Viernes, 21.02.2020 - 13:52 h

El fotoperiodista Fidel Raso muestra en Valladolid la "dureza" del día a día en la frontera Sur de Ceuta y Melilla

El fotoperiodista Fidel Raso muestra en Valladolid la "dureza" del día a día en la frontera Sur de Ceuta y Melilla

La exposición está organizada por la Diputación de Valladolid y la Asociación de la Prensa de Valladolid (APV), dentro del "humilde" programa de actos elaborado con motivo del día del patrón de los periodistas, San Francisco de Sales, que se celebra este mismo martes, 24 de enero.

El reportero y periodista natural de Sestao (Vizcaya) y socio de la APV ha explicado que en estas varias decenas de imágenes aborda un asunto "duro, difícil y que ha venido para quedarse", pues si bien se trata de fotografías tomadas aproximadamente entre 2006 y 2014, "la sombra del presente se proyectaba ya sobre el futuro", en referencia al problema del éxodo de refugiados procedentes de Oriente Medio que se recrudeció a partir de 2015.

Además de las fotografías, la muestra se complementa con objetos recogidos en las playas de Ceuta y Melilla, como chalecos salvavidas pintados de negro para dificultar su visión en la noche, remos o incluso dos pequeñas barquitas neumáticas en las que migrantes trataron, sin suerte, de cruzar el Estrecho para llegar a territorio peninsular. También se recogen artículos de prensa de la periodista Tamara Crespo y el propio fotoperiodista en 'El Faro de Ceuta y Melilla'.

Fidel Raso ha explicado que "todas las fotos son duras", pues muestran imágenes tras las que hay historias de dramas humanos de los que el fotoperiodista ha sido testigo. De hecho, ha destacado especialmente dos de ellas, no sólo por que hayan sido galardonadas con el Segundo Premio del Consejo General de la Abogacía y el segundo premio nacional de la Asociación de Informadores Gráficos de Prensa y Televisión.

En la primera de ellas, que recoge el momento en que un agente de la Guardia Civil ayuda a subir a un migrante por una escarpada pendiente que acababa en un acantilado, un momento que, como ha reconocido Raso, fue la única ocasión en la que dejó su cámara en el suelo para tratar de evitar la muerte de esa persona.

"El inmigrante subsahariano empezó a caminar hacia atrás, de frente a nosotros, y lo que tenía detrás era un acantilado. Así que en un francés muy elemental trate de decirle que el agente era un buen policía y que no le iba a pasar nada", ha relatado Raso, quien ha añadido que los protagonistas de la imagen finalmente no sufrieron ningún daño.

En la segunda se ve a un inmigrante, sirio, que amenaza con dejar caer a un bebé de pocos meses por el hueco de un aparcamiento en el que había acampado un grupo de personas, mientras un Policía Nacional trata de convencerle para que no lo haga. El fotoperiodista, antes de explicar que la situación también se pudo resolver, ha aseverado que si el pequeño hubiera caído al suelo habría dejado la profesión.

Así, Fidel Raso ha reflexionado sobre el papel de los periodistas como testigos de lo que sucede y ha reconocido que la profesión "a veces te parte el alma o te mata de hambre".

Ambas imágenes le han servido a Raso para tener un "recuerdo especial" con el trabajo de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en el Norte de África y a los de organizaciones como Cruz Roja, con los que ha compartido noches de saltos de valla e intentos de cruce o revueltas en los centros de inmigrantes.

TRABAJAR "TODOS JUNTOS"

En el marco actual de la situación de los cientos de miles de refugiados que sobreviven de manera precaria en improvisados campos situados en Europa, Raso ha incidido en que este drama "ha venido para quedarse" y va a exigir cambios legislativos en Europa. Por ello, ha instado a la sociedad europea a enfrentarse "todos juntos a este futuro" y colaborar con los políticos para que tengan "lugares de encuentro" en busca de la mejor solución a esta situación.

Por su parte, la diputada provincial Inmaculada Toledano ha reconocido que la exposición le ha causado una notable "impresión" y ha agradecido al protagonista de la muestra que comparta con los vallisoletanos una "realidad incómoda" como puede ser el problema de la inmigración.

Mientras tanto, la presidenta de la APV, Arancha Jiménez, ha recalcado que Fidel Raso, que reside desde hace años en la localidad vallisoletana de Urueña, merecía que se le dedicara una exposición que espera que sea "el mejor homenaje posible".

Jiménez ha ensalzado la "necesaria labor" de los fotoperiodistas, ya que evidencia que, "aunque en una mínima parte" son partícipes de lo que ocurre "en cualquier rincón" del planeta.

La exposición se puede visitar hasta el próximo 5 de marzo en la Sala de Exposiciones del Teatro Zorrilla de martes a domingo en horario de 12.00 a 14.00 y de 19.00 y 21.00 horas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING