Lunes, 20.01.2020 - 16:11 h

HRW reclama la imposición de sanciones y un embargo de armas contra Birmania por la "limpieza étnica"

Human Rights Watch (HRW) ha instado al Consejo de Seguridad de la ONU ha imponer sanciones contra dirigentes birmanos y un embargo armamentístico al Ejército como represalia por la "limpieza étnica" que está efectuando en el estado de Rajine, del que han huido en menos de un mes unos 400.000 miembros de la minoría rohingya.

Aprovechando el arranque en Nueva York de las reuniones de la Asamblea General de Naciones Unidas, HRW ha instado a los líderes mundiales a convertir la crisis de Birmania en una "prioridad" y condenar las "atrocidades" que se siguen cometiendo y que incluyen ejecuciones, saqueos y destrucción de viviendas. Imágenes de satélite captadas entre el 25 de agosto y el 16 de septiembre evidencian la destrucción de más de 220 pueblos.

Un responsable para Asia de HRW, John Sifton, ha subrayado que "ha llegado el momento de imponer medidas más duras que los generales birmanos no puedan ignorar". En este sentido, ha advertido de que las fuerzas de seguridad "están perpetrando limpieza étnica contra los ronhingya sin tener en cuenta la condena de los líderes mundiales".

La ONG ha propuesto que el Consejo de Seguridad de la ONU imponga sanciones que bloqueen la cooperación militar con Birmania, así como las transacciones financieras con empresas vinculadas a su poderoso Ejército.

También quiere una petición expresa para que las autoridades del país asiático permitan el acceso de organizaciones de ayuda y de una misión de la ONU que "investigue las violaciones" de Derechos Humanos que puedan haberse cometido. El Consejo, según HRW, debería "discutir medidas para llevar a los responsables de avisos graves ante la Justicia", lo que incluye la posibilidad de presentar el caso ante el Tribunal Penal Internacional (TPI).

La organización, no obstante, ha pedido a los gobiernos que no esperen al Consejo e impongan por su cuenta prohibiciones de viaje, congelaciones de bvienes o embargos de armas, entre otros castigos. HRW ha reclamado expresamente a Estados Unidos que incluya a la líder birmana, Aung San Suu Kyi, y al jefe de las Fuerzas Armadas, Min Aung Hlaing, en su 'lista negra'.

"Los altos mandos del Ejército de Birmania seguramente atenderán más los llamamientos de la comunidad internacional si sufren consecuencias económicas reales", ha señalado Sifton. "Golpea a los responsables de la limpieza étnica donde duele", ha añadido.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING