Vuelve a Radio Moscú el legendario "Jorge Olivar", en una novela de su hijo

  • Eusebio Cimorra, conocido en la España franquista como Jorge Olivar, regresó hoy a Moscú, donde fue presentado el libro en ruso "Un hidalgo en el país del frío", un relato de su hijo, Boris Cimorra, sobre la vida del legendario periodista de Radio Moscú.

Miguel Bas

Moscú, 30 sep.- Eusebio Cimorra, conocido en la España franquista como Jorge Olivar, regresó hoy a Moscú, donde fue presentado el libro en ruso "Un hidalgo en el país del frío", un relato de su hijo, Boris Cimorra, sobre la vida del legendario periodista de Radio Moscú.

"Para mí, como hijo y autor, la aparición de este libro en Moscú es hacer volver a mi padre al país donde vivió los mejores 38 años de su vida profesional y personal", dijo a EFE Boris Cimorra.

La presentación del libro tuvo lugar en el Instituto Cervantes de Moscú y también en la sede de "Radio Moscú", a la que Eusebio Cimorra dedicó gran parte de su vida y talento.

La versión rusa se diferencia sustancialmente de la española, editada hace un año en España bajo el título "La voz que llegó del frío" y fue escrita por Boris, quien nació en Moscú y domina el idioma ruso.

El libro relata con lujo de detalles cómo un intelectual de una familia acomodada fue a parar al recién nacido Partido Comunista de España y su desempeño en los turbulentos años de la República, cuando dirige en plena guerra civil el periódico comunista "Mundo Obrero" y se encarga del gabinete de prensa del ministro comunista Jesús Hernández.

Después empezó su exilio en la URSS, que duraría de 1939 y hasta 1977 y que, tras un breve paso por la Komintern, la Internacional Comunista, Cimorra dedicó casi plenamente a las emisiones de Radio Moscú y las ediciones soviéticas en castellano.

Para el lector ruso será de especial interés el relato sobre la lucha contra el fascismo que siguieron librando los republicanos españoles durante la Gran Guerra Patria, como llaman en Rusia a la contienda contra la invasión nazi de 1941 a 1945 y en la que Eusebio Cimorra puso su talento, su pluma y su voz en las emisiones de Radio Moscú.

"Un hidalgo en el país del frío" recoge parte del primer libro que Cimorra escribió en 1970, "El sol sale de noche" y que relata la hazaña de los combatientes españoles en el Ejército Rojo.

"Sin saber apenas ruso y una condiciones de vida que nada tenían que ver con lo que estaban acostumbrados, fueron unos auténticos héroes, muchos de ellos destacados con las más altas condecoraciones de la URSS", explica Boris Cimorra.

Premio "Micrófono de oro" en la URSS por su serie "Un periodista al micrófono", Eusebio Cimorra no pudo contener las lágrimas cuando murió el dictador soviético Iosif Stalin, aunque pocos años antes se salvó por los pelos de la purga estalinista que desató en Moscú la dirección del PCE.

En su vida en el exilio Cimorra conoce a personajes brillantes y menos de la emigración española, entre los que el libro destaca al genial escultor Alberto Sánchez o al asesino de Lev Trotski, Ramón Mercader, entre otros.

Pero el libro es más que un simple relato de un hijo sobre la impresionante vida de un padre brillante, pues también contiene los testimonios y pensamientos de los dos Cimorra sobre lo visto y vivido en España, la URSS y Rusia, y que a veces parecen a punto de enfrentarse entre sí.

Tras su regreso a España Cimorra publica, junto al periodista argentino Andrés Carabantes, su segundo y último libro, "Un mito llamado Pasionaria".

"Cimorra, es la primera vez que leo algo bonito sobre mí", le comentó Dolores Ibarruri.

Lamentablemente, el "periodismo combativo". como él mismo lo definía, no le dejó tiempo para más y Boris Cimorra está convencido que en su padre la literatura española perdió a un gran escritor.

"No sabes lo que es tu padre, que dominio del idioma tiene. Si se hubiera dedicado a la literatura sería uno de los grandes de nuestro siglo", le dijo en 1972 el poeta Rafael Alberti.

Eusebio Cimorra murió en 2008 en Madrid a los 99 años.

Su vida abarcó toda una época, época cruel y contradictoria pero que nunca consiguió quebrantar los ideales desde Radio Moscú compartía con el mundo entero "un comunista al micrófono".

Mostrar comentarios