Lunes, 23.07.2018 - 19:26 h

EL INSTITUTO DE POLÍTICA FAMILIAR DENUNCIA QUE ESPAÑA OCULTA 6.000 ABORTOS QUÍMICOS

- A ellos suma más de 33.000 que atribuye a la píldora del día después. El Instituto de Política Familiar (IPF) denuncia que en España hay más abortos de los que reflejan las estadísticas porque algunas comunidades autónomas no registran los abortos químicos, de los cuales asegura que en 2015 se contabilizaron 23.266, entre ellos 5.848 no registrados.
Estos son algunos de los datos del informe ‘El aborto en España. 30 años después (1985-2015)’ presentado este martes en Madrid por el IPF y que apunta que en 2015 se superaron, por tanto, los 100.000 abortos, frente a los 94.188 registrados por el Ministerio de Sanidad. En las últimas tres décadas, según el informe, se han realizado más de 2,1 millones de abortos en España.
“La tendencia a la quimicalización del aborto no sólo pretende desdramatizar el problema, sino también invisibilizarlo”, denuncia el presidente del IPF, Eduardo Hertfelder, que apunta que si se sumaran los abortos por la denominada píldora del día después (PDD), la cifra sería notablemente superior.
“Es muy difícil afirmar cuántos de los 700.000 consumos anuales de la PDD acaban en abortos pero sí podemos afirmar que la PDD tiene un doble efecto: antiovulatorio, pero también anti-implantatario, es decir, es o puede ser abortiva y se está dispensando sin ningún tipo de control administrativo ni sanitario”, agrega. En 2015 un total de 33.572 abortos pudieron deberse al efecto de las PDD, insiste el IPF en el informe.
El documento refleja conclusiones relativas a la incidencia del aborto en la población española durante las últimas tres décadas, que Hertfelder resume en algunos titulares: “El número de abortos que se produce en un año es equivalente a más de un tercio del déficit de natalidad que tiene España; se han realizado más de 2,1 millones de abortos en 30 años de aborto en España, cifra que es superior a la población conjunta de las comunidades de Navarra, La Rioja y Cantabria; los abortos que se producen en un año equivale a la desaparición de más de 60 colegios de tamaño medio (1.500 alumnos) en España cada año por falta de niños; afecta especialmente a la juventud, de manera que ocho de cada 10 niñas menores de 15 años que se quedaron embarazadas abortaron”.
DEL QUIRÚRGICO AL QUÍMICO
El documento insiste en que, en los últimos años, se está produciendo un “trasvase” de abortos quirúrgicos a los abortos químicos, pues uno de cada cinco abortos (el 18% de los registrados en 2015) fueron de este último tipo, cuando en 2010 sólo alcanzaban el 5,5%. De añadir los supuestos casi 6.000 abortos químicos no contabilizados por las autonomías el porcentaje sería de uno de cada cuatro y si, además, se tiene en cuenta el efecto abortivo de la PDD, se alcanzaría el 42% del total, pues cuatro de cada 10 serían abortos químicos.
El informe apunta también que en España se usa el aborto “como un método anticonceptivo más”, pues según las cifras oficiales muchas mujeres son reincidentes: cuatro de cada 10 abortos (35.452 abortos, el 38%) han sido precedidos de otros.
También protesta por considerar el aborto un “negocio” que mueve 70 millones de euros al año, cifra que se desglosaría en la facturación de los 200 centros abortivos (unos 60 millones anuales) más las ventas de más de 670.000 PDD (más de 10 millones).
CON EL PP SE ABORTARÁ MÁS
El IPF también denuncia que las estadísticas oficiales, por errores de contabilización, están “fuera de la realidad” también porque no tienen en cuenta la reducción de la población inmigrante y considera que “no ha habido distinciones” en las políticas sobre el aborto cuando ha gobernado el PSOE o el PP: en 19 años de gobiernos socialistas hubo 1.182.227 abortos y con los ‘populares’ (en 12 años) han sido 918.203 los abortos.
Así, calcula que, de seguir esta tendencia, en 2018 (con 15 años de gobiernos populares) el PP habría superado al PSOE en número de abortos.
En conclusión, para cambiar esa situación que, según el IPF, está ocasionando “consecuencias económicas y sociales” (más gastos sociales en pensiones y sanidad, menos ingresos a la Seguridad Social, menos niños en edad escolar, quiebra del Estado de bienestar, enumera el instituto), propone medidas como derogar la actual ley del aborto y eliminar el supuesto de “riesgo psicológico para la madre”, elaborar una Ley de Protección a la Maternidad, impulsar un Pacto de Estado por la Natalidad y la Demografía y declarar que la PDD tiene, en determinados casos, un efecto abortivo, por lo que el IPF exige que se prohíba su dispensación sin receta médica. Asimismo, el Instituto de Política Familiar reclama promover la adopción nacional y el acogimiento familiar como alternativa al aborto.

EL INSTITUTO DE POLÍTICA FAMILIAR DENUNCIA QUE ESPAÑA OCULTA 6.000 ABORTOS QUÍMICOS

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios