JULIO DE ESTE AÑO FUE EL OCTAVO MÁS CALUROSO EN ESPAÑA EN MÁS DE MEDIO SIGLO

El mes pasado fue el octavo julio más caluroso en España desde que el registro histórico de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) comenzara en 1965, puesto que tuvo una temperatura media de 24,9ºC, lo que supone 0,9ºC por encima del promedio de ese mes teniendo en cuenta como periodo de referencia el comprendido entre 1981 y 2010.
El último resumen climatológico mensual de la Aemet, hecho público este lunes, indica que el mes pasado fue cálido o muy cálido en prácticamente toda la España peninsular, Baleares y Canarias. Se trata del octavo julio más cálido en 53 años y el sexto más caluroso en lo que va de siglo XXI, por detrás de los de 2015, 2006, 2010, 2016 y 2013.
En julio hubo anomalías térmicas en torno a 2ºC principalmente en zonas montañosas del interior peninsular y llegaron a alcanzarse valores cercanos a 3ºC en puntos del sistema bético andaluz. En el resto del territorio peninsular, así como en ambos archipiélagos, las anomalías se situaron predominantemente alrededor de 1ºC.
Las anomalías de las temperaturas máximas se situaron en una media de 1,0ºC por encima del valor normal del mes, mientras que las de las mínimas fueron 0,7ºC superiores a las habituales, de manera que se produjo una oscilación térmica diurna 0,3º C mayor que la normal de julio.
Las temperaturas más elevadas medidas por los observatorios principales de la Aemet se produjeron durante la ola de calor del 12 al 14 de julio, con 46,9ºC registrados en el aeropuerto de Córdoba el día 13; 45,7ºC en el aeropuerto de Granada el día 12, y 45,4ºC en el aeropuerto de Badajoz el día 13.
Las temperaturas máximas absolutas de julio batieron efemérides en nueve estaciones principales de la Aemet: 46,9ºC en el aeropuerto de Córdoba (récord desde que esta estación comenzara a tomar datos en 1959); 45,7 en el aeropuerto de Granada (récord desde 1972); 45,4 en el aeropuerto de Badajoz (1955); 44,4 en Jaén (1984); 43,7 en Ciudad Real (1971); 43,5 en la base aérea de Granada (1931); 43,2 en Cáceres (1983); 40,2 en Teruel (1986), y 39,7 en el parque de El Retiro, en Madrid (1893).
En cuanto a las temperaturas mínimas, los valores más bajos entre los observatorios principales se registraron el pasado 1 de julio: 0,5ºC en el puerto de Navacerrada (Madrid), 3,8 en el aeropuerto de Valladolid y 4,5 en Salamanca Aeropuerto.
PRECIPITACIONES
Por otro lado, julio fue húmedo en el conjunto de España al dejar una precipitación media de 18 litros por metro cuadrado, un 10% menos respecto de los 20 litros que figuran como valor normal entre 1981 y 2010.
La distribución espacial de las precipitaciones acumuladas en julio, en muchas ocasiones debidas a tormentas, fue muy desigual, de manera que afectaron principalmente a zonas del centro peninsular, Cantabria, País Vasco, Pirineos, valle del Ebro y este de Baleares.
En extensas áreas de la mitad sur peninsular, el norte de Castilla y León, el este de Galicia, el sur de la provincia de Lleida, Canarias y Baleares, las precipitaciones fueron inferiores a cinco litros por metro cuadrado.
El mes pasado fue seco o muy seco sólo en extensas zonas de la franja norte peninsular, desde Galicia hasta Cataluña, y en pequeñas áreas de Aragón, la Comunidad valenciana, Baleares y Canarias, mientras que en todo el centro peninsular resultó ser muy húmedo, e incluso extremadamente húmedo al sur de la provincia de Ávila y en Cuenca.
En julio llovió más de lo normal en la mitad sur de Castilla y León, Madrid, gran parte de Castilla-La Mancha, valle del Ebro, el noreste de Cáceres, la provincia de Córdoba, el litoral de Murcia y Alicante, el norte de Canarias, el este de Baleares y diversas pequeñas zonas entre Cantabria y Navarra, el sureste de Galicia, el Pirineo de Lleida y el noroeste de Badajoz, donde se duplicaron e incluso se triplicaron los valores habituales.
Por el contrario, llovió menos de la mitad de lo normal en extensas áreas de Galicia, Asturias, el norte de Castilla y León, el interior de Cataluña, Andalucía, Extremadura, las islas de Mallorca e Ibiza, el sur de islas occidentales de Canarias y algunas pequeñas zonas del sur de Castilla-La Mancha, el norte y el oeste de Aragón, el este de Navarra y el centro de la Comunidad Valenciana.
Las mayores precipitaciones diarias entre los observatorios principales se produjeron el día 7 en Cuenca (98 litros por metro cuadrado), Ávila (51) y el eropuerto de Madrid (45), y el 8 en Logroño (82). Esas cantidades representan la mayor precipitación diaria registrada en un mes de julio de la correspondiente serie de cada una de esas estaciones.

Mostrar comentarios