de la riqueza de un irlandés a la deliberada penuria del otro; de la era Gutenberg -de la que el editor celebra un funeral en la obra- a Internet.

Gracias a "Dublinesca", que surgió de un sueño muy intenso del autor, éste se interesó por la ciudad de Dublín, que ha conocido en varios viajes y que es melancólica, como el tiempo, ha dicho.

También en la capital irlandesa ha participado en la conocida celebración del Bloomsday, que todos los días 16 de junio desde el año 1954 rinde homenaje al personaje principal de la obra "Ulises", de James Joyce, a través de la honorable Orden del Finnegans, a la que pertenece, junto con otros escritores españoles.

"Dublinesca" saldrá a la venta esta semana en España y también Francia, donde el autor barcelonés será el invitado español en la celebración del 30 aniversario del Salón del Libro de París, junto con escritores tan reconocidos de otros países como Doris Lessing, Salman Rushdie y Paul Auster.

Mostrar comentarios