OCTUBRE LLEGA CON TEMPERATURAS VERANIEGAS Y RETRASA EL CAMBIO DE ARMARIO

La estabilidad atmosférica y los cielos despejados en gran parte del país traerán un tiempo veraniego durante la primera semana de octubre, por lo que habrá que posponer el cambio de ropa de temporada para más adelante. Las marcas medias de la semana que viene serán bastante más altas de lo habitual, con un promedio de entre 3-6 grados más de las registradas otros años en las mismas fechas.
Según explicó a Servimedia la portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Ana Casals, gran parte de España disfrutará este fin de semana de cielos poco nubosos o despejados y estabilidad atmosférica, aunque la llegada de dos frentes fríos atlánticos dejará precipitaciones y tormentas en el norte el sábado y en Cataluña el domingo.
Esto hará que el sábado bajen “mucho” las temperaturas en el interior de Cantabria, País Vasco, Navarra, Castilla-León y este de Galicia, con descensos de hasta seis grados en el mercurio. Por el contrario, en el área mediterránea pueden subir hasta cinco grados.
El domingo, según Casals, se invertirá la tendencia (bajan en el Mediterráneo y se templan en el norte de país), para dar paso a una subida bastante importante de temperaturas en la primera parte de la semana.
BASTANTE CALOR
La próxima semana hará bastante calor, con previsiones veraniegas como la que se espera por ejemplo para el martes en Extremadura y el valle del Guadalquivir, donde se alcanzarán los 34-36 grados. El tiempo continuará más caluroso de lo que es costumbre también durante las tres primeras semanas de octubre.
En cuanto a las precipitaciones, la Aemet informó este viernes de que en los últimos meses se han acumulado un 5% menos de media, tónica que parece seguir durante la primera semana de octubre. En las semanas siguientes, según los pronósticos, se recupera la tendencia habitual.

Mostrar comentarios