Domingo, 20.01.2019 - 04:41 h
Mantiene que no la mató

El marido de Romina confiesa que la encontró muerta y se deshizo del cadáver

Romina Celeste Núñez Rodríguez fue vista por última vez la pasada Nochevieja y su marido denunció su desaparición una semana después.

Romina Celeste Núñez desapareció en Nochevieja en Lanzarote
Romina Celeste Núñez desapareció en Nochevieja en Lanzarote

Giro de los acontecimientos en el caso de la desaparición de Romina Celeste Núñez en la localidad de Costa Teguise (Lanzarote). Este lunes, su marido, que está detenido como sospechoso de la desaparición, ha confesado que la encontró muerta en su casa en la noche de Año Nuevo cuando a regresó y que se deshizo del cuerpo "por miedo" tirándolo al mar, según ha adelantado el diario 'La Provincia' y han confirmado a Efe fuentes de la investigación. Por este motivo, especialistas del Instituto Armado activarán desde esta tarde una búsqueda en el mar para tratar de localizar el cuerpo de la mujer.

A pesar de esta confesión, Raúl D.C., que ha confesado que había consumido drogas, ha defendido en su declaración policial que él no mató a la joven, de 25 años, sino que solo discutieron. Según revela 'La Provincia', el sospechoso ha confesado que, en la noche de la muerte, la pareja discutió, por lo que él decidió irse de casa para evitar más peleas cuando Romina le pidió 5.000 euros urgentes para viajar a Paraguay para poder buscar a su hijo

En este contexto, la Guardia Civil ha comenzado a rastrear varias zonas  de Costa Teguise en busca del cuerpo de Romina. Los agentes detuvieron este domingo por la tarde al marido, ciudadano español residente en la isla, después de que los investigadores reunieran "indicios razonablemente suficientes" para responsabilizarle de la desaparición de la joven paraguaya.

Las diligencias practicadas desde su detención inducen a los responsables del caso a pensar que la joven ha muerto, aunque su marido no reconoce haberla matado, sino solo haber tenido una fuerte discusión con ella la noche de Año Nuevo.  

El detenido denunció la desaparición de Romina pasada casi una semana del último día en el que admite haber estado con ella, después de que sus familiares empezaran a preocuparse por la falta de noticias sobre la joven.  Sin embargo, él alegó entonces que no denunció su desaparición antes porque no era la primera vez que cortaba todo contacto con él tras una discusión. 

Se prevé que el hombre pase a disposición judicial el próximo miércoles, 16 de enero, ante el Juzgado de Instrucción Número 1 de Arrecife, con competencias en casos de violencia sobre la mujer. Las actuaciones han sido declaradas secretas. El caso se investiga como un homicidio, si bien las fuentes consultadas señalan que se ha pasado el caso a un juzgado con competencias en materia de violencia sobre la mujer porque se espera demostrar su implicación en los hechos o su confesión total sobre la autoría de los mismos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios